Íñigo de la Serna: «Que nadie piense que los plazos del AVE son holgados. No podemos relajarnos»

De la Serna asegura que no habrá «ningún problema de disponibilidad presupuestaria» para la línea ferroviaria

;
«Que nadie piense que los plazos del AVE son holgados. No podemos relajarnos» El Ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, coloca la llegada de la Alta Velocidad como su principal compromiso con Galicia

Redacción / La Voz

Un año después de su nombramiento como ministro de Fomento, Íñigo de la Serna (Bilbao, 1971) pisó de nuevo el empedrado de la plaza del Obradoiro. En aquella ocasión vino con el objetivo de preparar a los gallegos y al presidente Feijoo para un nuevo retraso en el plazo del AVE del que no era responsable. Ayer, en una mañana quizás más fría que aquella, volvió para defender y explicar sus propios compromisos, explicitados con todo detalle en una carpeta de la que nunca se separa, su brújula política para orientarse en la selva de reclamaciones territoriales que debe gestionar su departamento.

-¿Después de aquella primera cita, podríamos decir que Feijoo ha sido exigente o complaciente con Fomento?

-El término exigente se puede malinterpretar. Es un presidente que está muy encima de los temas y domina los proyectos. Mantiene un contacto permanente para agilizarlos. Creo que defiende los intereses de Galicia mejor que ninguno.

-¿Al nivel de otros presidentes de distinto color político?

-Es un presidente muy reivindicativo. Procura que se impulsen todos los compromisos. Es una de sus funciones y la ejerce muy bien. Lo hace desde una posición muy constructiva, desde la lealtad y la colaboración institucional. Hay quien puede confundir la lealtad con una disminución del nivel de exigencia. No creo que tenga nada que ver.

-¿Asume que el Estado tiene una deuda pendiente con Galicia?

-No hay ninguna comunidad que no sienta que el Estado tiene una deuda con su territorio y que crea que debe recibir más inversiones. Nosotros sí que entendemos que hay que seguir invirtiendo en Galicia y que hay determinados déficits que hay que ir cubriendo y sobre todo uno: la llegada de la alta velocidad.

-Usted es de una comunidad del norte [Cantabria] y entiendo que conoce la problemática...

-La conozco perfectamente. Soy consciente de la situación de los territorios periféricos.

-De esa carpeta de compromisos que lleva siempre encima, ¿cuál es el que más le preocupa de Galicia?

-Sin duda cumplir con los plazos de la alta velocidad. Éramos conscientes de los problemas técnicos y administrativos en el desarrollo de la obra y queríamos adquirir unos compromisos que pudiéramos cumplir. Son unos compromisos muy exigentes, que nadie piense que los plazos que dimos para el AVE son holgados. No podemos relajarnos.

-Ahí está el viaducto de Teixeiras, que se acabará en junio del 2019...

-El ADIF ha conseguido reactivar todo el corredor, incluido ese tramo. Teixeiras es un punto crítico del cronograma, pero seguimos manteniendo las fechas.

-Pueden surgir complicaciones, como en Asturias...

-Son situaciones distintas, porque allí sí que tuvimos que rescindir contratos y relicitarlos.

-La negociación con el grupo ACS de Florentino Pérez fue dura...

-Sí, estuvo cerca de la rescisión.

-¿Al final cómo se solucionó?

-Haciendo entender que teníamos un límite: el que marca la legislación. Lo que no podíamos era entretenernos. O bien teníamos que cerrar rápidamente el acuerdo o tomar la decisión de rescindir.

-Es difícil de creer que un año en funciones paralice 17 tramos.

-El año en funciones fue complicado en lo administrativo.

-¿A ese nivel?

-Influye y hubo obras en situaciones complicadas.

-¿Entiende que los gallegos estén cansados de tantos plazos?

-Nosotros hemos dado unos plazos y comprometimos algo importante: venir aquí a dar cuenta de la situación y a ser evaluados y fiscalizados por la sociedad gallega. Entendemos que puede haber cierto escepticismo con el plazo del AVE, pero también creemos que hemos puesto sobre la mesa los mecanismos para comprobar si eso es cierto.

-El plazo del 2019 es como cuando se anuncia que algo que cuesta 2 euros se dice que vale 1,99. La línea estará en pruebas a finales del 2019, pero no estará en servicio hasta el 2020.

-La Agencia de Seguridad Ferroviaria tiene que validar la línea mediante pruebas, y este es un requisito básico. Yo solo puedo fijar un plazo en el que la responsabilidad está cien por cien en manos del ministerio, de ahí que nos comprometiéramos a iniciar las pruebas en el último trimestre del 2019.

