Diez conductores son detectados cada mes en sentido contrario en Galicia

Un centenar de infractores han sido interceptados este año, la mayoría por despistes

Accidente provocado esta semana por un conductor suicida en el puente de Rande
Accidente provocado esta semana por un conductor suicida en el puente de Rande

redacción / la voz

La mayoría son conductores de edad avanzada con problemas de orientación y que se despistan con las señales en el momento en que tratan de acceder a una autovía o una autopista. La Guardia Civil conoce de cerca este problema porque en los últimos meses han detectado un incremento de casos de automovilistas que son interceptados circulando en sentido contrario al permitido. «Además de tramitar una denuncia por infracción grave, cuando sospechamos que el conductor que circula en sentido contrario tiene alguna merma en sus condiciones psicofísicas, lo proponemos para una revisión médica extraordinaria», explica Francisco Javier Molano, teniente coronel jefe de la Agrupación de Tráfico de Galicia. Esa propuesta se dirige al jefe provincial de Tráfico, que es quien ordena al conductor que acuda a una cita con el servicio de inspección médica del Sergas.

En lo que va de año se han detectado en Galicia un centenar de conductores en sentido contrario por autovías y autopistas. Cada mes se conocen unos diez casos de ese tipo y con demasiada frecuencia los guardias civiles comprueban que esos infractores son automovilistas que se han equivocado o que no han conseguido interpretar a tiempo una determinada señal. Por eso, a propuesta de la DGT y la Guardia Civil, el Ministerio de Fomento y la Xunta han colocado señales de dirección prohibida, de gran tamaño y de alta visibilidad, en todos los enlaces de salida de sus autovías para evitar confusiones.

La conducción en sentido contrario en vías desdobladas es una maniobra de gran riesgo. Por eso cuando se produce una alerta por ese motivo se activa un protocolo de actuación inmediata para tratar de localizar e interceptar cuanto antes al conductor infractor. El Centro de Gestión de Tráfico del Noroeste, situado en A Coruña, coordina las operaciones con la ayuda de las cámaras de vigilancia y las pantallas de mensaje mientras varias patrullas de la Guardia Civil salen en busca del vehículo intruso y van cortando la circulación en los tramos de peligro.

La Guardia Civil solicita un análisis de sangre del kamikaze de Rande

La Guardia Civil está a la espera de recibir los análisis de sangre del joven kamikaze que se estrelló contra otro coche en el puente de Rande en la madrugada del miércoles y resultó herido muy grave. Los agentes han solicitado al juez de Redondela una autorización para la analítica porque sospechan que el causante del accidente, G.L.G., de Soutomaior y de 21 años, iba bebido o drogado. Los investigadores también estudian la trayectoria que siguió y revisan las cámaras de vigilancia para averiguar el punto por el que accedió a la autopista AP-9.

El joven, al ser rescatado, estaba aturdido y desorientado y solo acertó a decir a los bomberos: «No sé por dónde entré». Inicialmente, algunas informaciones apuntaban a que pudo recorrer 20 kilómetros en sentido contrario, pero la Guardia Civil lo desconoce hasta el momento.

En el siniestro resultó herido leve el conductor del otro coche M.V.B., de Cotobade y de 45 años. Ocurrió en el kilómetro 147,5, en sentido Vigo y Tui. La Guardia Civil ha constatado que el conductor de Cotobade circulaba correctamente cuando al realizar un adelantamiento colisionó con el coche del infractor que iba en sentido contrario, hacia A Coruña. Los bomberos excarcelaron a los conductores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Diez conductores son detectados cada mes en sentido contrario en Galicia