Feijoo propone un «pacto de país» para acabar con la lacra de los incendios

Domingos Sampedro
Domingos Sampedro SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

Sandra Alonso

Feijoo se ofrece a crear una comisión parlamentaria para reforzar la lucha contra los incendios y presenta un paquete de 30 medidas

08 nov 2017 . Actualizado a las 12:23 h.

Cuatro personas fallecidas, 128 ingresadas con heridas de diferente consideración, de los que tres continúan todavía hospitalizadas, y unas 2.400 desalojadas de sus casas en Galicia por la amenaza de los incendios forestales. Este es el balance de los daños personales provocados por la ola de incendios registrada el 14 y 15 de octubre, a la que hay que añadir los cuantiosos daños materiales formados por la pérdida de viviendas, enseres, vehículos o empresas. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, los enumeró este martes al comienzo de su comparecencia ante el Parlamento, que aprovechó para plantear la creación de una «comisión específica» dirigida a reforzar la lucha contra los incendios y a buscar una «unidade de criterio» de la clase política para combatir esta lacra.

La intervención inicial, que se prolongó por espacio de una hora, fue utilizada por el jefe del Ejecutivo para desgranar una batería de 30 medidas -algunas ya en marcha- para mejorar la lucha contra los incendios en materia de prevención, de ordenación y dinamización del monte, y también para mejorar la persecución de los incendiarios. «Imos a por eles e pagarán polo que fixeron», advirtió Feijoo, antes de insistir que si Galicia arde es porque alguien le prende fuego.

Entre las propuestas esgrimidas por Feijoo están las facilidades para actuar de oficio en las parcelas de propietarios desconocidos y su inmediata incorporación al Banco de Terras para que sean puestas a disposición de quien quiera trabajar esos terrenos, o a la aprobación de requisitos más estrictos para mantener limpias las franjas de protección de lugares poblados e instalaciones de interés. A estas se añaden los planes de ordenación para los 19 distritos forestales, empezando por los cinco de Ourense y los cuatro de Pontevedra, la red de videovigilancia forestal o la creación de equipos forestales de investigación de apoyo a la Guardia Civil y a la Policía sobre la autoría de los fuegos.