«Eu xa non estou para meterme na cidade»

Una jornada con la oficina móvil de la policía en Becerreá para renovar el DNI

;
Una oficina volante para renovar el DNI Los vecinos de la montaña lucense pueden ahorrarse el viaje a Lugo para realizar este trámite gracias a una oficina móvil instalada en Becerreá

LUGO / LA VOZ

Vivir en un pueblo, en una residencia o estar enfermo no significa estar aislado de ciertos servicios. Son muchas las posibilidades que permiten facilitar la asistencia a los que residen a kilómetros de la ciudad y lo tienen más complicado o imposible para desplazarse. Una de estas iniciativas es la creación de oficinas móviles en municipios para renovar o hacer el DNI. «Á miña idade non estou para coller o coche e desprazarme a Lugo. É a primeira vez que veño e é algo estupendo», indicaba ayer Armando González, de 73 años y residente en una aldea a 22 kilómetros de Becerreá. «Non estou para meterme na cidade. Non me poden as pernas e non estou en condicións», confesaba Carmen Prados, de 79 años y vecina de Cervantes. Y como estos dos vecinos pensaban los 21 que ayer renovabaron su DNI en la casa consistorial de Becerreá.

En la provincia de Lugo son siete los concellos en los que se desarrolla esta iniciativa -Ribadeo, A Fonsagrada, Mondoñedo, Vilalba, Sarria, Becerreá y Chantada-. Para ello, un policía nacional y una funcionaria del cuerpo general adscrita al DNI acuden a municipios o casas particulares para lleva a cabo este cometido. «En una primera fase tomamos la huella. Después imprimimos todo en Lugo y a continuación volvemos otro día para devolver el documento», indica Marisol Herrán, una de las nueve trabajadoras asignadas al DNI en Lugo.

En sus desplazamientos llevan una maleta que porta un escáner, un ordenador y una carpeta con toda la documentación. Todo menos la impresora debido a su tamaño. «Está enfocado a la gente mayor que le cuesta mucho desplazarse o moverse en coche», indica Iván Veiga, policía nacional.

El requisito fundamental para que una oficina móvil se desplace hasta algún municipio concreto es que haya un mínimo de 20 personas apuntadas. «Acudimos una vez al mes a siete concellos de Lugo. Nos instalamos en una oficina que tenemos asignada en la casa consistorial y allí hacemos y expedimos el DNI», indica Marisol Herrán.

Los días que no acuden a los concellos tramitan el documento a los enfermos. Para ello, la persona que los representa tiene que hacer llegar la solicitud.

En lo que va de año y solo en la provincia de Lugo se expidieron unos 1.700 DNI en oficinas móviles como la de ayer y cerca de 200 en domicilios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«Eu xa non estou para meterme na cidade»