El juzgado de Ribeira reabre el caso de Diana Quer

El juez ordenó el pasado mes de abril el sobreimiento temporal de la causa por falta de indicios

;
El ADN confirma que el cuerpo hallado en Rianxo es el de Diana Quer Los huesos de Diana revelarán cómo murió

Vigo / La Voz

Las últimas novedades en el caso de Diana Quer, que han puesto fin en los últimos días a casi un año y medio de incógnitas alrededor del paradero de la joven madrileña que fue vista por última vez en A Pobra en agosto del 2016, ha provocado que el juez reabra el caso, según confirman fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. El juzgado de Ribeira que investiga su desaparición ordenó el pasado mes de abril el sobreseimiento de la causa ante la falta de indicios. El juez encargado del caso, con buen criterio, ordenó suspender la parte judicial para no agotar los plazos de instrucción marcado por la normativa interna y darles así más tiempo a los investigadores de la Guardia Civil, que finalmente han logrado resolver el caso.

Este martes, la Guardia Civil, explicaba en A Coruña que el Chicle, encarcelado como presunto autor del crimen de Diana Quer, era el principal sospechoso desde noviembre del 2016. El intento de rapto a una joven en Boiro el día de Navidad precipitó los acontecimientos, y finalmente se detuvo a José Enrique Abuín Gey que terminó confesando en el lugar en el que se halló el cuerpo de Diana Quer.

El padre de la joven asesinada, Juan Carlos Quer, pidió a través de una carta que «esto concluya con una condena que sea ejemplar» y la madre, Diana López-Pinel, se personará como acusación particular en la causa judicial que investiga la muerte de su hija, según ha señalado a Europa Press su abogado, Pedro Víctor de Bernardo.

Caso Diana Quer: «La metí en el coche, le até las manos y dio patadas todo el rato. En Rianxo la estrangulé»

Javier Romero
;
El Chicle llega a la cárcel de Teixeiro El supuesto autor del crimen de Diana Quer pasará su primera noche entre rejas después de que la jueza de Ribeira ordenase su ingreso en prisión incomunicada y sin fianza

Mientras se buscaba el cuerpo de Diana, Enrique Abuín dijo: «Quise violarla y no pude. Era la primera vez que lo intentaba»

Diana Quer acabó en el pozo de una nave abandonada con dos bloques de cerámica atados al cuerpo. El culpable no buscaba dinero ni raptarla, quería violarla. José Enrique Abuín Gey, el Chicle, es el autor confeso. El domingo por la mañana, en Asados (Rianxo) y tras 48 horas detenido por este crimen y un intento de secuestro el día 25 en Boiro, acompañó a la Guardia Civil en el registro de la nave, mientras los buzos recuperaban el cuerpo de la joven que él mismo introdujo en la madrugada del 22 de agosto del 2016. A cuentagotas, y gracias a la mano izquierda de los agentes que lo custodiaban, se vino abajo definitivamente, según explican testigos. «La vi en A Pobra, iba sola, la cogí y la metí en el coche, le até las manos y no paró de dar patadas durante todo el viaje. Al llegar a Rianxo -no aclara en qué ubicación- la estrangulé, pero me puse muy nervioso al verla muerta, así que vine a la fábrica y la tiré al pozo», expuso en presencia de casi una decena de personas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El juzgado de Ribeira reabre el caso de Diana Quer