Fernando Cobo: «El ahorro y la buena gestión permiten superar mejor la sequía»

El director de la estación de hidrobioloxía de la USC asegura que la sequía tiene como consecuencia una gran reducción en el caudal de estiaje de los ríos y como consecuencia se producen una serie de alteraciones

.

Redacción / La Voz

Si hay alguien que conoce bien la Galicia de los diez mil ríos es Fernando Cobo Gradín (Santiago, 1960), profesor titular de Zooloxía e Antropoloxía Física de la Universidade de Santiago (USC) y director de la Estación de Hidrobioloxía Encoro do Con, en Vilagarcía.

-¿Qué consecuencias tiene esta sequía para los ríos?

-Se reduce mucho el caudal de estiaje de los ríos y como consecuencia se producen una serie de alteraciones. Si los ríos estuviesen en muy buenas condiciones ecológicas y no hubiese presiones humanas actuando sobre ellos, la situación de sequía es una situación normal que sucede cada cierto tiempo, igual que las inundaciones. Pero en esta época algunas especies necesitan alcanzar las cabeceras de los ríos para reproducirse y se les dificulta la llegada a esas zonas de reproducción, también para la incubación de los huevos, donde se necesita una temperatura determinada, una cantidad de oxígeno elevada, etc. Además hay procesos físicoquímicos que tienen lugar en el agua que en presencia de contaminantes orgánicos van a producir sustancias que pueden ser perjudiciales para el desarrollo de los organismos. Y como además tenemos muy poca agua, va a haber muy poca dilución, con lo que la concentración de los contaminantes aumenta.

-¿De qué manera influye la pérdida del agua en las márgenes de los ríos?

-Desde la parte más profunda del río hasta las orillas todo eso es superficie que estaba siendo colonizada por organismos acuáticos que ahora han desaparecido. La cantidad de animales por especie que caben en el río es menor. De estas condiciones extremas se benefician las especies con una gran capacidad de colonización como las invasoras y que compiten favorablemente con las autóctonas.

-La Xunta decide este lunes si aprueba la reducción del caudal ecológico en el embalse de Eiras...

-El caudal ecológico es el caudal mínimo que es capaz de mantener el ecosistema del río en funcionamiento. Si al caudal mínimo le quitas caudal, el río no es capaz de sostener el sistema ecológico. Reducir el caudal ecológico, desde el punto de vista ambiental, es una presión muy fuerte, muy importante. La ley solo permite reducir el caudal ecológico cuando existe una situación de clara necesidad para el abastecimiento de la población, me refiero al consumo vital de agua. En una población del tamaño de Vigo, el agua que se consume no solo va al consumo de la población, sino que también hay un montón de empresas que hacen uso de ese agua desde un punto de vista industrial. Lo primero que habría que hacer antes de ir directamente al caudal ecológico es identificar el consumo industrial. Por prioridades, primero está el abastecimiento a la población, después el caudal ecológico y después los usos agrícolas, industriales, etc.

-¿Qué debemos aprender de esta sequía?

-El ahorro y la buena gestión permite superar mejor los períodos de sequía, en cambio una mala gestión agrava la situación. También es momento de reflexionar que el problema no es incrementar el número de embalses, porque si los ríos no llevan agua para llenarlos, de nada nos vale tener muchos. También se puede estudiar el uso de las aguas subterráneas, pero sobre todo incidir en una buena gestión, separar el uso humano del uso industrial, ahorrar, mejorar la red de suministro, no utilizar el agua potable para el riego de jardines y lavado de calles...

Votación
5 votos
Comentarios

Fernando Cobo: «El ahorro y la buena gestión permiten superar mejor la sequía»