Los expertos plantean apoyar la innovación y el rural para frenar la despoblación

López-Salido considera importante que se promuevan nuevas iniciativas económicas


A Coruña / La Voz

¿Cómo influye el hecho de que Galicia sea una de las 22 regiones más envejecidas de Europa a la hora de afrontar su desarrollo económico a largo plazo? ¿Está en el sector primario la respuesta o hay que potenciar nuevas vías de innovación basadas en los servicios? Estas y otras preguntas fueron planteadas ayer durante un coloquio sobre demografía y economía en A Coruña.

El economista David López-Salido, primer español en trabajar en la Reserva Federal estadounidense (FED), ofreció una conferencia en la sede de la Fundación Barrié sobre la demografía y el crecimiento económico. El cordobés expuso durante su intervención los grandes datos socioeconómicos de Estados Unidos y las previsiones a largo plazo, que auguran un futuro poco alentador para los tipos de interés y la capacidad del país norteamericano para crear riqueza y empleo. «La tendencia es que los tipos de interés no suban mucho. Actualmente nos movemos en cifras de hace medio siglo», señaló.

A la hora de trasladar estas previsiones al marco gallego y poder elegir la mejor opción, se incorporaron al debate Venancio Salcines, director de la Escuela de Finanzas; Andrés Precedo, catedrático de Xeografía Humana de la USC; Carlos Punzón, periodista de La Voz de Galicia; y Santiago Romero, redactor jefe de La Opinión. López-Salido, que actualmente ejerce como director asociado del departamento de Asuntos Monetarios de la FED, apuntó la importancia del «diseño educativo» para paliar el problema del desempleo entre los jóvenes, además de «realizar un estudio pormenorizado de las necesidades de las empresas e incentivar a los trabajadores con ventajas, por ejemplo, de tipo fiscal».

Precedo participó activamente en el debate a la hora de defender el papel del sector primario en Galicia y la necesidad de apostar por él: «El arma para competir es el conocimiento, pero hay que evitar que emigre. La sociedad es resistente al cambio en las regiones envejecidas como esta. Tenemos que afrontar el problema de la despoblación del rural, aunque en términos económicos el crecimiento sea pequeño. En sectores como el alimentario tenemos un plus de calidad». López-Salido se mostró más proclive al fomento de la innovación en el empleo y la búsqueda de nuevos potenciales, poniendo como ejemplo el papel que empresas como Inditex ejercen en la economía gallega. «No está nada claro que redirigir los esfuerzos hacia los sectores tradicionales sea la clave».

Por otro lado, también se abordó el desafío de evitar o minimizar la migración de los jóvenes talentos. Carlos Punzón puso como ejemplo la política de Portugal en esta materia: «El Gobierno se ha puesto como objetivo recuperar 100.000 habitantes en el 2020 y ha puesto el foco en quienes se van fuera a formarse. Tenemos que trabajar en la misma línea».

Precedo, por su parte, señaló que un sector primario estructurado podría atraer mano de obra que ayudaría a repoblar las zonas rurales gallegas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los expertos plantean apoyar la innovación y el rural para frenar la despoblación