Jueces y forenses alertan del aumento de personas que fallecen en soledad

«No se refleja en las estadísticas, pero es evidente que está pasando algo», dice un patólogo

.

vigo, a coruña / la voz

En apenas dos años, Vigo ha registrado varios casos de muertes en soledad. Una mujer de 50 años con síndrome de Down murió tras ser hospitalizado su padre. Las amigas que la visitaban la vieron mal y alertaron a los servicios sociales. La Fiscalía de Protección al Menor y al Discapacitado insiste en que los vecinos han de alertar de dramas sociales o miseria. En el 2016, un indigente con síndrome de Diógenes murió enterrado en la basura que acumuló en su portal. Tenía 4.500 amigos en Facebook y 500 contactos en Linkedin y acabó en una tumba sin nombre. Hace unos meses, los peatones hallaron a un hombre que pasó muerto dos días en un coche aparcado en una céntrica rotonda. Y hace unas semanas, apareció el cadáver de un anciano que llevaba un mes fallecido en casa por un infarto.

El patólogo forense del Imelga en Vigo, José Luis Gómez Márquez, señala que «la realidad de las cosas es que cada vez más ancianos viven solos y la cobertura familiar es casi inexistente. En otras ocasiones esto también depende del entorno vecinal y de relaciones de amistad y conocidos. Hay gente que vive sola pero se preocupa de estar relacionada y otros no tienen esa posibilidad». «Desde hace años esto va a más y hay más casos, aunque no se reflejan en las estadísticas. Es evidente que está pasando algo», dice. Por su parte, la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Vigo, María Jesús Fernández Paz, explica que no solo se encuentra «a ancianos que llevan tiempo fallecidos en sus casas, sino también a otras personas a las que nadie echó de menos». Esta jueza de guardia confirma que «hay más casos ahora en domicilios de personas que vivían solas y sufrían alguna patología. Es un problema social y es verdad que esto se debe a un cambio social, porque los núcleos familiares son más reducidos. El concepto de familia varía y hay más gente que vive sola: el mayor número de muertes es la consecuencia. Es un problema social y preocupante».

Añade que el juzgado no tiene competencias para tomar medidas, pero que alerta a los servicios sociales en casos específicos y puntuales por temas humanos cuando tiene noticia de dicha necesidad. «No es función del juzgado adoptar otras medidas que corresponden a los servicios sociales», señala.

Una letrada judicial con gran experiencia cree que la clave está en una disminución de la tradicional solidaridad familiar: «Muchas veces hay que preguntarse si los hijos visitan tanto a los padres como deberían».

Fuentes de los bomberos de Vigo calculan que cada tres meses aparece una persona fallecida que vivía sola en casa. La Policía Local o familiares los alertan para que abran la puerta del piso.

Cada vez mayores y cada vez más solos. El número de personas que viven consigo mismas aumenta año tras año. Hay en Galicia 116.368 personas mayores de 80 años que viven solas. Una de ellas era Manuel Valdueza, un viudo de Cambre que falleció solo en casa a los 90 años y nadie lo echó en falta hasta que meses después, el pasado 17 de julio, un ladrón entró en su domicilio y se encontró con el cadáver en el salón. El ratero huyó, dejando la puerta abierta. Así fue como los vecinos descubrieron que Manuel llevaba muerto meses. Diez días antes, a menos de tres kilómetros del domicilio de aquel hombre, aparecía el cuerpo momificado de una mujer de 56 años. Fueron los vecinos los que alertaron del fuerte olor que salía de su vivienda. Llevaban cinco años sin verla, desde que había muerto su madre, a la que cuidaba. «Se quedó sola y deprimida», recordaba entonces uno de los residentes en esa casa de O Portádego, en Culleredo.

Estos casos en los que el cuerpo de la persona se descubre meses después de morir son «aislados». Lo que sí ocurre «cada vez con más frecuencia» es la aparición de personas muertas que viven solas y no tienen un contacto diario con sus familiares, según contaba ayer un médico forense del Imelga, en A Coruña. No pasan meses, pero sí días o semanas.

