Concellos y Xunta apuran obras de urgencia para garantizar el suministro

El trasvase del Verdugo para Vigo costará 5,4 millones y se tardará tres meses en ejecutarlo


Vigo, A Coruña / La Voz

La sequía que afecta a Galicia obliga a los municipios gallegos a apurar obras de urgencia para garantizar el suministro. Es el caso de Vigo, donde el trasvase tiene carácter de emergencia. También el de A Coruña, aunque algo menos urgente, con el bombeo desde As Encrobas.

Hasta ayer no se decidió acometer el bombeo desde el río Verdugo hasta el sistema de abastecimiento del Concello de Vigo y su entorno. La obra cuesta 5,4 millones y tardará tres meses en ejecutarse. El 80 % lo pagará Vigo y el resto, la Xunta. Según el alcalde de la ciudad olívica, Abel Caballero, se hará rápido porque todos los tramos de conducción se irán tendiendo y ensamblando al mismo tiempo. La tubería suministrará 350 litros por segundo a la ciudad, lo que supone un tercio de las necesidades, que se hallan en torno a los mil litros. El alcalde asegura que esta medida garantiza un abastecimiento adicional de 75 días y lamenta que la Xunta no la aprobase en octubre, porque de haberlo hecho, en estos momentos habría reservas para otros 30 días. «A poquito que llueva y que tengamos 25 días más de agua, el soporte del trasvase nos ayudará sobremanera», incidió Caballero.

Ahora bien, más allá de estas actuaciones de urgencia, «todo el mundo» debe concienciarse de que «hay que ahorrar, ahorrar y ahorrar, porque estamos en una situación límite». «Hay que seguir ahorrando cada vez más», enfatizó Caballero, en tanto en cuanto todos los cálculos de reservas están hechos sobre la base de «un ahorro total». «Si no ahorramos agua nos quedaremos sin ella. Y no hay ninguna garantía de que podamos usar los barcos cisterna» de los que viene hablando en los últimos días y que solo podría pagarlos el Gobierno. Por su parte, el Concello de Ponte Caldelas aprobó ayer por unanimidad oponerse a «cualquier tipo de trasvase» del río Verdugo. Denuncia que supone retirar casi la mitad de agua del río y que no hay ningún estudio ambiental.

Embalse de Cecebre

El nivel del embalse de Cecebre, que abastece a la ciudad de A Coruña y su área metropolitana, está alrededor del 34 % y los técnicos de Emalcsa y Augas trabajan en el proyecto técnico para bombear desde el lago artificial de As Encrobas al cauce del río Barcés y desde allí a Cecebre. Lo que se busca es equilibrar lo que se sale del embalse de lo que entra, ya que se estima que el desfase es entre 400 y 500 litros por segundo.

Los plazos del bombeo se desconocen, pero se baraja que la próxima semana se presente el proyecto técnico. El alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, considera que con esa solución garantiza el suministro y remarca que es la zona de Galicia que se encuentra mejor en cuanto a recursos disponibles. A medio plazo Emalcsa prevé ejecutar un proyecto de canalización subterránea para conectar el lago con el río y liberar el agua de manera controlada según las necesidades. Se estima que As Encrobas daría agua para los próximos cien años, asumiendo el aumento de consumo por el crecimiento poblacional y eventuales episodios de sequía.

Nuevas captaciones

Ayuntamientos como los de Ribadavia, A Rúa y Petín ya solicitaron antes del verano nuevas captaciones de agua a la Confederación Hidrográfica Miño-Sil. En este caso se trata de captaciones definitivas, mientras que en otros ayuntamientos como A Teixeira, Paradela, Meira y Vilamartín son temporales, es decir, cuando pase la sequía dejarán de utilizarse.

Galicia contabilizó 30 litros por metro cuadrado de lluvia en siete días y en la zona de Ourense, 60

Las precipitaciones registradas desde el miércoles de la semana pasada y hasta este miércoles han permitido mejorar ligeramente el balance hídrico del actual año hidrológico en el territorio nacional -que comenzó el pasado 1 de octubre-. Aún así, solo llovió el 42 % de lo que es normal para esta época. Es decir, han caído unos 63 litros por metro cuadrado, cuando deberían haber sido 150, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). En Galicia, se han acumulado más de 30 litros por metro cuadrado. Las precipitaciones llegaron a los 60 litros por metro cuadrado en el sureste de la comunidad. Aemet destaca las precipitaciones acumuladas en Ourense, con 56 litros, y Vigo, en Peinador, con 52 litros. También son destacables los 48 litros recogidos en Santiago.

Miño-Sil pide a Lugo, Ourense, Ponteareas y al Consorcio del Louro los planes de sequía

La Confederación Hidrográfica Miño-Sil se reunió ayer con los municipios y mancomunidades de más de 20.000 habitantes de la demarcación para coordinar las actuaciones a poner en marcha con el fin paliar los efectos de la sequía. En el encuentro se pidió a los responsables municipales que redacten o adapten sus planes municipales de emergencia ante las situaciones de sequía. En concreto, a los municipios de Ourense, Lugo, Ponteareas y al Consorcio del Louro -integrado por Tui, Mos, Salceda y Porriño-. La Ley del Plan Hidrológico Nacional establece que las administraciones responsables de los sistemas de abastecimiento urbano y que atiendan a una población igual o superior a 20.000 habitantes, deberán disponer de un plan de emergencia en situaciones de alerta por sequía. Además, también se ha informado de que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ya está revisando los planes de todas las demarcaciones hidrográficas de su competencia, como es el caso de la del Miño-Sil. Por otro lado, en el Concello de Guitiriz ya se empiezan a notar los efectos en la calidad del agua, al salir turbia por el bajo nivel del pantano. Aún así, el Concello asegura que es apta para el consumo a pesar del aspecto que presenta.

Reducir un caudal cuando ya está bajo mínimos

S. Acosta

La ley solo lo permite cuando está en riesgo el abastecimiento de la población, por sus efectos «irreversibles»

Cuando está en peligro el abastecimiento de la población, es decir, el consumo humano del agua, la ley permite la reducción del caudal ecológico de un río. Solo en ese caso, porque bajar el nivel del agua más allá de lo que debería conlleva una serie de efectos en los ecosistemas.

¿Qué es el caudal ecológico?

En líneas generales es el umbral a partir del cual se considera que el deterioro del ecosistema natural del río comienza a ser irreversible. Puede conllevar cambios en el funcionamiento de todo el ciclo hidrológico, que es el mecanismo de distribución de agua en la tierra. Los caudales ecológicos representan las condiciones límites de tolerancia de la comunidad fluvial ante la escasez de caudal.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Concellos y Xunta apuran obras de urgencia para garantizar el suministro