Ofensiva de Tráfico contra el alcohol al volante con motivo de las cenas navideñas

La Guardia Civil hará en Galicia más de 50.000 pruebas de alcoholemia y drogas hasta fin de año

Las salvajadas al volante Conductores tocando la batería, liando porros, consumiendo cocaína o leyendo un libro al volante fueron detectados por el Pegasus de Tráfico

redacción / la voz

Mil conductores gallegos darán positivo en algunas de las 54.000 pruebas de alcoholemia que realizarán las patrullas de la Guardia Civil hasta final de año dentro de los controles intensivos que ha diseñado la Dirección General de Tráfico (DGT). Se trata de disminuir el riesgo de accidente apartando de la carretera a los conductores que «todavía beben alcohol y conducen: Son un 2 % de los automovilistas, pero representan un grave riesgo para la circulación», advierte Juan Carlos González Luque, médico y subdirector adjunto de Investigación e Intervención de la DGT. Asegura que el consumo de alcohol es «un problema importante en la sociedad en general, y por tanto también en los conductores, porque se incrementa el riesgo de accidente y de muerte. Luque cree que una gran parte de los conductores tienen claro que no pueden beber y conducir: «Llevamos 30 años haciendo controles y la población disocia bastante el hecho de beber y conducir». No sucede lo mismo con las drogas.

«Mucha gente dice que si fuma un porro no le afecta, pero claro que le afecta, por eso se lo fuma», apunta el experto de Tráfico. «Muchos creen que con ese porro o con una rayita de cocaína se puede conducir y no pasa nada, pero sí que pasa porque afecta a la capacidad de conducción. Produce alteraciones, aumenta el tiempo de reacción». González Luque advierte además de otro grave problema que se está detectando en los controles, como son los conductores que consumen alcohol en combinación con otras drogas. «Nos preocupan esas combinaciones, pero en especial la mezcla de alcohol y cocaína, que es relativamente frecuente en nuestro medio. Y es muy peligrosa, no solo en el ámbito del tráfico, sino también para la salud. Esa combinación multiplica casi por 200 el riesgo de sufrir un accidente mortal», asegura el subdirector de la DGT.

El 43 % de los cerca de 600 conductores muertos en España habían consumido alcohol o drogas antes del accidente en cantidades superiores a las permitidas. Y el 20 % de los automovilistas examinados por los forenses habían combinado la peligrosa mezcla de alcohol y cocaína. No es un problema solo de España. En Europa, el 25 % de las muertes en las carreteras están relacionadas con el alcohol. Por eso el control del consumo al volante es constante. Junto a España, otros 25 países están intensificando los controles de alcohol y drogas en estas mismas fechas a través de Tispol, el organismo que engloba a las policías de tráfico de toda Europa.

En España, la DGT hará cada día 20.000 pruebas de alcoholemia. En Galicia se harán unas 2.500 diarias hasta final de año. Son en total 54.000 pruebas con las que los agentes tratan de detectar a los conductores que se ponen al volante después de haber consumido alcohol o drogas. Habrá controles en todas las carreteras y a todas horas. En especial en las proximidades de restaurantes y centros de ocio, porque en estos días se celebran numerosas comidas y cenas de empresa. «Estaremos después para comprobar en qué estado se encuentran los conductores, pero también antes, para que nos vean antes de entrar a la cena y no beban. Buscamos un efecto preventivo, nos haremos más visibles», explica el teniente coronel Francisco Javier Molano, jefe de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Galicia.

La conducción bajo los efectos del alcohol o las drogas está muy castigada en la normativa de Tráfico. En el caso del alcohol, el límite está fijado en 0,25 miligramos en la prueba de aire. Superar esa tasa tiene una multa de entre 500 y 1.000 euros y la pérdida de entre 4 y 6 puntos. Superar el nivel de 0,60 es un delito, que incluye penas de cárcel.

En las drogas no hay tasas. Se castiga la presencia, con una sanción de 1.000 euros y la retirada de 6 puntos.

«Si bebes y conduces, el siniestro es cuestión de tiempo»

María Victoria Gómez Dobarro, coordinadora de la DGT en Galicia

j. m. p.

