Secuestran a una joven de unos veinte años ante el club de alterne en el que trabajaba en O Corgo

Las cámaras de seguridad grabaron a varios hombres metiéndola a la fuerza en un Alfa Romeo


LUGO /LA VOZ

La Guardia Civil de Lugo investiga un secuestro ocurrido en la noche del jueves en el club de alterne Tritón, ubicado en la carretera N-VI, en el municipio lucense de O Corgo. La víctima es una joven prostituta de nacionalidad rumana, Ramona Vasile, con poco más de veinte años de edad, de pelo rubio y ojos claros, y que llevaba varios meses trabajando en ese club de alterne.

El encargado del local declaró que echó en falta a la chica sobre las cuatro de la madrugada y que al revisar las imágenes de las cámaras de seguridad observó cómo, sobre las 22.30 horas, la joven fue introducida a la fuerza en el interior de un vehículo.

En el momento del secuestro la chica se encontraba fumando en el exterior de la puerta principal del local, junto a otra compañera. Un coche, modelo Alfa Romeo, de color oscuro y con placas de matrícula búlgaras, se presentó en el lugar y aparcó frente a la puerta. Del vehículo salió un hombre que entró al club a tomar algo. Al menos otro hombre y el conductor permanecieron dentro del coche hasta que el que había entrado al local salió deprisa y agarró a la mujer y la arrastró a la fuerza hacia el coche, mientras otro hombre salía por la puerta de atrás del vehículo y la empujaba hacia dentro. Entre ambos la metieron en los asientos traseros y el conductor, que permanecía al volante, salió del lugar a toda velocidad. Los hombres iban con la cara destapada. En ese turismo podrían viajar familiares de la propia mujer, porque no se descarta que el secuestro hubiese sido preparado por sus propios allegados.

Ayer, agentes de la Guardia Civil se trasladaron al club de alterne y observaron las imágenes captadas por las cámaras de vigilancia. Comprobaron la placa de matrícula del vehículo y tomaron declaración a varios testigos, entre ellos a la propia mujer que se encontraba con Ramona Vasile cuando fue introducida a la fuerza en el coche. Ya por la noche, estaba previsto que la jueza de guardia se desplazase al local para inspeccionar los detalles del suceso.

El secuestro de esta joven parece un crimen bien planificado, según diversas fuentes, hasta el punto de que pasó bastante tiempo -alrededor unas seis horas- hasta que fue detectado, lo que permitió a los raptores deshacerse de la chica, llevarla a otro club de alterne o huir con ella fuera de España.

En la noche de ayer todavía no había trascendido ningún dato sobre el posible paradero de la mujer ni tampoco se habían producido detenciones. La Guardia Civil continuaba con las investigaciones e interrogaba a compañeras de la mujer y a empleados del local que puedan arrojar luz sobre el caso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

Secuestran a una joven de unos veinte años ante el club de alterne en el que trabajaba en O Corgo