La avalancha de apoyos a favor de la prisión permanente revisable se dispara hasta rondar las 700.000 firmas

La campaña la puso en marcha hace unas semanas Rocío Viéitez, la madre de Candela y Amaia, las niñas de Moraña asesinadas por su padre


Ribeira / La Voz

Cerca de 700.000 apoyos y subiendo. Ese es el balance que al cierre de esta edición arrojaba la campaña de recogida de firmas impulsada a través de la plataforma Change.org por las familias de Diana Quer, Candela y Amaia Oubel, Marta del Castillo, Mari Luz Cortés y Ruth y José Bretón para evitar que se derogue la prisión permanente revisable.

La campaña la puso en marcha hace unas semanas Rocío Viéitez, la madre de Candela y Amaia, las niñas de Moraña asesinadas por su padre, David Oubel, y ayer cobró un nuevo impulso con la alianza entre las cinco familias. A la petición se incorporaron las 400.000 firmas recabadas por Viéitez. A primera hora de la mañana de ayer eran 410.000 las rúbricas registradas y a las siete de la tarde sumaba ya más de 620.000. Las adhesiones al manifiesto publicado por Juan Carlos Quer eran abrumadoras y por la tarde la cifra iba creciendo al ritmo de un millar de signaturas cada diez minutos.

Pena excepcional

«Ojalá pudiéramos volver atrás y evitar los trágicos asesinatos de nuestros hijos, pero la dura realidad es que tan solo puede llegar reconfortarnos un objetivo para el que pedimos tu valiosa ayuda». Así comienza el texto que encabeza la recogida de firmas, que, como explican a continuación las familias, trata de evitar que se derogue la prisión permanente revisable, una pena que, insisten, es excepcional y está «contemplada para casos de extrema gravedad». De esta manera, pretenden que «el legado de la vida de Marta, Diana, Mari Luz, Candela, Amaia, Ruth y José sirva para construir una sociedad más segura, más justa y más solidaria».

La pretensión es reunir con la iniciativa abierta a través de la plataforma Change.org un millón de firmas que serán remitidas al Congreso, que en octubre daba luz verde a una propuesta impulsada por el PNV para pedir la derogación de la prisión permanente revisable. Ahora, la proposición se encuentra en la Comisión de Justicia para su debate, así que las cinco familias consideran que «aún estamos a tiempo». A este respecto se manifestaron ayer PSOE y Podemos. Pablo Iglesias defendía el fin de esta pena porque las leyes no deben basarse en «la venganza», mientras que la socialista Carmen Calvo explicó que «son debates que hay que hacer con mucha prudencia» y añadió que «está puesto en el tablero, pero no ha llegado el día».

Sobre el posicionamiento contrario a la prisión permanente, los impulsores de la campaña a su favor insisten en que con ella no se renuncia a la reinserción del condenado, sino que se prevé que la situación del preso se revise a partir de los 25 años del cumplimiento de la condena.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
49 votos
Comentarios

La avalancha de apoyos a favor de la prisión permanente revisable se dispara hasta rondar las 700.000 firmas