Los tres candidatos a liderar el PSdeG defienden los pactos para desalojar al PP

Coinciden en reivindicar el camino hecho por Touriño para crear una alternativa de gobierno

En directo: Debate entre os candidatos ás primarias do PSdeG Xoaquín Fernández Leiceaga, Gonzalo Caballero e Juan Manuel Díaz Villoslada explican esta noite en V Televisión por onde pasa o futuro de partido e como construirá cada un a súa alternativa

santiago / la voz

Fue un debate que se prolongó por espacio de casi cien minutos, en el que abundaron los gestos de guante blanco, pero en el que salieron a relucir algunas discrepancias. Los tres aspirantes a liderar el PSdeG-PSOE contrastaron anoche en las instalaciones de La Voz sus programas para hacerse con la secretaria general del partido, en el debate moderado por Pablo Carballo y retransmitido de manera simultánea por V Televisión y el Facebook Live de La Voz. Hubo consonancia en la necesidad de reforzar el modelo de partido y el proyecto para recuperar la hegemonía de la izquierda, y todos ellos coincidieron en defender los alianzas y los pactos con fuerzas como En Marea y el BNG para poder desalojar al PP de las instituciones.

«Só vai haber alternativa de esquerda si a lidera o PSOE», manifestó contundente Gonzalo Caballero, quien matizó que formaciones que irrumpieron con fuerza en el damero político, como Podemos y En Marea, «xa están en caída libre».

«Temos que fuxir da demonización dos pactos poselectorais», apuntó Díaz Villoslada, que invocó la hoja de ruta desplegada por anteriores presidentes de la Xunta socialistas, como Fernando González Laxe y especialmente Emilio Pérez Touriño, para construir una nueva alternativa de Gobierno. El portavoz del PSdeG en el Parlamento, Xoaquín Fernández Leiceaga, también se apuntó a esta tesis, al poner de relieve que, al igual que hizo Touriño, «temos que eliminar o ruído interno» y superar las divisiones para desplegar una forma de hacer política que conecte con la sociedad de las grandes ciudades y genere capacidad de transformación.

Los tres coincidieron en identificar al Partido Popular como el claro adversario político de los socialistas Gonzalo Caballero añadió que de lo que se trata es de crear «unha gran coalición social dende a esquerda en Galicia», algo para lo que consideró necesario que los socialistas penetren en los movimientos sociales, en las asociaciones y el sindicalismo agrario. «Máis que penetrar na sociedade, ten que penetrar a sociedade no partido», matizó de inmediato Díaz Villoslada, quien coincidió en la necesidad, compartida por todos, de que el PSdeG afine bien su proyecto para recuperar la hegemonía en la izquierda.

Ninguno de los candidatos quiso explicitar los pactos electorales o las alianzas que están dispuestos a conformar para recuperar poder institucional, pues todos entienden que es algo que se debe analizar a la luz de los resultados electorales. «Podemos dialogar con outras forzas», se limitó a decir Caballero, en línea con lo apuntado con el resto.

El PP, el claro adversario

Ahora bien, en lo que sí coincidieron todos es en identificar al Partido Popular como el claro adversario político de los socialistas. «Non debemos entrar en componendas co PP», puntualizó Leiceaga, quien sacó a relucir la moción de censura de Coristanco, donde un concejal socialista, con el apoyo de la dirección provincial del partido, pactó un gobierno alternativo con el PP.

«A nosa relación co PP é de clara confrontación», añadió Villoslada, antes de remarcar que hubo momentos en que los socialistas se confundieron de adversario, cuando en los peores momentos de la crisis se empezó a hablar de grandes coaliciones en Europa. «As alianzas farémolas, pero sempre no ámbito da esquerda», esgrimió Caballero, quien también se situó claramente enfrente del PP, pero emplazando también al PSdeG a hacer sus propios deberes para regenerar su propio proyecto político.

El único que introdujo un pequeño matiz a la hora de definir las relaciones con la derecha política fue Leiceaga, pues si bien señaló al PP como «adversario», también dijo que desde el PSOE «queremos darlle estabilidade ao sistema democrático» y por eso debe ser una fuerza que contribuya en momentos muy puntuales, como ocurre ahora mismo en Cataluña, a prestarle apoyo al Gobierno central, aunque sea mostrando «a discrepancia máis profunda» a las políticas del PP en otros ámbitos.

