Los incendios afectan a más de 1.900 hectáreas en Lugo y Ourense

Un fuego permanece activo, mientras otros cinco han sido estabilizados y diez ya están controlados

;
Semana negra en Galicia El fuego ha calcinado la última semana dos mil hectáreas

Galicia registra este sábado  16 incendios forestales -entre activos, estabilizados y controlados- que han quemado más de 1.968 hectáreas de superficie en las provincias de Ourense y Lugo. En concreto, según los datos recogidos por la Consellería do Medio Rural hasta las 14:00 horas, hay un fuego activo, cinco estabilizados y diez controlados. De los 16 que se registran, doce se localizan en la provincia de Ourense y cuatro en la de Lugo.

Así, permanece activo desde las 22:37 horas del viernes un incendio que ha arrasado unas 20 hectáreas en la parroquia de Cantoña del municipio ourensano de Paderne de Allariz. Mientras, está estabilizado otro declarado a las 3.32 horas de este sábado en la parroquia de Covas en el ayuntamiento ourensano de San Cristovo de Cea que ha quemado unas 40 hectáreas.

En la misma provincia está estabilizado desde las 13.30 horas de este sábado el fuego que se inició a las 15.47 horas del viernes en la parroquia de Vilamarín del municipio del mismo nombre, donde ha quemado más de 100 hectáreas.

En Vilariño de Conso está estabilizado desde las 9.40 horas de este sábado el fuego registrado en la parroquia de Chaguazoso desde las 16.59 horas del miércoles y que ha quemado unas 400 hectáreas. En el mismo municipio ourensano también permanece estabilizado desde las 20.10 horas del viernes otro fuego que desde las 10.00 horas del jueves ha arrasado unas 30 hectáreas en la parroquia de Sabuguido.

El quinto fuego estabilizado desde las 13.21 horas de este sábado comenzó a las 14.38 horas del jueves en la parroquia de Esmeriz, en el ayuntamiento lucense de Chantada, donde han ardido más de 150 hectáreas.

Controlados

Por su parte, en la provincia de Ourense hay siete incendios forestales controlados. Dos de ellos afectan al municipio de Vilariño de Conso. Uno está controlado desde las 12.47 horas de este sábado tras quemar desde las 3,45 horas del jueves más de 50 hectáreas en la parroquia de Castiñeira. Mientras, en la parroquia de San Cristovo de la misma localidad sigue controlado desde las 20.10 horas del viernes el fuego que se declaró a las 13.05 horas del jueves y que afecta a unas 56,69 hectáreas.

Por su parte, en el ayuntamiento ourensano de Cualedro está controlado desde las 20.08 horas del viernes otro fuego iniciado a las 22.02 horas del jueves en la parroquia de Montes, donde han ardido unas 97.33 hectáreas.

En Chandrexa de Queixa permanece controlado desde las 23:41 horas del jueves un fuego en la parroquia de Requeixo, que afecta a unas 20 hectáreas. Y en la parroquia de Queixa otro incendio controlado desde las 19,36 horas del jueves ha quemado unas 33 hectáreas de monte raso.

En Lobios (Ourense), sigue controlado desde las 22:00 horas del jueves otro incendio que comenzó el domingo por la noche en la parroquia de Río Caldo y que ha quemado unas 650 hectáreas dentro del Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés.

En este mismo municipio, permanece controlado desde las 18,46 horas del jueves otro incendio iniciado a las 23:41 horas del domingo en la parroquia de Río Caldo que afecta a unas 90 hectáreas dentro del mismo parque natural.

En la provincia de Lugo está controlado desde las 13,07 horas de este sábado el fuego registrado a las 7:25 horas en el municipio de Paradela, donde han ardido unas 26 hectáreas. También permanece controlado desde las 9:47 horas de este sábado otro incendio declarado a las 7:27 horas del miércoles en la parroquia de Meiraos, en el municipio de Folgoso do Courel, que afecta a unas 150 hectáreas en zona de Red Natura.

Y continúa controlado desde las 22:05 horas del viernes otro fuego declarado a las 22:10 horas del jueves en la parroquia de Donís, en el municipio lucense de Cervantes. Éste afecta a unas 55 hectáreas, de ellas cinco de arbolado y 50 de raso.

Refuerzos en la frontera con Portugal

Para evitar que se propaguen los incendios que llegan de Portugal, la Xunta ha reforzado los medios de extinción en la frontera el país luso. La Consellería del Medio Rural ha decidido concentrar medios humanos y materiales en esa zona e intensificar las labores de prevención para evitar que los fuegos portugueses afecten al territorio gallego.

A través de un comunicado, el Gobierno gallego explica que en el municipio de Muíños (Ourense) ya entró un frente que quema unas cinco hectáreas, donde trabajan dos aviones y dos helicópteros. La Xunta también ha solicitado la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y trasladar personal al municipio de Lobios. 

La ola de incendios obliga a mantener un dispositivo de 5.600 brigadistas

xurxo melchor
;
«No hay suficientes efectivos para hacer frente a estos incendios» Agentes medioambientales muestran su preocupación ante un otoño seco que ha reactivado la actividad de los incendiarios en los montes gallegos

Medio Rural ha prorrogado contratos y cuenta con veinte medios aéreos operativos

Octubre no es, desde hace años, un buen mes para la lucha contra los incendios forestales. Sin embargo, esta campaña está siendo especialmente delicada por la gravísima sequía que padece Galicia, que está siendo aprovechada por los incendiarios para provocar fuegos en zonas secas, de muy difícil acceso, alto valor medioambiental y con varios focos simultáneos que suelen iniciarse por la noche, cuando la intervención de los medios aéreos es más difícil. Una combinación de factores que no ofrece dudas sobre la intencionalidad de los incidentes que azotan estos días a Ourense y Lugo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Los incendios afectan a más de 1.900 hectáreas en Lugo y Ourense