Ensayan un cebo que afecta solo a la velutina y evita daños a otros insectos

Las pruebas están encaminadas a dar con una sustancia química que afecte solo a la avispa asiática y que esta pueda llevar en su cuerpo para dañar a sus propias colonias

.

redacción / la voz

El equipo de investigación creado por la Diputación de A Coruña y la Universidade de Santiago para estudiar la avispa velutina y las mejores fórmulas para erradicarla ha obtenido algunos avances en sus investigaciones. Pese a ello, los científicos son conscientes de que por el momento se conoce muy poco sobre este insecto. «Necesítanse recursos e necesítase poñer en común as investigacións que se están facendo en distintos sitios», dice uno de los investigadores, Xesús Feás.

Una de las líneas de investigación que se encomendaron a este equipo fue la identificación de un cebo selectivo que solo dañe a la velutina y evite la muerte de otros insectos. Este es, precisamente, uno de los principales objetivos de los estudios relacionados con la avispa invasora que llegó desde Asia, puesto que por el momento las trampas destinadas a eliminarla planteaban el problema de que no impedían la muerte de otros insectos. Xesús Feás dirigía, precisamente, esta línea de investigación, y asegura que se han conseguido algunos avances en este campo y que ya se han hecho pruebas en laboratorio. El estudio todavía no ha concluido y Feás espera poder rematarlo con resultados. Las pruebas estaban encaminadas a dar con una sustancia química que afecte solo a la velutina y que esta puede llevar en su cuerpo para dañar a las colonias de esta especie. El cebo probado tiene además otras ventajas: se requieren pequeñas cantidades y además no es necesario que los nidos sean detectados previamente, porque son las propias velutinas las que llevan el biocida hasta ellos.

Para Feás, es necesario profundizar y poner en común las líneas de investigación que se están desarrollando, porque «o insecto estase expandindo sen control» y, pese a ello, «a día de hoxe aínda hai xente que non distingue a velutina doutros insectos». En solo cuatro años, recuerda el investigador, se ha pasado de dos nidos detectados en Galicia a los más de 10.000 que se han localizado este año. «A expansión da velutina está en explosión, e tamén hai que estudar o papel do home na expansión interna e ata que punto é necesario intervir no movemento de masas forestais».

La avispa asiática, dice Xesús Feás, es «un invasor fóra do común», que se adapta muy bien al medio: «Vemos niños no mar, na terra, en xaneiro e febreiro...». Esta adaptación al medio hace que los investigadores ya prevean que en pocos años llegará a colonizar toda Europa hasta el sur de Suecia. En Galicia, por el momento, ha invadido ya las provincias de A Coruña y Pontevedra, en la de Lugo apenas quedan una docena de concellos en los que no se ha detectado todavía su presencia, y el tercio occidental de la de Ourense.

Precisamente una de las líneas de investigación promovidas por la Diputación de A Coruña y la USC consistía en analizar la distribución geográfica actual de la avispa asiática en Galicia. Se hizo utilizando un modelo matemático que, teniendo en cuenta cincuenta variables ambientales, es capaz de predecir con mucha exactitud la evolución de las colonias de avispa asiática. Este instrumento permitirá planificar los recursos y definir estrategias contra la especie invasora.

La selección genética de las abejas, una alternativa sin explorar

La expansión de la velutina tiene múltiples efectos sociales y económicos de cuyo estudio se ocupa también otra de las líneas de investigación. Uno de los sectores más afectados es el de la apicultura, por los daños que esta especie, depredadora de abejas, causa sobre las colmenas. Como la velutina es una especie que procede de un hábitat diferente, las abejas no están preparadas para hacerle frente. Sin embargo, los investigadores han observado que unas colmenas reaccionan con más eficacia que otras al ataque de estas avispas y ven como otra posible vía de lucha contra la especie invasora la selección genética de las colmenas. Xesús Feás explica que los apicultores están acostumbrados a seleccionar las abejas, y lo hacen habitualmente en función de su productividad y de lo mansas que sean. La posibilidad de seleccionar en el futuro aquellas que sean más agresivas con la velutina es una alternativa.

Votación
37 votos
Tags
Comentarios

Ensayan un cebo que afecta solo a la velutina y evita daños a otros insectos