El primer temporal del otoño apenas deja lluvia para paliar la sequía

El viento fue el protagonista de toda la jornada con rachas de hasta 146 kilómetros hora

El temporal deja rachas de viento de 129 kilómetros por hora En dos horas se han registrado más de 200 rayos y ha habido abundantes precipitaciones. Tanto en la provincia de A Coruña como en A Mariña lucense está decretada, por parte de la Aemet, la alerta naranja.

REdacción / La Voz

Llueve en Galicia, pero sobre muy seco. Por eso aunque con la llegada de las primeras precipitaciones parece que el problema se ha resuelto, no es así. Mucha agua tiene que caer para que la comunidad pueda salir de la alerta por sequía. Y eso no ocurrirá al menos hasta principios de año. El primer temporal del otoño ha dejado mucho viento y poca lluvia. Las fuertes rachas se dejaron notar desde por la mañana y la racha máxima se registró en Viveiro, con 146 kilómetros hora. Por el contrario, la lluvia ha sido más desigual. Ha habido zonas en las que al cierre de esta edición no había caído ni siquiera un litro de agua, como en la provincia de Ourense y en el sur de Lugo. Pero aún así, hubo zonas que agradecieron el agua caída, como Bueu, que registró la máxima acumulada con 30 litros por metro cuadrado. En el resto, los valores se mueven entre los dos litros y los 16.

En todo caso, muchos días como el de ayer serían necesarios para que se alcancen los 600 litros por metro cuadrado que hacen falta para que Galicia pueda dejar la situación de alerta por sequía que mantiene desde el mes de enero. Para esta noche se esperan lluvias abundantes, pero después el ritmo irá cayendo y para el sábado y, sobre todo el domingo, ya no se espera que las nubes descarguen.

La lluvia comenzó a hacer acto de presencia a partir de las dos de la tarde por el oeste de la provincia de Ourense y en A Mariña. Y se fue extendiendo hasta Pontevedra, donde llegó a partir de las seis de la tarde. El viento, en cambio, ya sopló con fuerza desde por la mañana. La estación que MeteoGalicia tiene en Viveiro registró 146,7 kilómetros hora de racha máxima, pero en la comarca de Ferrol también se superaron los 127 kilómetros. El viento se dejó sentir en el sur de Pontevedra y en las zonas de montaña del interior de la comunidad. Significativos también son los 123 kilómetros por hora de Cabo Udra, en Bueu, o los 114 kilómetros al sur de Vigo. También destacan los más de 100 kilómetros por hora registrados en Cabeza de Manzaneda. Además, ayer cayeron 478 rayos en la comunidad.

Desvíos de vuelos

Las fuertes rachas provocaron que dos vuelos de Iberia procedentes de Madrid regresaran de nuevo a Barajas ayer por la tarde al no poder aterrizar en el aeropuerto de Santiago y en Alvedro. Además, en el caso del aeródromo coruñés, se suspendió también el que realizaría el viaje de vuelta a Madrid. También el transporte regular de las navieras que unen Vigo con Cangas y Moaña quedó suspendido hasta nuevo aviso. Además, una persona resultó herida en Vigo al caerle encima los cristales de unas ventanas rotas a causa del viento, según informó el 112. El suceso ocurrió en la calle Roupeiro minutos antes de las cinco.

La caída de árboles y ramas, así como objetos que obstaculizaban numerosos puntos de la red viaria gallega centraron los avisos al 112. En la provincia de A Coruña se registraron la mayor parte de los incidentes, seguida de Pontevedra.

Continúa el goteo de medidas de restricción por la falta de agua en la comunidad

El municipio lucense de Meira realiza restricciones nocturnas del servicio de abastecimiento ante la falta de agua en sus depósitos. Los cortes se realizan de lunes a jueves y entre la una y las cinco de la mañana. Asimismo, el Consorcio de Augas de Louro, en Tui, anunció el martes que se restringirá un 20 % del volumen diario suministrado a 85 empresas de Tui, O Porriño, Mos y Salceda durante días. Además, aquellos usuarios que hayan consumido más de dos millones de litros de agua el año pasado, pasarán a pagar la tarifa de usuario no doméstico. Con esta medida se pretende fomentar el control detallado de los consumos. Además, también se ha restringido el baldeo y el riego de parcelas y jardines privados a todos los usuarios, informa Carlos Ponce. Y en A Coruña, la concesionaria del servicio de aguas y la Xunta han acordado agilizar los trámites para hacer la captación de agua de la extinta mina de lignito de As Encobras hacia Cecebre.

La conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, aconsejó ayer «no tomar a broma» la situación de sequía y ha apelado a la «responsabilidad» de los alcaldes en materia de ahorro de agua, en referencia al alcalde de Vigo, Abel Caballero. La titular de Medio Ambiente recordó también que se ha instado a los ayuntamientos afectados por la alerta a reducir sus consumos no prioritarios y a pedir a sus industrias un uso responsable del agua.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El primer temporal del otoño apenas deja lluvia para paliar la sequía