Sacristán dimitirá como alcalde de Culleredo y secretario provincial del PSOE coruñés

«Ha llegado el momento de dejar paso. Tengo 64 años y me jubilo», les dijo a sus colaboradores


redacción / la voz

Después de 34 años al frente del Ayuntamiento de Culleredo, Julio Sacristán (Valladolid, 1953) dejará su puesto de alcalde y dimitirá también de todos sus cargos orgánicos en el PSdeG. El martes notificó la decisión a sus colaboradores más cercanos y a algunos amigos. «Ha llegado el momento de dejar paso. Tengo 64 años y me jubilo», les dijo ante la incredulidad de casi todos ellos. La retirada la hará oficial mañana jueves tras tramitar a lo largo del día de hoy las diferentes notificaciones a todos los órganos de los que es miembro.

La sorpresa por el momento elegido se explica por varios motivos, pero el fundamental que transmitió el propio Sacristán a sus interlocutores es que ya cuenta con la edad suficiente para acceder a la jubilación y que quiere dejar las manos libres a su sucesor para que pueda preparar la siguiente campaña electoral. Además, hace escasos días recibió la noticia del archivo de una denuncia por prevaricación, con lo que puede abandonar su puesto como alcalde sin ninguna amenaza judicial en el horizonte «y con el expediente limpio», como resaltó nada más conocer el sobreseimiento del proceso.

Sacristán pone así fin a una dilatada trayectoria política. La renuncia se precipitó en los últimos días, para facilitar también la renovación del PSdeG en la provincia de A Coruña, donde ocupaba el cargo de secretario general, aunque a raíz de las primarias perdió cierto protagonismo en detrimento de la estructura afín a Juan Villoslada que lideraba el presidente de la Diputación, Valentín González Formoso.

Julio Sacristán, que desarrolló la primera parte de su trayectoria profesional como profesor de formación profesional en la antigua Universidad Laboral Cruceiro Baleares, de O Burgo, fue activista sindical en Comisiones Obreras, se afilió al PSOE en 1982 y fue el cabeza de lista de ese partido en Culleredo desde 1983, donde ha gobernado en solitario, en coalición con el BNG o con distintos partidos independientes, dando muestra de su talante conciliador y habilidad para las negociaciones.

También fue presidente del Consorcio das Mariñas y en la actualidad ejercía además como coordinador de la actividad política en la Diputación de A Coruña, cuyo escaño dejará también libre a partir de su renuncia como concejal.

Casado y padre de un hijo, fumador empedernido, apasionado del buen vino de la ribera del Duero, de la que es originario, y entusiasta jugador de cartas, Sacristán estará secundado en su dimisión por su primera teniente de alcalde Lupe Pombo, que renunció a la primera tenencia de alcaldía, aunque seguirá como concejala del equipo de gobierno. Así, las riendas del Ayuntamiento de Culleredo quedan en manos de su segundo teniente de alcalde, José Ramón Rioboo, de forma temporal hasta el pleno del 10 de noviembre, donde tanto este como Diego Taibo, se perfilan como principales opciones para ocupar el sillón de regidor. Serán los miembros del grupo socialista los que elijan el relevo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Sacristán dimitirá como alcalde de Culleredo y secretario provincial del PSOE coruñés