Sube en Galicia el número de muertes por demencia, pero la primera causa son las patologías del sistema circulatorio

 

E. Á.

En el año 2016 murieron en Galicia 31.757 personas. La principal causa de muerte son las patologías relacionadas con el sistema circulatorio, que provocó 9.971 fallecimientos. Dentro de este grupo se incluyen las insuficiencias cardíacas, infartos, enfermedades hipertensivas, trastornos cerebrovasculares y otras patologías del corazón. Y la segunda causa es el cáncer. Los tumores de todo tipo dificultan la vida de 8.705 gallegos al año. Tráquea, bronquios y pulmón se llevan la peor parte, con 1.605 muertes en el año 2016.

Pero tal y como acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE), los trastornos seniles y preseniles, así como el alzhéimer, provocan cada vez más muertes en Galicia. En el 2016 fueron 2.269 en el primero de los casos y 807 en el segundo, frente a los 1.276 y 723 del 2010, respectivamente, lo que implica un incremento del 35 % en seis años. El INE contabiliza en otra categoría la senilidad, que causó 86 muertes en un año.

Las enfermedades del sistema circulatorio son la principal causa de muerte en la mayoría de las comunidades autónomas. Si se tienen en cuenta las tasas estandarizadas, es decir, ajustadas a la edad y tipo de población, Galicia presenta más mortalidad que la media tanto por este tipo de patologías como por los tumores. En el caso de las enfermedades respiratorias, las terceras en número de fallecimientos, la comunidad gallega está por debajo de la media.

Hombres y mujeres

Aunque en general la principal causa de muerte procede de fallos en el sistema circulatorio, entre los hombres es mayor el número de fallecimientos por cáncer. De las más de 31.000 muertes en un año, solo 1.272 se atribuyen a causas externas. De estas, las caídas accidentales, 414, y los suicidios, 338, provocaron el mayor porcentaje de muertes. También se registraron cuatro por complicaciones en la atención médica y quirúrgica.

En España el número de defunciones bajó casi un 3 %, un 2 % menos en el caso de los hombres y un 3,7 % en el de las mujeres. Pero en el caso de Galicia el envejecimiento no perdona, y la cifra del 2016 es la más alta al menos de los últimos diez años. En el 2015 se superó la barrera de los 31.000 fallecidos, mientras que en el 2016, aunque el aumentó fue muy pequeño, se llegó ya a las 31.757 defunciones.

«Encontramos a un octogenario tirado en la cocina y mordido por sus perros» 

T. TABOADa

José Luis Regueiro (A Fonsagrada, 1987) es técnico de emergencias sanitarias en Salutrans y regenta una funeraria en este concello de la montaña. Dados sus empleos, es natural que atesore numerosas experiencias de lo más rocambolescas. Una de las más impactantes ocurrió hace dos años en Sanformar, una localidad del municipio lucense de Negueira de Muñiz ahora deshabitado. Se encontró con que su único vecino, un octogenario, llevaba muerto en la cocina de su casa más de una semana y presentaba signos de haber sido mordido por sus perros.

Un particular alertó a los servicios de emergencias de que hacía días que no veía a su vecino (que vivía solo). «Iba con un compañero y, cuando llegamos a la casa, el que dio la alerta nos decía que no pasáramos porque había muchos perros y estaban hambrientos. Cuando nos indicó que los había conseguido meter en un cuarto, nos dijo que aun así la situación era peligrosa. Tras entrar, nos encontramos al hombre tirado en la cocina, con algunas prendas y varias partes de su cuerpo mordidas por sus perros. Llevaba más de una semana muerto y los signos de descomposición eran evidentes», relata José Luis Regueiro.

Según indica este veterano técnico de emergencias, casos como el del Negueira de Muñiz no son excepcionales. «Personas mayores que viven solas y son los vecinos los que alertan porque hace días que no los ven. Acudes a la casa y te los encuentras muertos. Tirados en el suelo, en la cama, en el baño...», concluye.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Jueces y forenses alertan del aumento de personas que fallecen en soledad