Los bloques temáticos

el modelo organizativo

Leiceaga y Villoslada ponen el acento en la «unidade»

Los dos aspirantes a la secretaría general del PSdeG que tienen escaño en el Parlamento gallego, Fernández Leiceaga y Díaz Villoslada, lanzaron una apuesta nítida por la recuperación de la «unidade» interna del partido. «Se non pechamos o ciclo da división interna, o que fagamos non o poderemos trasladar á sociedade», manifestó Leiceaga, quien propugnó recuperar la «fábrica de ideas» del PSOE para hacer progresar la sociedad. «Levamos demasiados anos de lío interno», añadió Villoslada, antes de apostar por darle un protagonismo mayor a la estructura territorial de las comarcas.

El economista vigués Gonzalo Caballero discutió la idea de la unidad, pues dijo que no era lo esencial, sino que había que centrarse en la regeneración y en definir un nuevo proyecto. «Non nos queremos limitar a pagar cotas e a aplaudir nos mitins», dijo Caballero, antes de apostar por limitar el poder de las baronías.

el encaje de galicia

Comodidad con el estatus de nacionalidad histórica, pero con más financiación

Tanto Villoslada como Gonzalo Caballero manifestaron expresamente durante el debate que los socialistas gallegos se sienten «cómodos» con el estatus de nacionalidad histórica de Galicia, que se refleja tanto en el Estatuto de Autonomía como en la Constitución. También Fernández Leiceaga coincidió en este aspecto, al afirmar que el Estado de las autonomías «recolle ben a nosa identidade como galegos», pero apostó por mejorar algunos aspectos, sobre todo los relacionados con la financiación del autogobierno «para atender mellor a nosas necesidades de gasto», abundó.

Gonzalo Caballero hizo suya la idea de la «nación de naciones» defendida por el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que los otros dos aspirantes matizaron en dos aspectos. Leiceaga reivindicó «simetría» en la financiación de las autonomías, y Villoslada habló de no poner en riesgo nunca la «igualdade de oportunidades».

El plan económico

Diferentes recetas para luchar contra las desigualdades sociales

El futuro de Galicia, y las diferencias políticas que está llamado a desplegar el PSdeG en el ámbito económico y social, es el asunto que centró el segundo bloque del debate, donde hubo una coincidencia entre los tres candidatos en la llamada a reforzar la igualdad de oportunidades y la lucha contra las bolsas de exclusión, si bien el camino que se ha de tomar para ello no fue explicado de la misma manera por todos.

Tanto Leiceaga como Caballero, ambos profesores de Economía Aplicada, apostaron por redefinir el «prantexamento estratéxico» del país. El primero habló abiertamente de aprovechar la recuperación económica para hacerla «inclusiva» para las mujeres, los jóvenes y los pensionistas. Villoslada, por su parte, prefirió bajar a la «política para as persoas», y reivindicó el modelo económico que está aplicando el socialismo en Portugal para hacer frente a una recesión que, a su juicio, «non rematou».

Gonzalo Caballero: «O que toca agora no PSdeG é renovar»

carlos punzón

El candidato identificó a sus dos rivales con el inmovilismo y la prórroga de etapas críticas del PSdeG

Renovación y tradición. Esas fueron las dos fórmulas sobre las que Gonzalo Caballero construyó en la noche de ayer el discurso con el que trató de vencer dialécticamente a sus rivales por la secretaría xeral del PSdeG.

Cambio, nueva etapa, bases, militancia y frente contra las baronías en el partido fueron los latigazos reiterados con los que, con un discurso incisivo, Caballero se reclamó como el aglutinador de la demanda de una mayoría de la militancia por cambiar y renovar los modos, fórmulas y planteamientos del PSdeG.

