Las organizaciones de consumo exigen duras sanciones a Ryanair

Una asociación tramita 600 reclamaciones y otra, 294 consultas


Vigo / La Voz

La cancelación masiva de vuelos por parte de Ryanair merece a juicio de las organizaciones de consumidores la imposición de sanciones de una cuantía tan elevada que disuada a las aerolíneas de optar por la anulación en bloque de viajes ya vendidos ante cualquier incidencia interna.

Facua Consumidores en Acción instó el martes al Ministerio de Fomento a sancionar con la mayor dureza posible a Ryanair, proponiendo considerar cada uno de los 520 vuelos cancelados en España como un expediente individual, en lugar de estudiar una sanción por el conjunto de las anulaciones anunciadas. «No puede sancionarse igual si se anulan 50 vuelos que 500», mantiene Rubén Sánchez, portavoz de Facua, porque de los contrario «se estaría legitimando haber dejado sin sus vuelos a 98.000 personas en España. Así será si se establece una sanción que a la aerolínea le salga más rentable que haber realizado los vuelos eliminados», añade Sánchez.

Ramiro Salamanca, director legal de Reclamador.es, portal especializado en reclamaciones a compañías aéreas, advierte que pese a las reiteradas quejas de los usuarios, no ha decidido hasta ahora ningún expediente sancionador a las aerolíneas por no atender los derechos de los consumidores. «Intuimos que argumentarán que los hechos no tienen encaje en ninguna de las infracciones tipificadas, o en su caso lo considerarán infracción leve o grave, que supone, en caso de prosperar, una sanción ridícula dada la gravedad de los hechos», concluye Salamanca.

Reclamador.es ha tramitado hasta el momento cerca de 600 reclamaciones por las cancelaciones de Ryanair, cifra que estiman crecerá a medida que se vayan cumpliendo las fechas de anulación de vuelos.

La Unión de Consumidores de Galicia indica que ha recibido ya 294 consultas de afectados para conocer cómo reclamar por la anulación de vuelos, mientras que el Instituto Galego de Consumo, dependiente de la Consellería de Economía, formuló 15 denuncias y asesoró en 36 casos.

«Es sorprendente el bajo número de reclamaciones que se han presentado cuando hay casi 5.000 afectados en Galicia», señala la portavocía de la Unión de Consumidores, que, como la OCU, insta a llegar a los tribunales.

La indisposición de un tripulante retrasa tres horas y media un vuelo de la aerolínea en Lavacolla

A la lista de los 22 vuelos que Ryanair no realizará en Santiago hasta finales de octubre, se sumó ayer otra incidencia que obligó a los clientes de dicha compañía a aguardar tres horas y media en Lavacolla para poder tomar el avión con destino a Madrid. En lugar de partir a las 6.45 horas, el vuelo de la compañía irlandesa lo hizo a las 10.14. Según la propia compañía «el vuelo operó con normalidad», achacando el retraso acumulado a «que uno de los miembros de la tripulación se encontraba indispuesto». La dirección de Ryanair, que pidió disculpas a los afectados, señala que estos fueron atendidos con «vales de refrescos».

Como estaba previsto, el vuelo de la noche con destino a Madrid no operó, así como el vuelo que antes partió de Barajas, circunstancia que se volver a repetir en Lavacolla mañana, mientras que en Oporto esta semana no volarán 32 frecuencias de Ryanair.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Las organizaciones de consumo exigen duras sanciones a Ryanair