Tres mil multas por exceso de velocidad en solo una semana en las carreteras gallegas

Hubo 164 positivos en alcohol y 151 denuncias por ir sin cinturón


redacción / la voz

En solo una semana de controles intensivos, entre el 23 y el 29 de octubre, los servicios de vigilancia de la Dirección General de Tráfico (DGT) detectaron cuatro mil infracciones al volante en Galicia. Los controles se realizaron en carreteras convencionales, donde se producen más del 80 % de los accidentes mortales, por lo que no se incluyen en la cifra las infracciones cometidas en autovías y autopistas.

La infracción más detectada en las vías convencionales gallegas por las patrullas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y por el helicóptero Pegasus de la DGT fue el exceso de velocidad, con 2.919 denuncias, la mayoría detectadas por los radares móviles de las provincias de Lugo y A Coruña. La siguiente infracción en la lista fue la conducción bajo la influencia del alcohol, con 164 casos de automovilistas que dieron positivo en las pruebas de aire espirado realizadas durante esa semana.

Tanto los excesos de velocidad como el consumo de alcohol antes de conducir son las principales preocupaciones de los responsables de Tráfico. A esos dos tipos de infracción se les atribuyen una gran parte de los accidentes de tráfico más graves ocurridos en las carreteras gallegas. También preocupa la conducción bajo los efectos de las drogas. Por ese motivo fueron denunciados 76 conductores en la campaña de vigilancia desarrollada en Galicia en la última semana de octubre. El director de la DGT, Gregorio Serrano, confirma su preocupación «por el aumento de conductores que se ponen al volante tras haber consumido cannabis, cocaína u otras sustancias que afectan a la conducción».

89 denuncias por usar el móvil

El uso del teléfono móvil al volante, con 89 casos denunciados en Galicia durante la semana de vigilancia intensiva, es otra de las infracciones de máximo riesgo, en especial en lo que se refiere a su utilización para enviar y recibir mensajes porque los conductores necesitan apartar la vista de la carretera unos instantes que pueden ser fatales.

Pero hay una infracción en especial que sorprende a los responsables de Tráfico por lo que supone de riesgo para quienes la cometen. Se trata del no uso del cinturón de seguridad, pese a que está demostrado que abrochárselo salva vidas. La Guardia Civil denunció a 151 conductores y pasajeros que no utilizaban este dispositivo de seguridad.

Las patrullas de Tráfico también formularon 132 denuncias por deficiencias técnicas en los vehículos, además de 73 por falta de permisos de los conductores y 74 por problemas con la documentación de los vehículos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Tres mil multas por exceso de velocidad en solo una semana en las carreteras gallegas