Sobrevive tras andar 20 kilómetros a -4 grados

Una mujer de 79 años de Outeiro de Rei, en Lugo, se desorienta, pasa toda la noche por los montes y es hallada con vida


LUGO / LA VOZ

Rara es la vez que desaparece una persona mayor y se la encuentra en menos de 24 horas y con vida con un frío invernal. La historia ocurrida entre los municipios de Outeiro de Rei y Cospeito, en Lugo, es una de esas excepciones.

María Asunción Trigo Lombao, conocida como Anuncia en la parroquia de Silvarrei, en Outeiro de Rei, donde reside con su hijo y su nuera, salió pasadas las tres de la tarde del miércoles a dar su habitual paseo. La mujer, residente en Gerona hasta hace seis años y que cumplió 79 el 14 de diciembre, se desorientó y se salió de las pistas por las que camina diariamente. Se perdió por los montes de la zona, pasó toda la noche andando, cruzó varios puentes y ayer por la mañana llegó a Pino, una parroquia del municipio de Cospeito situada a más de 20 kilómetros de su lugar de residencia. Todo esto a cuatro grados bajo cero y con un forro polar, un pantalón de chándal, unos zuecos de goma y su inseparable vara.

Su nuera empezó a preocuparse sobre las siete de la tarde. Pasaron las horas y Anuncia no llegaba a casa. Llamó a su marido y alertaron a la Guardia Civil. Tras buscarla hasta altas horas de la madrugada, cancelaron la búsqueda para retomarla al día siguiente. Ayer por la mañana, el equipo cinológico de la Guardia Civil de Ourense, patrullas de seguridad ciudadana, Protección Civil y vecinos peinaban la zona, pero ni rastro. Y es que mientras el operativo de búsqueda se desplegó en la zona de Outeiro de Rei, Anuncia aparecía en Pino, Cospeito.

Estaba mojada y presentaba algunos rasguños en las manos, las piernas y la cara, tras pasar toda la noche por los montes. «Estaba plantando unha camelia e chegou unha muller camiñando pola pista. Empezou a falar, pero xa notamos que estaba desorientada, porque falaba de Xirona e Silvarrei. Chamamos á nosa filla e avisou á Garda Civil de Cospeito. Mentres agardabamos polos axentes, entretivemos á muller para que non marchase. Chegaron os gardas, falaron con ela e levárona ao centro médico de Cospeito», indicaron Josefa y Suso, vecinos de Pino.

La alerta de estos vecinos y la inmediata presencia de la patrulla de la Guardia Civil de Cospeito pusieron fin a la caminata de Asunción, que por otra parte evitó que se congelara.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Sobrevive tras andar 20 kilómetros a -4 grados