«Tenemos que ser capaces de valorar el verdadero riesgo que se deriva de beber y conducir: si sueles beber y conducir, que el accidente se produzca es una mera cuestión de tiempo». María Victoria Gómez Dobarro (Pontevedra, 1968) tiene muy claras cuáles son los riesgos de mezclar conducción y alcohol. Como jefa de Tráfico y en A Coruña y coordinadora de la DGT en Galicia sabe que «hay que cambiar los hábitos de consumo de alcohol: no en el trabajo y no en la carretera».

Reducir el alcohol y otras drogas en el ámbito del tráfico lleva «no solo a un menor número de accidentes, sino también, y desde una perspectiva más amplia de salud pública, a mejorar la calidad de vida de los sujetos afectados, aminorando el impacto de los trastornos, físicos y mentales, relacionados con el uso de estas sustancias», asegura Dobarro.

La coordinadora de la DGT en Galicia advierte de que existe un mayor riesgo de sufrir un accidente de tráfico cuando se conduce con la presencia de sustancias psicoactivas en el organismo, y recuerda que determinados conductores repiten en su conducta infractora, a pesar de las medidas sancionadoras y sensibilizadoras puestas en marcha por la DGT. Eso pone de manifiesto, añade, que hay que reducir el número de reincidentes, algo en lo que está trabajando Tráfico.

«Son días de peligrosidad extrema en las carreteras»

Francisco Javier Molano, jefe de la Agrupación de Tráfico de Galicia

j. m. p.

«Estos son días de extrema peligrosidad en las carreteras». Francisco Javier Molano Martín (Cáceres, 1968) recuerda que se incrementan los desplazamientos y que los conductores no los hacen siempre en las mejores condiciones. Es una época de comidas y cenas de empresas y de amigos «y eso provoca que haya muchos desplazamientos y un aumento del consumo de alcohol y de drogas», advierte el teniente coronel jefe de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Galicia.

Ese consumo de alcohol o drogas deriva en unos comportamientos de riesgo que «aumentan la temeridad al volante, hay más distracciones, más excesos de velocidad. En definitiva, hay un mayor incumplimiento de las normas», afirma Molano, quien apunta que «el alcohol y las drogas no solo hacen que la persona esté en peores condiciones, sino que también incitan a ir a mayor velocidad y a hacer adelantamientos de riesgo».

Molano recuerda la incompatibilidad del alcohol y las drogas con la conducción y hace un llamamiento a la responsabilidad de los conductores para que no beban si van a conducir. Y hace una llamada especial a los jóvenes y a sus familias para que estén pendientes de con quién se suben al coche y en qué condiciones lo hacen: «Es mejor eso que lamentarse cuando ya es tarde».

Más de 70 tramos con riesgo de hielo o nieve en la red viaria gallega

Tráfico advierte de posibles problemas por condiciones meteorológicas en carreteras de las cuatro provincias

j. m. pan

La gran operación salida diseñada a escala nacional para estas fechas festivas apenas tiene incidencia en Galicia, pero sí la tienen los desplazamientos interiores y el incremento de la intensidad circulatoria por la complicada red de carreteras convencionales, en la que se producen más del 80 % de los accidentes mortales. La DGT advierte de más de 70 puntos conflictivos durante estas fiestas en la red viaria gallega, la mayoría a consecuencia de las condiciones meteorológicas adversas, por lo que se recomienda extremar las precauciones al volante.

En la provincia de A Coruña se identifican al menos cinco tramos con posibilidad de hielo y nieve, en los que podría llegar a ser necesario el uso de cadenas.

En la de Lugo se advierte de 15 tramos con riesgo de hielo y nieve y de seis puertos de montaña en los que serán necesarias las cadenas. En Ourense hay 21 puntos de la red viaria con riesgo de hielo y nieve, a los que podría sumarse la niebla. También en Pontevedra hay hasta diez tramos que podrían tener problemas por hielo o nieve.

Muere una mujer de 86 años atropellada por un camión en Ordes

Una mujer de 86 años murió ayer atropellada por un camión en Ordes, en la travesía urbana de la N-550, informa Xurxo Melchor. También murió ayer la mujer atropellada, junto a su marido, en un paso de peatones de Meaño el domingo. Rosa Besada Casal, de 71años , acudía al festival de corales, informa Marina Santaló.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Ofensiva de Tráfico contra el alcohol al volante con motivo de las cenas navideñas