Gonzalo Caballero crea una ejecutiva con tres vicesecretarías y que renuncia a la integración

Domingos Sampedro SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

Europa Press

El coruñés Pablo Arangüena, el diputado lucense José Antonio Quiroga y el edil pontevedrés Iván Puentes, los tres nombres clave de la nueva dirección

29 oct 2017 . Actualizado a las 20:54 h.

Después de una larga noche de negociaciones, ampliada todavía más con el cambio de hora, Gonzalo Caballero logró cerrar este domingo por la mañana un acuerdo para conformar la nueva ejecutiva nacional del PSdeG, en la que contará con tres vicesecretaría generales y en la que prescinde de cualquier gesto de integración con la candidatura de Juan Díaz Villoslada que fue derrotada en las primarias.

Un total de 49 personas, a las que habrá que sumar más tarde los miembros natos, conformarán el equipo de dirección del PSdeG, partido que aceptó presidir finalmente Xoaquín Fernández Leiceaga, que además mantendrá la portavocía en el Parlamento gallego y obtiene plaza para el comité federal del PSOE en recompensa por el pacto logrado para retirarse de las primarias y facilitar la victoria de Gonzalo Caballero.

La nueva ejecutiva cuenta con tres nombres clave, que son el vicesecretario general de política y portavoz, puesto que ocupará el abogado coruñés Pablo Arangüena; el secretario del área de organización, y por tanto jefe del aparato del partido, que recaerá en el diputado lucense José Antonio Quiroga; y el secretario del área de política municipal, con un papel importante de cara a la preparación de las elecciones municipal, un papel que asumirá el edil pontevedrés Iván Puentes, que tendrá bajo su mando a cuatro alcaldes: Alberto Varela (Vilagarcía), José Miñones (Ames), Alfredo Llano (Burela) y Francisco Fumega (O Carballiño).

Las otras dos vicesecretarias generales, la de igualdad y la de sostenibilidad, recaerán en dos mujeres, Icía García (Meaño) y Marta Freire (Moaña), respectivamente. Otras posiciones de cierto relieve son las que asumen personas de la confianza personal del nuevo líder del PSdeG, como son Martín Seco (Arteixo), que llevará acción electoral; Alberto Monedero (Vigo), con el área de militancia; política institucional, que recaerá en la expresidenta del Parlamento, Dolores Villarino; o la secretaría de cultura, que asumirá Noa Díaz.

En total, el equipo que respaldó a Leiceaga logra colocar un total de trece personas en la ejecutiva nacional, que está completada con estos nombres: Bruno Díaz (economía), Marina Ortega (política social), Paloma Castro (justicia), Concepción García (movimientos sociales), Ana Prieto (estudios y programas), Rafael Rodríguez Villarino (formación), Juan Carlos Francisco Rivera (derechos y libertades), Diego Taibo (ordenación territorial), Miguel Bautista (emigración), María José Gerpe (pesca), Elvira Lama (comercio), Juan Evaristo Rodríguez (sanidad), Luis Álvarez (educación), Iván Castro (markéting e novas tecnoloxías) y José Jaime González del Río (medio rural). A ellos se suman 19 nombres más con secretarías ejecutiva, sin cartera específica.

El equipo de personas que respaldó a Villoslada en las primarias no logró colocar ningún nombre en los órganos de dirección, según anunciaron fuentes de su entorno. No obstante, Gonzalo Caballero sí ofreció algún gesto de integración con sus rivales interno de Vigo, pues la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, es una de las siete personas designadas por el PSdeG para formar parte del comité federal, el máximo órgano del partido.

La comisión de ética del PSdeG la presidirá el vigués Jorge Parada, mientras que la de control económico la dirigirá la también viguesa Teresa Porrit.