La alerta por sequía ya obliga a las ciudades gallegas a aplicar restricciones

Ferrol es la única que se salva por el momento de este tipo de medidas de ahorro de agua

.

Redacción / La Voz

Once meses de sequía y las restricciones de agua ya son generalizadas en todas las ciudades de Galicia. La última en sumarse ha sido Pontevedra, que acaba de detallar las acciones para ahorrar agua. Ferrol es la única que hasta ahora no ha aplicado restricciones. En el resto, en todas. Incluso desde hace meses.

Pontevedra

Servir de ejemplo, más que ahorro

El Concello de Pontevedra adoptó ayer sus primeras medidas para paliar la situación de alerta por sequía. Se trata de cuatro medidas más encaminadas a servir de ejemplo que a reducir de manera ostensible el consumo de agua: reducción del riego en los jardines públicos; limitación del baldeo de calles a lo «estrictamente necesario», control exhaustivo de las fuentes públicas y disminución de la presión nocturna. Las medidas tienen un carácter más simbólico que efectivo, ya que apenas afectan al 3 % del agua que se capta a diario del río Lérez en la estación de Monte Porreiro, que en la actualidad ronda los 31.000 metros cúbicos diarios. Según consta en el informe municipal del consumo de agua, el riego de jardines públicos supone el 1,3 % del consumo; las fuentes públicas representan el 0,9 % y el baldeo de calles, el 0,6 %.

Vigo

Una batería de medidas

La ciudad más poblada de Galicia es una de las más afectadas por la sequía. El embalse de As Eiras, del que se abastecen gran parte de los vecinos, está bajo mínimos, al 41%. El alcalde, Abel Caballero, anunció a finales de octubre que la ciudad solo tenía agua para algo más de tres meses y el Concello ya ha activado la situación de emergencia. Entre las primeras medidas figuran el control de fugas, la supresión de riegos y baldeos, el cierre de fuentes que no disponen de circuitos cerrados y la reducción del llenado de piscinas. Esta misma semana también se han suprimido los riegos en los campos de fútbol de hierba sintética y en los de hierba natural se optimizarán y vigilarán. Además, en las piscinas, aparte de reducir los llenados, se controlará el consumo del agua. Se cerrarán las duchas y lavaderos en las playas y se controlará el consumo en los centros públicos e instalaciones deportivas. Finalmente, en Vigozoo se van a cerrar todas las instalaciones de agua ornamentales y decorativas.

Ourense

Quiere reducir 2.500 metros cúbicos de agua al día

El Concello de Ourense decidió a principios de octubre eliminar el consumo continuo en las fuentes ornamentales y reducir los horarios de riego de los jardines municipales, que se hace en días alternos. También se han limitado los baldeos en la limpieza de calles. Otra de las medidas que el gobierno local está llevando a cabo es la reducción nocturna de la presión de agua. Una disminución que apenas se nota en los hogares ourensanos pero que permite reducir el nivel de agua bombeada del río. Además, se trabaja por minimizar las fugas en la red. Con estas medidas, el Concello pretende ahorrar 2.500 metros cúbicos de agua al día. Algunas de estas medidas ya se habían empezado a aplicar en agosto.

Lugo

El baldeo se reduce al 60 %

El Concello de Lugo también anunció a principios de octubre que el baldeo de calles se eliminará un 60 %, aunque se mantuvo durante las fiestas de San Froilán. También el riego de los jardines de la ciudad de la muralla se redujo a la mitad. Al igual que en Ourense, en Lugo ya se empezaron a aplicar medidas de ahorro durante el verano.

Santiago

Solo se riegan las plantas con mayor riesgo de secarse

El Concello de Santiago decidió prolongar las medidas que ya habían puesto en marcha en los meses estivales para controlar y limitar el consumo en los espacios verdes. El riego está limitado exclusivamente a aquellas especies que corren un riesgo serio de secarse. La situación es más complicada en los municipios de Negreira, A Baña y Santa Comba, donde tienen que hacer frente a las necesidades de zonas rurales con camiones cisterna o motobombas.

A Coruña

Reducir el consumo un 10 %

La Xunta urgió ayer a los municipios afectados por la alerta por sequía en el área de influencia de A Coruña a reducir en un 10 % los consumos de agua, sobre todo en la industria. Hace unos días, el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, remitió una carta a sus homólogos del área metropolitana exhortándolos a poner en marcha «con carácter inmediato» cinco medidas contra el desabastecimiento. Desde ayer los concellos han suprimido los baldeos de calles, controlan el consumo en los edificios ornamentales y surtidores públicos y refuerzan la inspección en los 550 kilómetros de la red de abastecimiento para detectar y minimizar fugas. También controlan los riegos.

Ferrol

Sin medidas de ahorro

Es la única ciudad de Galicia que todavía no ha establecido ningún tipo de restricción al consumo de agua. Además, la urbe naval, junto con Santiago, son las dos únicas ciudades que no están en situación de alerta, aunque sí en prealerta. Las restricciones, en cambio, afectan a municipios cercanos como Ares, Cabanas, Pontedeume o San Sadurniño. En Cabanas, por ejemplo, se ha cortado el agua de las duchas de la playa y se prohíbe utilizar la red municipal para llenar piscinas privadas, limpiar vehículos o el riego de jardines.

Con información de S. Barral, J. Romero, C. Andaluz, M. Cobas, M. Mosteiro, E. Forján, R. Martínez, M. Carneiro, B. Couce, A. Urgorri, M. G. Vilar, C. Elías y S. Varela.

La Xunta ofrece préstamos sin intereses para los afectados por las heladas

La Xunta aprobó ayer la realización de una segunda convocatoria de ayudas para facilitar el acceso a las explotaciones agrarias afectadas por las heladas y el granizo a préstamos bonificados, a coste cero, para la financiación del circulante o la refinanciación de los pasivos. El Gobierno gallego destinará un millón de euros a esta segunda convocatoria y se suma al medio millón aprobado el pasado mes de septiembre. Con esta aportación, se pretende nmovilizar 6,5 millones de euros.

El objetivo de esta línea de ayudas es facilitar la movilización de la financiación bancaria, con préstamos a partir de 3.000 euros sin costes financieros, para que las explotaciones «poidan funcionar con normalidade, aprazando os seus pagamentos para facer fronte ás previsibles reducións de ingresos, e para agardar polo cobramento, se é o caso, das indemnizacións dos seguros», según indicó ayer la Xunta. Las solicitudes se podrán presentar hasta el 28 de febrero, una vez que se publique en el Diario Oficial de Galicia.

El Parlamento gallego pide que se mantengan las comunidades vecinales de agua

El Parlamento gallego aprobó ayer una propuesta del PPdeG donde reclama la modificación del artículo 124.2 del reglamento de Dominio Público Hidráulico para que se siga permitiendo la existencia de las comunidades vecinales de agua. También se insta a la Xunta a que constituya un grupo de trabajo con las comunidades de usuarios, con la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), representantes de organismos con competencia territorial para el estudio de la problemática asociada a las traídas vecinales, en relación con las competencias municipales.

El PP puso de manifiesto ayer que en Galicia hay unos 650.000 usuarios que se abastecen a través de las comunidades vecinales y entre los problemas que se están encontrando figuran las dificultades para renovar sus concesiones cuando hay una red de abastecimiento cerca «debido a la regulación establecida en la normativa estatal de aguas».

Votación
4 votos
Comentarios

La alerta por sequía ya obliga a las ciudades gallegas a aplicar restricciones