Una Galicia unida y abierta al mundo

Representantes de la sociedad gallega se reunieron en el homenaje a Casas en un ambiente distendido y afable


redacción / la voz

El homenaje a María Emilia Casas se convirtió ayer en un acto simbólico, porque más allá de un encuentro entre distintos representantes de la sociedad gallega y más allá de una reunión entre conocidos, los allí presentes demostraron que por encima de los diversos intereses prima la unidad y la concordia. En ese ambiente de consenso, de todos a una, los asistentes a la entrega del 59.º Premio Fernández Latorre reforzaron la idea que transmitió el presidente y editor de La Voz, Santiago Rey, quien apeló a la solidaridad y a la firmeza. Con ese afán de entendimiento, más de doscientas personalidades de la política, la cultura, el deporte, la jurisprudencia, la sanidad o la empresa constataron el orgullo de pertenecer a una Galicia unida y abierta al mundo.

Ese espíritu caluroso primó durante la comida y el cóctel previo en el que se vio departir a los diferentes alcaldes, el saludo entre el de Vigo, Abel Caballero, y el de A Coruña, Xulio Ferreiro; a los conselleiros y conselleiras bromear; a Felipa Jove, presidenta de la Fundación María José Jove, conversar con Salomé Fernández-San Julián, vicepresidenta de la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre, o a Vítor Freixanes, presidente de la RAG, charlar con el académico Xosé Luís Franco Grande. El presidente Mariano Rajoy saludó a todos, también a los políticos de la oposición, y su abrazo afectuoso a Santiago Rey puso el broche a la celebración del acto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Una Galicia unida y abierta al mundo