El recuento final eleva de 35.500 a 49.000 las hectáreas quemadas en la ola de incendios

S. A. / M. S. REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

En total, 61.771 hectáreas de terreno calcinado por las llamas en los diez primeros meses del año

04 nov 2017 . Actualizado a las 13:05 h.

Entre las primeras cifras provisionales de la ola de incendios y las definitivas hay una diferencia de 13.671 hectáreas, algo más que la superficie de la ciudad de Vigo. En total, ardieron en aquel fatídico fin de semana de octubre 49.171 hectáreas en 264 fuegos, según el recuento definitivo que la Consellería de Medio Rural hizo público ayer.

A estas 49.171 hectáreas, hay que añadir las 12.600 que habían ardido hasta ese fin de semana. En total, 61.771 hectáreas de terreno calcinado por las llamas en los diez primeros meses del año, lo que representa el peor dato del último decenio. Solo lo supera aquel fatídico 2006 en el que ardieron 96.880 hectáreas en Galicia. Con esta actualización de datos se supera incluso el año 2011, algo que con los datos provisionales no sucedía, cuando en los diez primeros meses del año se calcinaron 38.168 hectáreas. Los datos hablan por sí solos porque durante el fin de semana que duró la ola de incendios ardió más terreno que durante todo el 2011 (42.392 hectáreas).

Por provincias, Ourense fue la más afectada con un total de 22.623 hectáreas, que supone más superficie quemada que la del año pasado en Galicia. En Pontevedra solo se calcinaron 2.500 hectáreas menos que en Ourense (20.085). La diferencia con Lugo es más acusada, al registrar 5.734 hectáreas quemadas, mientras que en A Coruña ardieron 728 hectáreas.