Malestar entre los usuarios de la AP-9 ante el primer aumento de los peajes

Creen que las subidas de precios no sirven para mejorar la calidad de la autopista

Indignación de los usuarios de la AP-9 ante el primer aumento de los peajes Este lunes se ejecutó el primer tramo de la subida de tarifas, un 1,91% que, en el caso del recorrido entre Ferrol y Tui supone pagar cuarenta céntimos más

Redacción

Ayer fue el día en el que se ejecutó la primera fase de la subida de los peajes de la AP-9, la basada en el incremento medio del IPC, que aumenta las tarifas en un 1,91 % genérico a nivel estatal y que se refleja en un incremento de 40 céntimos en el tramo completo entre Ferrol y Tui, que pasa de 20 euros a 20,40. A falta de que se concreten las subidas restantes relacionadas con las obras de ampliación en Rande y Santiago y la bonificación del viaje de vuelta entre Pontevedra y Vigo -que supondrán un 1,9 % más-, los usuarios que utilizaron ayer el autopista no dudaron en mostrar su indignación ante una subida que se suma a otras encadenadas en los últimos años y que penalizan el uso de la arteria que comunica la zona más poblada de Galicia.

«Me esperaba una subida, pero no tanto»

El gesto de Raúl Martínez, de 27 años, lo dice todo. «Me esperaba una subida, pero no tanto. Creo que en esta ocasión estamos pagando todos el puente de Rande», dijo en alusión a las obras de ampliación del acceso sobre la ría de Vigo que aún no se refleja en la tarifa, pero que se añadirá en unos meses. Raúl Martínez es de A Coruña, pero no vive en la ciudad ahora y usa mucho la autopista, aunque señala que se pensará más ahora «venir por la carretera general, porque la han arreglado y está muy bien», así que es posible que comience a usarla.

Para José Lago, vecino de Bergondo, «este año se pasaron con la subida». «No se justifica una subida tan grande, sobre todo con las carencias de esta autopista», asegura un conductor que utiliza a diario esta vía de alta capacidad. Según Lago, «hay zonas que necesitan más señalización e iluminación. En los peajes cada vez hay menos gente y más máquinas», dice, cuestión que también denuncia Araceli Lamas, residente en Madrid que en estas fechas está de visita en Ferrol.

La plataforma Todos contra la Subida de los Peajes, que cuenta con cerca de 900 miembros en Facebook, lleva varios días lanzando duros alegatos contra el incremento de precios, que consideran «desproporcionado, injusto y perjudicial para el desarrollo de Galicia».

Un miembro de esta plataforma, Xosé Ramón Nóvoa, compartió un recibo de la autopista que guarda desde el 2007. «A Coruña-Vigo valía 11,65 euros y hoy 15,50 (3,85 euros más). No lo calculéis. Sí, es más de un 35 % de subida. ¿Algún mileurista del comienzo de la crisis hoy cobra 1.310 euros?», ironiza.

María Bello, encargada de la única estación de servicio del tramo Miño-Ferrol, asegura que no saben qué repercusión tendrá la subida en el negocio de su empresa. «Evidentemente, va a afectar negativamente a nuestro negocio, como ya ocurrió con las subidas anteriores. Desde la llegada de la crisis perdimos muchos clientes y hay otros que paran ocasionalmente y nos dicen que, salvo emergencias, sus empresas les prohíben terminantemente usar la AP-9». Diego Ibeas, residente en Cataluña que vuelve a Galicia por Navidad, considera que el precio podría mantenerse «porque ya era bastante alto». «En todo caso, las subidas no son exclusivas de aquí. En Cataluña pagas tanto de peajes como en Galicia o más», añade.

En Vilaboa (Pontevedra), en la estación de servicio, Odilo Barreiro se muestra muy crítico con la medida: «É indignante e unha estafa. Inauguraron sen as obras rematadas, falta iluminación e creo que as pasarelas que unen cos carrís centrais están sen rematar. Non podes pagar máis de Ferrol a Vigo que de Ferrol a Madrid», critica. Esta opinión contrasta con la de Jesús Giraldo, que reside en Lisboa: «Vengo mucho a Galicia y no me parece que la subida suponga mucho. A mí no me molesta».

En la estación de servicio de Teo, previa al peaje de Santiago, Manuel se pregunta por las razones para seguir subiendo un peaje «cuando la autopista está más que pagada». Raquel, de Pontevedra, manifestó su desacuerdo con la medida e incidió en que se acometen unas obras «para beneficiarse ellos y pagarlas nosotros». Carmen, de Padrón, asegura usar muy poco la autopista: «Solo para emergencias, y hoy porque está muy malo el día, así que la subida no la notaré mucho».

A Ana Gorina, de Carballo, no le parece un exceso la subida conjunta de 40 céntimos en toda la autopista. Sin embargo, prefiere denunciar que el peaje de Carballo-A Coruña «es una barbaridad para el trazado que es y la distancia». A pesar del incremento de los precios, usuarios como Alberto Rodríguez se ven obligados a utilizar la AP-9 en su rutina diaria.

Con información aportada por Nieves Amil, Juan Torreiro, Chema Corral y Marga Mosteiro 

Rajoy también cortará la cinta en Santiago

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, presidirá mañana en Santiago el acto de puesta en servicio de las obras de ampliación del tramo de circunvalación de la AP-9 en Santiago, después de haber hecho lo mismo el pasado fin de semana con la obra para mejorar la capacidad del puente de Rande. De hecho, la puesta en funcionamiento de todos los nuevos carriles de circulación entre las salidas norte y sur de Santiago aún no se ha hecho efectiva. A lo largo del recorrido todavía permanecen los conos, que impiden el uso del último carril, que coincide con el de salida de la vía. 

Votación
10 votos
Comentarios

Malestar entre los usuarios de la AP-9 ante el primer aumento de los peajes