Trató de identificarse más que sus rivales con Pedro Sánchez, pero sin perder acento gallego, tras señalar que lleva más de veinte años con el carné socialista que heredó de su padre, edil en Ponteareas. Reivindicó el legado de Laxe, de Touriño y de Ceferino Díaz, porque aseguró que el futuro solo llegará «cun PSdeG en clave galega e galeguista». Y ante la posibilidad de pactar con otras fuerzas políticas de izquierda, Caballero advirtió: «Somos a esquerda, e o que toca é espallar e facer que prendan as nosas ideas na sociedade». Porque para el más joven de los tres aspirantes a la secretaria xeral, ser la tercera fuerza política de Galicia necesita de una corrección urgente. «Somos vermellos, pero somos tamén verdes», dijo para fijar posición ideológica, pero tras insistir e insistir en que «o que toca agora no PSdeG é renovar e fortalecer o noso proxecto».

Seguir leyendo

Juan Manuel Díaz Villoslada: «Reivindico un relato propio en Galicia»

Juan Capeáns

El candidato fue el único que aludió directamente y con dureza a Feijoo, con el apelativo de «gobernador civil»

Al teórico candidato del aparato le tocó hablar de último en las intervenciones iniciales y sin embargo consiguió dar primero en algunos temas de fondo, además de introducir matices en las formas que consiguieron diferenciar al que, quizás, sea el menos mediático de los aspirantes, al menos hasta ayer. Se estrenó con una alocución en la que miró directamente a la cámara, algo que el manual más conservador de los debates televisados suele reservar para la puntilla final. Fue el primero en dejar claro que el enemigo no estaba invitado a la mesa, porque a pesar de los males internos del PSdeG, que admitió, cree el mayor problema de Galicia es el PP, sus políticas conservadoras y el «gobernador civil» Núñez Feijoo, al que atizó con dureza en varias de sus reflexiones. Y además fue pionero al romper la barrera dialéctica con sus dos oponentes: citó primero a «Gonzalo» para discrepar levemente, y después a «Leiceaga» para reforzar otra de sus su argumentaciones. A su jefe de filas en el Parlamento le ganó a los puntos a la hora de reclamar con vehemencia la «unidade» del partido después del 8 de octubre, y sin ofrecer un discurso que pudiese chirriar en pleno desafío catalán, sí fue meridiano al reclamar para el PSdeG «un relato propio en Galicia». Hizo más cosas diferentes respecto a sus dos rivales de primarias, como dejar una pincelada de su biografía personal y familiar al citar a sus dos hermanas, que viven en Andalucía, desde donde le dicen que no llegan los ecos del socialismo gallego, y se preocupó de poner en negrita en su discurso a dos sectores que cualquiera querría tener de su parte con unas urnas de por medio: los jóvenes, «cos que temos que conectar de novo», y las mujeres.

Seguir leyendo

Xoaquín Fernández Leiceaga: «Temos a obriga de ser referente da esquerda»

susana luaña

El canddiato recordó a los demás, al hablar del federalismo asimétrico, que el PSOE defiende siempre la igualdad

Xoaquín Fernández Leiceaga echó mano de su veteranía frente a los otros candidatos y por eso arrancó diciendo que «non debemos perder o tempo» y que «non é tempo de aprender, senón de que persoas experimentadas e capaces» se pongan al frente para ser una alternativa seria al PP. Esa fue una de las bases de su discurso, presumir de experiencia, echar mano de su labor parlamentaria y pedir unidad. El veterano socialista defendió en todo momento a las bases y a la militancia y recalcó que el problema del Partido Socialista no estaba «por abaixo», sino en el plano orgánico, donde echó en falta un apoyo fuerte a quienes asumen cargos. «Coidar da nosa militancia é fundamental», recalcó. Y aunque dijo que no le gustaba mucho la idea de la «rexeneración», porque lo que necesitaba el partido era «volver a arrancar o motor» para conectar de nuevo con la sociedad, sí abogó por crear una fundación para «arrancar a fábrica de ideas» que echaba en falta. Solo así, unidos, «sen preguntar á xente de onde ven» y cerrando el ciclo «de armas desenfundadas», el PSdG lograría peso tanto en Galicia como en Ferraz.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Los tres candidatos a liderar el PSdeG defienden los pactos para desalojar al PP