Las maletas viajan a precio de primera

Ryanair abre la vía a las demás aerolíneas a cobrar el equipaje en cabina con la excusa de agilizar el embarque

.

vigo / la voz

El viaje entre A Coruña y Madrid con Air Europa en su tarifa básica se comercializa para los próximos días desde 63,51 euros. Facturar en el mismo vuelo una maleta de hasta 23 kilos, sale por otros 60 euros si la operación se registra en el aeropuerto. La tarifa más económica del viaje que Vueling ofrece a Barcelona desde Vigo está fijada en 29,99 euros. Gestionar una maleta en la bodega tiene un recargo de otros 13 euros. Y volar con Easy Jet de Lavacolla a Basilea puede hacerse por 35,82 euros. El equipaje saldrá por 39,31 euros.

La penalización por facturar maletas aumenta día a día en las compañías aéreas que operan en Galicia, como vía para aumentar sus ingresos entre los viajeros que optan por las tarifas de menor coste; como fórmula para empujar a esos usuarios a contratar una tarifa superior que lleve incluida la facturación gratuita, y finalmente como medida disuasoria para evitar carga a mayores que ralentiza las operaciones de embarque y desembarque.

A esta última circunstancia se ha agarrado Ryanair para cambiar desde mañana la política de equipajes en la aviación comercial europea, al pasar a cobrar una tarifa de cinco euros en concepto de embarque preferente a todo aquel que quiera acceder a sus asientos con la maleta de mano tipo trolley que hasta ahora permitía la aerolínea y que, de momento, consienten la mayor parte de sus competidores. La compañía presidida por Michael O'Leary basa una parte de su rentabilidad en mover continuamente sus aviones con la estancia más reducida posible en los aeropuertos de destino. Un embarque y un desembarque rápido permite aquilatar el tiempo que sus aparatos pasan volando cada jornada y rentabilizando aviones y tripulaciones.

Ryanair vende al público dicha máxima empresarial bajo la excusa de lograr una mayor puntualidad para sus usuarios que la que ofrece hasta el momento, pese a que según la propia compañía pasó a ser del 96 % tras anular los viajes que no podía atender por falta de pilotos el pasado otoño. De hecho, la aerolínea sube a 6 euros el coste del suplemento que garantiza prioridad en el embarque si dicha opción se contrata en el propio aeropuerto hasta dos horas y media antes de la salida. Y tampoco de esa manera garantiza que la maleta pueda ser llevada hasta el portaequipajes de la cabina, ya que reduce a las primeras 90 tal posibilidad, desviando sin cargos el resto a la bodega, siempre que no superen los 10 kilos de peso. Hasta los 25 kilos se podrán ahora facturar pagando 25 euros más, que pasan a 35 en el caso de que se vuele en Navidad, Semana Santa y verano.

Al giro de tuerca que las compañías aéreas le están dando a los equipajes se han empezado a apuntar también las firmas que operan en largo radio. Norwegian ofrece una tabla de tarifas para las maletas más amplia que la que recogen las distintas opciones de asientos además de no dar la posibilidad de facturar de forma gratuita a los billetes más económicos, opción a la que se han sumado Air Europa y Level en sus largas distancia.

Desde mañana, los usuarios de Ryanair sin embarque preferente solo podrán acceder a la cabina con bolsos de mano o bultos similares con medidas de 35 ancho, por 20 de alto y 20 centímetros más de profundidad.

Iberia, Iberia Express, Air Nostrum y Easy Jet son las aerolíneas que permiten el equipaje de mayores dimensiones de cuantas operan en Galicia, (56x45x25). El grupo de Iberia cobra 15 euros por llevar una segunda maleta de hasta 23 kilos. El precio baja a 13 euros con Vueling y sube a 30 con Air Europa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Las maletas viajan a precio de primera