El recuento final eleva de 35.500 a 49.000 las hectáreas quemadas en la ola de incendios

En total, 61.771 hectáreas de terreno calcinado por las llamas en los diez primeros meses del año

M. S.
Redacción / La Voz

Entre las primeras cifras provisionales de la ola de incendios y las definitivas hay una diferencia de 13.671 hectáreas, algo más que la superficie de la ciudad de Vigo. En total, ardieron en aquel fatídico fin de semana de octubre 49.171 hectáreas en 264 fuegos, según el recuento definitivo que la Consellería de Medio Rural hizo público ayer.

A estas 49.171 hectáreas, hay que añadir las 12.600 que habían ardido hasta ese fin de semana. En total, 61.771 hectáreas de terreno calcinado por las llamas en los diez primeros meses del año, lo que representa el peor dato del último decenio. Solo lo supera aquel fatídico 2006 en el que ardieron 96.880 hectáreas en Galicia. Con esta actualización de datos se supera incluso el año 2011, algo que con los datos provisionales no sucedía, cuando en los diez primeros meses del año se calcinaron 38.168 hectáreas. Los datos hablan por sí solos porque durante el fin de semana que duró la ola de incendios ardió más terreno que durante todo el 2011 (42.392 hectáreas).

Por provincias, Ourense fue la más afectada con un total de 22.623 hectáreas, que supone más superficie quemada que la del año pasado en Galicia. En Pontevedra solo se calcinaron 2.500 hectáreas menos que en Ourense (20.085). La diferencia con Lugo es más acusada, al registrar 5.734 hectáreas quemadas, mientras que en A Coruña ardieron 728 hectáreas.

También es significativo que la mayor parte del área calcinada se corresponde con monte arbolado, el 53 %, es decir 26.098 hectáreas, mientras que el resto se corresponde con monte raso. Además, el 23 % del terreno quemado se corresponde con zona de Red Natura, situada entre la provincia de Ourense (6.769 hectáreas) y la de Lugo (4.523 hectáreas).

1,35 millones

Por su parte, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente invertirá 1,35 millones de euros en Galicia para reparar los graves daños causados por el fuego tanto en bienes de titularidad pública y privada como en la superficie forestal. La inversión se destinará a actuar sobre más de 28.000 hectáreas en cauces de ríos y afluentes como el Brull, Mirela o Senna en Ourense, el Umia o Tea en Pontevedra y en la cuenca del Rego de Bregadiñas, en Lugo. Todos estos sistemas dependen de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil. El ministerio también actuará en las demarcaciones del Duero y del Cantábrico.

El fiscal coordinador de Medio Ambiente, Antonio Vercher, cree que «en España no hay muchos pirómanos, lo que hay son muchos imbéciles», y que el único modo de luchar contra el fuego es cambiar «la actitud personal y colectiva».

Los abogados gallegos ofrecerán asesoramiento gratuito a las personas afectadas por los incendios forestales del mes pasado, tal como decidió el último pleno del Consello da Avogacía Galega, a iniciativa del Colegio de Abogados de Lugo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El recuento final eleva de 35.500 a 49.000 las hectáreas quemadas en la ola de incendios