La abuela de Galicia celebra su 113 cumpleaños en cama por una gripe

Avelina Mouzo Leis, que cumple en Nochebuena, lleva cuatro años y medio siendo la mujer de más edad

.

CARBALLO / LA VOZ

Avelina Mouzo Leis lleva 4 años y medio siendo la reina de la edad. Avelina I de Galicia, mucho más con esos dos apellidos que están en el ADN de la Costa da Morte. Pero sus 113, cumplidos la mejor noche del año, la Nochebuena, también le dan saldo suficiente para ser la tercera persona más anciana de España. La primera le saca un año; la segunda, un varón de Badajoz (el hombre más viejo del mundo), once días. Hace nueve que falleció Ana Vela, a los 116, una cifra que tardará en superarse. Pero también los 113 parecían casi inalcanzables hace solo un decenio, y ahí está Avelina, nacida en Cereixo (Vimianzo), y que reside en A Ponte do Porto (Camariñas, 5.486 habitantes) desde que se casó, con 25 años. Según los registros de los expertos en supercentenarios internacionales, especialmente el que coordina en España Emilio Ibáñez, ya ocupa el puesto 19 en el mundo.

Pero hay algo que las estadísticas no miden, y deberían: la vitalidad. Algo que siempre la ha caracterizado es su fuerza, buen humor, ánimo por el trabajo, autonomía. De hecho, es la primera vez que no puede celebrar su cumpleaños como se merece alguien que ya ha entrado en la historia. Una gripe (y eso que tenía la vacuna) la obligó a guardar reposo, y a dormir, justo cuando el alcalde de Camariñas, Manuel Valeriano Alonso (PSOE), y la teniente de alcalde, Sandra Insua, se acercaron a su casa para entregarle un ramo de flores y un regalo, que cada año va variando y convierten su salón en un escaparate de trofeos de longevidad: un tapete de encaixe (palilló casi 100 años), un reloj (que en su caso lleva otra cuerda), un álbum de fotos, una placa... Esta vez tocó una escultura cubista o cúbica de una palilleira. La vio al levantarse un ratito por la tarde, el tiempo justo para recibir la tarta de cumpleaños que preparó su familia. Cuenta una de sus nietas, la que la cuida a diario, que ya estuvo pachucha en otras ocasiones, y de todas salió bien. Nunca fue de médicos. Salud debería formar parte de su nombre. Igual el lugar también ayuda: a unos metros viven una mujer de 102 años y otra de casi 100. Será casualidad. De todos modos, en la Costa da Morte el segundo concepto es meramente indicativo: los centenarios se dan aquí casi mejor que los naufragios.

Si el virus no lo impide, Avelina tiene ante sí una vida llena de retos. Algunos ya están cumplidos, como ser la primera gallega en cumplir los 113 años en el siglo XXI, y ya antes los 112. Si llega al 25 de julio del 2018, habrá superado el récord absoluto de Carmen Figueiro Freiría (1883-1997). Si alcanza los 114 será la primera gallega en la historia en hacerlo. Puestos a buscar retos, el 25 de enero del 2019 le toca celebrar su millón de horas de vida. Además, indica Ibáñez, Avelina ya ha superado a Josefa Salas Mateo, la única española que tuvo el título de persona más longeva del mundo. Falleció en 1973, y entonces los 113 que tenía sí que parecían algo de otro mundo.

Mientras, sus retos son los del día a día, como hasta ahora. Comer, hablar, bromear, valerse por sí misma. Agradecer las palabras del alcalde y del fotógrafo, reírse agradecida cuando le dicen guapa. O pronunciar la frase de su vida: «A vellez é moi triste». Será la de los demás.

.

Más de 1.200 mayores de 100 años viven en la comunidad

Galicia es una comunidad longeva. A comienzos de este año vivían en la comunidad 1.208 centenarios como Avelina Mouzo. Las previsiones del Instituto Galego de Estatística (IGE) del 2010 indicaban en el 2020 Galicia tendría 1.441 centenarios. Pero la realidad está muy por encima de ese cálculo porque ya en el 2015 había 1.419 mayores de cien años.

Después de Castilla y León, Galicia es la comunidad española con mayor índice de habitantes con cien o más años, y se sitúa entre las que tienen un peor futuro demográfico. Por provincias, es la de Pontevedra la que tiene más centenarios, con 377 mayores de 100 años. Le siguen A Coruña, con 358 centenarios; Ourense, con 240, y Lugo, con 233.

Y la tendencia es negativa. Hace 17 años, los mayores de 75 años representaban el 8,5 % de la población, pero en la actualidad el porcentaje supera los 12 puntos. Casi 350.000 gallegos tienen 75 o más años, y prácticamente uno de cada cinco habitantes ya están por encima de la edad de jubilación. El peso de los mayores sobre el censo de Galicia no hace más que incrementarse. Ahora hay un 24 % de gallegos en edad de jubilarse. Si se cumplen las previsiones estadísticas más pesimistas, esa cifra llegará al 41 % en el 2051.

Votación
10 votos
Comentarios

La abuela de Galicia celebra su 113 cumpleaños en cama por una gripe