Los concesionarios gallegos tiran los precios para deshacerse de 7.000 coches en «stock»

La automatriculación masiva para alcanzar objetivos obliga a saldar existencias al cierre de año


redacción / la voz

Diciembre es el mejor momento del año para comprar un coche nuevo. Siempre lo ha sido, porque es el mes en el que los concesionarios realizan más ventas para cuadrar sus balances y arrancar el año sin stock. Pero la diferencia está en el volumen de vehículos matriculados a lo largo del 2017 por las redes comerciales que, aunque constan como vendidos, no han salido del establecimiento; y en el escaso tiempo que queda hasta el cierre del ejercicio (apenas dos semanas) para despachar las existencias. No hacerlo acarreará importantes pérdidas a los concesionarios, ya que un coche matriculado en el 2017 pierde entre un 25 y un 30 % de valor de mercado al entrar el 2018.

Esto explica que, con la segunda quincena de diciembre que hoy comienza, arranque la campaña de ofertas más agresivas que se recuerda en el sector para deshacerse de los modelos adquiridos bajo la fórmula de matriculaciones tácticas, que no son pocos. Según Faconauto, la patronal española de los concesionarios, en los diez primeros meses las automatriculaciones superaron las 100.000 unidades en España.

En el caso de Galicia, y según fuentes de la red comercial, alrededor del 17 % de los 39.000 vehículos vendidos con los que previsiblemente se cerrará el presente ejercicio han sido matriculados por los concesionarios. Esto se traduce en un estocaje de casi 7.000 unidades que esperan comprador, aunque consten en los registros como vendidos. «La liquidación de automatriculados puede conllevar en estos momentos rebajas de más de 5.000 euros respecto al precio de venta, además de otro tipo de ofertas, como seguro a todo riesgo o un mayor número de años de garantía», explican fuentes de la red gallega.

«Vendemos a precio»

Pese a los descuentos, los comercializadores aseguran que para ellos sigue siendo rentable esta práctica. «Es cierto que vendemos casi a precio, pero ganamos en volumen de unidades vendidas y nos permite alcanzar los rápeles marcados», aclaran desde los concesionarios.

Faconauto reconoce que casi la cuarta parte de las ventas realizadas en los últimos meses por los concesionarios gallegos se registraron en el último día hábil, jornada en la que han llegado a contabilizarse 650 matriculaciones.

«Este año las automatriculaciones son más elevadas que en los anteriores porque nos está costando más llegar a los objetivos de ventas», reconocen desde la red comercial gallega, desde donde aseguran que los vehículos, tarde o temprano, se acaban despachando.

Buena parte de las unidades matriculadas se colocarán como coches kilómetro cero. Los que no salgan, se convertirán en vehículos de flota, que los concesionarios utilizarán para el personal o como coches de cortesía para los talleres de la marca; o irán a parar al mercado de segunda mano como automóviles de ocasión.

Las ayudas al auto eficiente se agotan en apenas 24 horas

Ha sido visto y no visto. Las ayudas públicas para la compra de vehículos de propulsión alternativa incluidas en el nuevo plan Movalt se agotaron en apenas 24 horas. Han sido 20 millones de euros repartidos para la adquisición de vehículos eléctricos, de gas natural comprimido, de gas butano y de gas licuado del petróleo, además de 15 millones para puntos de recarga de eléctricos y otros 15 para apoyar iniciativas de I+D+i. El mercado de coches alternativos está despegando con fuerza en España, y las patronales del sector instan al Gobierno a mantener en el tiempo los incentivos. Según Anfac, la asociación de los fabricantes, «estas ayudas deberían convertirse en estructurales, como ya sucede en otros países de la UE».

Ganvam, la patronal de vendedores, también se pronunció ayer al respecto, para instar al Ejecutivo a «repensar» los planes de ayuda: «El apoyo que actualmente se está prestando a la movilidad alternativa es débil y falto de estabilidad, por lo que es necesario implementar un plan sólido de incentivos».

Las multinacionales del motor confían a España 11.000 millones de inversión

m. sío dopeso

Galicia capta 700 millones directos de PSA y 800 más de los fabricantes de componentes de los dos nuevos modelos

El mercado del automóvil en España no se mide solo por las compras de los particulares en la red. También por la fabricación. Toda una cadena. Esta actividad, medida desde la producción hasta la venta, es uno de los mejores kits de diagnóstico de la economía de un país. Y el resultado, en el caso de España, confirma ahora un buen estado de forma, tras un tiempo de vacas flacas.

Así lo aseguró ayer el ministro de Economía e Industria, Luis de Guindos, aportando datos relevantes, como el que eleva a más de 11.000 millones de euros la inversión destinada por las multinacionales del automóvil a sus fábricas españolas en los últimos cuatro años. De la suma aportada por De Guindos todavía quedan algo más de 5.000 por ejecutar, ya que se trata, en la mayoría de los casos, de planes de lanzamiento de nuevos modelos, programados a cuatro años.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
36 votos
Comentarios

Los concesionarios gallegos tiran los precios para deshacerse de 7.000 coches en «stock»