Galicia cierra una semana negra con diecisiete incendios activos

En apenas dos días se han calcinado cerca de 800 hectáreas en las provincias de Lugo y Ourense, las más afectadas por el fuego

Semana negra en Galicia El fuego ha calcinado la última semana dos mil hectáreas

ourense / la voz

La comunidad sigue sufriendo una de las peores oleadas de incendios del año. Ayer mismo eran diecisiete los focos localizados en la comunidad gallega, donde las provincias más afectadas están siendo las de Lugo y Ourense. En esta última, precisamente, estaba activo a última hora de ayer un fuego en el municipio de Vilardevós, parroquia de Osoño, donde ya se habían superado las 50 hectáreas quemadas. Otras cuarenta habían ardido en los otros dos fuegos sin controlar localizados en los municipios lucenses de Friol y O Saviñao.

De acuerdo con la información facilitada por Medio Rural, a lo largo de la jornada de ayer se había logrado estabilizar los focos declarados en las jornadas de jueves y viernes en los municipios de Cea, Vilamarín, Vilariño de Conso, Vilariño y Chantada. Entre todos suman casi 800 hectáreas calcinadas en apenas dos días.

Los numerosos medios de extinción que se han desplegado en las zonas afectadas han logrado controlar otros importantes fuegos declarados en los días previos. Los dos más graves han sido los de Lobios, donde las hectáreas quemadas, que afectan al parque natural del Xurés, alcanzan las 750. También se daban por controlados ayer por la tarde los focos de Paradela, Folgoso do Courel, Cervantes, Chandrexa de Queixa, Cualedro, Vilariño de Conso, Vilariño y Paderne de Allariz. En el caso de Cualedro, se han visto afectadas casi 100 hectáreas.

Refuerzo en la frontera lusa

Para reforzar la lucha contra los fuegos forestales que afectan a Galicia, el Ministerio de Medio Ambiente ha desplazado dos aviones y tres helicópteros para la extinción de los focos más complicados de Lugo y Ourense. Soldados de la Unidad Militar de Emergencias trabajaban anoche en el incendio de Vilardevós.

Asimismo, la Consellería do Medio Rural anunció ayer que se reforzó la presencia de medios de extinción en la frontera con Portugal para evitar que los fuegos desborden el límite entre ambos países. Ayer mismo, por la tarde, ya estaba activo uno en el municipio de Muíños que se había declarado en el país vecino.

Por su parte, el PSdeG anunció que pedirá la comparecencia de la conselleira de Medio Rural, por entender que la política de prevención este otoño está llena de «improvisación» y basada en «bandazos», por tener a un tercio del operativo sin contratar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Galicia cierra una semana negra con diecisiete incendios activos