Íñigo de la Serna: «Que nadie piense que los plazos del AVE son holgados. No podemos relajarnos»

Pablo González
Pablo González REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Pablo GonzálezXoán A. Soler

De la Serna asegura que no habrá «ningún problema de disponibilidad presupuestaria» para la línea ferroviaria

21 dic 2017 . Actualizado a las 18:39 h.

Un año después de su nombramiento como ministro de Fomento, Íñigo de la Serna (Bilbao, 1971) pisó de nuevo el empedrado de la plaza del Obradoiro. En aquella ocasión vino con el objetivo de preparar a los gallegos y al presidente Feijoo para un nuevo retraso en el plazo del AVE del que no era responsable. Ayer, en una mañana quizás más fría que aquella, volvió para defender y explicar sus propios compromisos, explicitados con todo detalle en una carpeta de la que nunca se separa, su brújula política para orientarse en la selva de reclamaciones territoriales que debe gestionar su departamento.

-¿Después de aquella primera cita, podríamos decir que Feijoo ha sido exigente o complaciente con Fomento?

-El término exigente se puede malinterpretar. Es un presidente que está muy encima de los temas y domina los proyectos. Mantiene un contacto permanente para agilizarlos. Creo que defiende los intereses de Galicia mejor que ninguno.

-¿Al nivel de otros presidentes de distinto color político?

-Es un presidente muy reivindicativo. Procura que se impulsen todos los compromisos. Es una de sus funciones y la ejerce muy bien. Lo hace desde una posición muy constructiva, desde la lealtad y la colaboración institucional. Hay quien puede confundir la lealtad con una disminución del nivel de exigencia. No creo que tenga nada que ver.

-¿Asume que el Estado tiene una deuda pendiente con Galicia?

-No hay ninguna comunidad que no sienta que el Estado tiene una deuda con su territorio y que crea que debe recibir más inversiones. Nosotros sí que entendemos que hay que seguir invirtiendo en Galicia y que hay determinados déficits que hay que ir cubriendo y sobre todo uno: la llegada de la alta velocidad.

-Usted es de una comunidad del norte [Cantabria] y entiendo que conoce la problemática...

-La conozco perfectamente. Soy consciente de la situación de los territorios periféricos.

-De esa carpeta de compromisos que lleva siempre encima, ¿cuál es el que más le preocupa de Galicia?

-Sin duda cumplir con los plazos de la alta velocidad. Éramos conscientes de los problemas técnicos y administrativos en el desarrollo de la obra y queríamos adquirir unos compromisos que pudiéramos cumplir. Son unos compromisos muy exigentes, que nadie piense que los plazos que dimos para el AVE son holgados. No podemos relajarnos.

-Ahí está el viaducto de Teixeiras, que se acabará en junio del 2019...

-El ADIF ha conseguido reactivar todo el corredor, incluido ese tramo. Teixeiras es un punto crítico del cronograma, pero seguimos manteniendo las fechas.

-Pueden surgir complicaciones, como en Asturias...

-Son situaciones distintas, porque allí sí que tuvimos que rescindir contratos y relicitarlos.