La lluvia no frena la caída de agua embalsada

Los embalses están un 15 % peor que en la última década y muchos concellos ya imponen restricciones

La lluvia no frena la caída de agua embalsada Los embalses están un 15% peor que en la última década y muchos concellos ya restringen el consumo

Redacción / La Voz

Los efectos de la sequía se notan en Galicia desde hace tiempo y la lluvia de los últimos días sigue sin frenar la disminución del agua almacenada. Los embalses están bajo mínimos. En los de la demarcación Galicia-Costa se encuentran al 45 % de su capacidad, cuando la media de los últimos diez años se sitúa en torno al 60 % en esta época del año, y en el caso de la demarcación Miño-Sil están al 42 %, mientras que lo normal es que estuvieran al 57 %.

El embalse de Eiras, en el término municipal de Fornelos de Montes, que abastece a la ciudad de Vigo y a otras localidades como Porriño, Mos, Redondela o Salceda, es el que peor estado presenta de todos los revisados. Se encuentra al 41% de su capacidad, siete puntos menos que hace tres semanas, cuando la media de la última década lo sitúa en el 79 %, es decir, que tiene la mitad de agua almacenada de lo que debería presentar en esta época del año. Y ha dejado al descubierto un antiguo molino. También se encuentra muy bajo el embalse de Zamáns, otro de los que abastece a la ciudad olívica, aunque en menor medida. Hace semanas que el ayuntamiento de Vigo ha activado el plan de emergencia municipal porque el agua embalsada solo garantiza el suministro hasta enero.

Otro de los embalses que se sitúa en mínimos históricos es el de Cecebre, que abastece a la ciudad de A Coruña y su área metropolitana. Se encuentra al 38 % de su capacidad. Una situación que no es muy habitual y que ha llevado al Ayuntamiento coruñés a suprimir los baldeos calles y los riegos de jardines por vez primera desde que se declaró la prealerta y luego la alerta por sequía en Galicia. También el embalse de As Forcadas, que abastece a Ferrol, Narón, Neda, Fene, Ares y Mugardos, se encuentra 23 puntos por debajo de lo que debería.

Cortes nocturnos en Meira

Los embalses de la provincia de Lugo son los que mejor comportamiento tienen al registrar de media siete puntos por debajo de lo normal, frente a los diez que se observan en los embalses de la provincia de A Coruña y Pontevedra y los veinte puntos menos que se dan en los de Ourense. A pesar de esta situación, en el municipio de Meira ya se empiezan a registrar cortes de suministro nocturnos, entre la una y las cinco de la madrugada, porque los depósitos de agua están muy bajos. La medida se aplica desde la noche pasada y durará, en principio lo que queda de mes.

La falta de lluvias también se deja sentir en el embalse de Río Covo (Cervo), en A Mariña, del que se nutre la factoría de Alcoa en San Cibrao. El embalse es la segunda opción del Concello cervense para garantizar el abastecimiento a los vecinos. Estos días se pueden contemplar los pantalanes en dique seco y las ovejas pastando en terrenos que antes cubría el agua y donde ahora crece la hierba. Además, la presa cobró protagonismo por ser el lugar elegido en el 2011 por el palista David Cal para preparar los Juegos Olímpicos de Londres. Algo ahora impensable.

Con información de X. M. María Palacios, M. Cuadrado. A. Gerpe, A. F. Cuba y C. Elías. Más información en las ediciones locales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La lluvia no frena la caída de agua embalsada