-¿Habrá un desvío de dinero hacia Cataluña para afianzar un eventual nuevo escenario político?

-Eso no va a suceder. Habrá un criterio lo más justo y equitativo posible, atendiendo a las necesidades de las infraestructuras. Creo que no es bueno territorializar las inversiones. La inversión en el AVE en Castilla y León beneficia a Galicia.

-¿Cómo vislumbra entonces la salud presupuestaria de las obras ferroviarias gallegas?

-No habrá ningún problema de disponibilidad presupuestaria. El ADIF tiene recursos suficientes y capacidad de endeudamiento. Está en una situación saneada para atender todos los compromisos. No habrá ni un solo metro que no se ejecute por falta de dinero.

-¿Cómo se va a operar en Galicia cuando se termine la línea hasta Ourense? ¿Se cambiará toda la línea al ancho internacional?

-No va a ser necesario en un primer momento, pues hemos encargado trenes AVE de ancho variable.

-¿Estarán listos en el 2020?

-Por supuesto: tiene que haber un tren que permita el cambio de ancho.

-¿Se descarta el cambio de ancho en la red interior?

-No. El objetivo es ir siempre hacia el ancho internacional.

«Entendemos que hay que seguir invirtiendo en Galicia para cubrir sus déficits»

«Creo que es importante clarificar el accidente del Alvia»

Íñigo de la Serna apoyó, cuando era alcalde de Santander, la creación de una comisión de investigación sobre el accidente del Alvia, pero dejó de hacerlo cuando se puso al frente del ministerio. Ahora esa comisión está a punto de empezar en el Congreso.

-¿Y otra investigación técnica?

-Lo que entonces no sabíamos es que la petición a la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) ya se había formulado. Había un informe del abogado del Estado que decía que no se podía obligar a la CIAF por ser un organismo independiente. Y el tiempo ahí sí que nos ha dado la razón, pues la Comisión Europea no se dirige al Estado, sino a la CIAF como órgano independiente.

-Aun así no es bueno para España que la UE sea tan crítica.

-La Comisión tiene sus opiniones y las expresa, pero siempre respetando las competencias de los Estados.

-¿Cómo vive el proceso judicial?, ¿está dispuesto a tender puentes con las víctimas?

-Debemos colaborar con la Justicia y en su momento acatar sus decisiones. Creo que es importante clarificar el accidente. Con las víctimas no tengo ningún inconveniente en seguir en contacto.

«Hay una oportunidad de que Galicia reciba fondos europeos»

El ministro también se refirió a la exclusión de Galicia y del resto del noroeste del corredor atlántico transeuropeo. «Aquí ha habido confusión, que ha sido utilizada interesadamente por algunos. Ningún Estado miembro podrá iniciar trámites para pedir modificaciones en la red transeuropea hasta el 2023 de cara a su inclusión en el 2027. Nada va a poder ser modificado hasta el 2027 y para ello habrá que negociar en el 2023».

-¿Se podrán captar fondos?

-Dentro del nuevo mecanismo de fondos CEF, que se elaborará en el 2018 para implantarse en el 2021, habrá una modificación del anexo 1, y es ahí donde se puede pedir que se incluyan las infraestructuras gallegas dentro de los proyectos prioritarios. Se abre una oportunidad para recibir fondos pensando en una futura integración en el corredor atlántico. Vamos a enviar esta semana la propuesta.

«La AP-9 no sigue en el Estado por rédito político; gestionarla es un dolor de cabeza»

El ministro anuncia que en enero solo se aplicará la subida del 1,9 %, y más adelante el resto del incremento del peaje

El ministro Íñigo de la Serna es escéptico con cualquier bonificación o descuento en la AP-9 y anuncia que en enero solo se ejecutará la subida genérica relacionada con el IPC (1,9 %). Las relativas a las obras y la bonificación entre Vigo y Pontevedra dependen todavía de un trámite administrativo. «Hay que aprobar la liquidación de la obras de Rande y Santiago mediante una adenda al real decreto, llevarla al Consejo de Estado y al Consejo de Ministros. Esto va a suponer que pasen unos meses antes de que se apliquen estas dos subidas [que suman otro 1,9 %]».

-¿Cómo se enfrenta un ministro de Fomento a la indignación de una subida que, aunque no se ejecutará toda desde enero, llegará tarde o temprano?

-Tengo que explicar que, por un lado, hay una subida común a todo el país y dos subidas vinculadas a dos reales decretos de obligado cumplimiento, uno del año 2011 vinculado a las ampliaciones de Rande (que se abrirá en unos días) y Santiago, y otro del 2013 que bonifica el trayecto de vuelta entre Vigo y Pontevedra. La obligación legal que tenemos es aplicar unos acuerdos que se hicieron para poder lograr unos beneficios.

