El Congreso asume el veto del Gobierno e impide tramitar la ley gallega para el traspaso de la AP-9

Feijoo defiende que no ve «ningunha novidade nin sorpresa» en la negativa a debatir el traspaso

.

De poco ha servido el consenso alcanzado por todas las fuerzas políticas en Galicia para reclamar, mediante un proyecto de ley orgánica, la transferencia de la titularidad de la AP-9 a la Xunta. La Mesa del Congreso de los Diputados decidió asumir todas y cada una de las reservas planteadas por el Ministerio de Fomento y acordó que no procede la toma en consideración de la iniciativa gallega, que queda así bloqueada por segunda vez en el último año.

La negativa de la Mesa del Congreso, un órgano donde el PP necesita de Ciudadanos para tener mayoría absoluta, fue decidida en la reunión del pasado 5 de septiembre y notificada este jueves al Parlamento de Galicia a través de una comunicación firmada por Ana Pastor, presidenta de la Cámara baja, en la que se limita a constatar que el rechazo a la tramitación de la ley se debe a la «disconformidad» expresada por el Gobierno, pues entiende que la aprobación del traspaso de la AP-9 «supondría un aumento de los créditos presupuestarios».

Este revés frustra la posibilidad de que se debata en Madrid un texto normativo que tenía alguna posibilidad de prosperar, ya que el grupo que sustenta al Gobierno, el PP, carece de mayoría absoluta, y ya se produjo un acuerdo simbólico de varias fuerzas en favor de la transferencia.

El nuevo bloqueo de la proposición de ley orgánica cayó este jueves como un jarro de agua fría sobre los grupos políticos gallegos, que también recibieron la notificación del Congreso. «Volven a desprezar ao Parlamento de Galicia con argumentos mentireiros, falsos e manipuladores», manifestó Antón Sánchez, viceportavoz de En Marea, quien reprochó al PP que continúe «calando» ante este desplante.

El portavoz del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga, censuró que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, adopte una posición «de oínte» en este asunto y criticó su «dócil compracencia» frente a una decisión que daña los intereses de Galicia. En esta idea insistió Ana Pontón, portavoz del BNG, quien opinó que Ana Pastor y Mariano Rajoy acaban de «consumar o desprezo a todos os galegos» con la negativa a tramitar la iniciativa consensuada en Galicia.

Para Feijoo no es una «sorpresa» y seguirá insistiendo

Para el presidente de la Xunta no supone una «sorpresa» la negativa del Congreso a debatir el traspaso de la autopista, pero garantiza que insistirá en la petición porque no va a cambiar de idea. Feijoo celebró, en cambio, que su Administración deje de asumir el pago del peaje de Rande y A Barcala.

Por otra parte, el jefe del Ejecutivo dijo «compartir» la idea de Fomento de canalizar el tráfico de camiones por las autopistas, aunque admitió que las Administraciones deberán participar con algún tipo de bonificación para empresas y conductores.

Votación
5 votos
Comentarios

El Congreso asume el veto del Gobierno e impide tramitar la ley gallega para el traspaso de la AP-9