-¿No hay alternativas?

-No. Hay unos reales decretos que establecen unas obligaciones.

-¿Usted habría optado por otras opciones? ¿Podría Fomento asumir el coste de las obras?

-Francamente, no he hecho ningún análisis sobre cuál era la situación en aquel momento y la capacidad presupuestaria. Quizás se podría haber decidido una aportación de los Presupuestos, pero llevaría la obra a plazos muchos más largos. Tampoco pretendo hacer una valoración política sobre estas decisiones. En el caso del 2013 se decidió afrontar una rebaja para los usuarios del tramo Vigo-Pontevedra.

-Que pagan los usuarios de toda la AP-9.

-Era una fórmula de socialización de la decisión. Creo que ahora hay que cumplir con esto.

-¿Habrá posibilidad de bonificar otros tramos, como pretende la Xunta en el caso de Redondela-Vigo, el más caro de España?

-En toda España me piden descuentos y liberar peajes en autopistas. El número de peticiones es exactamente el mismo que el número de autopistas. Pero me gustaría destacar que el Gobierno ha hecho un esfuerzo para asumir lo que pagaba la Xunta por la liberación de los peajes de Rande y A Barcala.

-¿Ese es el tope del esfuerzo de Fomento?

-Es un esfuerzo que el presidente Feijoo sabe valorar. En cualquier caso, cualquier planteamiento de la Xunta sobre el caso de Redondela se estudiará, pero esa bonificación deberá tener una compensación en las tarifas durante un número determinado de años.

-Tampoco se entiende la negativa al traspaso de la AP-9 cuando hay tramos de redes estatales cedidas, por ejemplo, al País Vasco.

-Pensamos que es una autopista que debe seguir siendo gestionada por el Estado y ya hemos explicado nuestras razones.

-A pesar de esas excepciones.

-El Gobierno tiene que seguir defendiendo la titularidad de infraestructuras que son del Estado. Entiendo que puede haber posiciones y argumentos distintos. Pero gestionar y tomar decisiones en una autopista como la AP-9 no es de lo más fácil, como sucede ahora con el malestar por las subidas, donde hay que recibir la presión social, institucional y política. O asumir los gastos por las liberaciones de peajes. No es que el Estado esté interesado en mantenerla porque le pueda dar rédito político. Al contrario, gestionarla es un dolor de cabeza permanente. Lo que sí queremos es mejorar la AP-9 en coordinación con la Xunta.

-Hay un cierto retraso en la licitación de los prototipos del sistema antiniebla, todavía hoy [por ayer] hubo problemas con la niebla en la A-8.

-Ese proyecto lo licitaremos antes de que termine el año.

-También tengo que preguntarle por el mal funcionamiento de la línea de la antigua Feve ¿Están pensando en algún remedio para las continuas incidencias?

-Se trata de una línea enormemente deficitaria. Para que un servicio sea subvencionado por el Estado tiene que tener una cobertura de al menos el 15 %, y los hay que ni siquiera llegan a esto. Pero vamos a hacer un análisis para ver qué reformas se pueden acometer para mejorarla.

AVE por Cerdedo: «Es difícil dar una fecha antes de tener la declaración de impacto ambiental»

El ministro también se refirió a otros proyectos ferroviarios, como el AVE directo a Vigo por Cerdedo. «Puede parecer que las declaraciones de impacto ambiental son tediosas, pero acabamos de recibir una solicitud de la Confederación Hidrográfica para aportar más información al estudio hidrogeológico. Antes de la declaración ambiental es muy difícil que pueda dar una fecha. Cuando la tengamos y empecemos con los proyectos podremos concretar más».

tui y ferrol

«Haremos una intervención por fases»

«En el tramo de Tui electrificaremos unos cinco kilómetros. El proyecto estará en el primer trimestre del 2018. En A Coruña-Ferrol está el by-pass de Betanzos. Hay tres alternativas entre 21 y 41 millones que consiguen ahorros de entre seis y diez minutos. Vamos a hacer una intervención por fases. Pero no se renuncia a que en un futuro se pueda hacer una nueva plataforma ferroviaria».

Lugo

«Tenemos dos proyectos»

«Estamos trabajando en dos proyectos para Lugo: uno para mejorar la línea actual y otro de más entidad a medio plazo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Íñigo de la Serna: «Que nadie piense que los plazos del AVE son holgados. No podemos relajarnos»