¿Es positivo reducir las áreas sanitarias?

El Sergas defiende que el cambio normativo dará soporte legal a una realidad existente y blindará los hospitales comarcales. Sindicatos y oposición creen que perjudicará al personal y a los centros pequeños

.

Santiago / la voz

El pasado 2 de agosto, la Consellería de Sanidade publicaba un anteproyecto para modificar la Lei de Saúde de Galicia. En apariencia no entraña grandes cambios para los pacientes, pero uno de los puntos, el que implica la reducción de áreas sanitarias, ha provocado numerosas críticas entre sindicatos y oposición.

¿Cuál es el cambio formal?

El mapa sanitario de Galicia procede de los 80, aunque posteriormente se crearon más áreas sanitarias. En la actualidad la norma establece que hay once áreas en la comunidad: A Coruña, Ferrol, Santiago; Cervo, Lugo, Monforte; Ourense, O Barco; Pontevedra, O Salnés y Vigo. En la práctica, hace unos años se delimitó otra estructura organizativa, que suprime Cervo, Monforte, O Barco y O Salnés. Son las estructuras organizativas de gestión integrada (EOXI). El Sergas quiere que estas siete EOXI se conviertan en áreas sanitarias y crear catorce distritos en torno a los 14 hospitales públicos gallegos.

¿Afectará este cambio al traslado de profesionales?

He ahí la cuestión. Para la Xunta les afectará positivamente. ¿Por qué? Porque nadie quiere ir a los hospitales comarcales, en donde el escaso volumen de pacientes no permite masa crítica e incluso puede provocar que el especialista pierda habilidades. Con la nueva propuesta, dice Sanidade, un médico de Monforte, por ejemplo, estaría en contacto con el servicio de su especialidad en Lugo -al que pertenecería-, e incluso podría rotar en el mismo. Para los sindicatos, la situación es la contraria. Actualmente los únicos facultativos que aceptan ir a los comarcales son los que están en una situación precaria, «porque las condiciones son malas», explica Nuria González, de la coalición sindical médica CESM-O´Mega. Con el cambio habría un amparo legal para que un médico de Lugo se desplace a Monforte, por ejemplo, porque sería la misma área. El gerente del Sergas niega que vaya a haber traslados forzosos, «ya que si por ser la misma área fuésemos a trasladar forzosamente a alguien, podríamos hacerlo ya ahora de Ourense a Verín, por ejemplo, y no lo hacemos», explica Antonio Fernández-Campa.

Pero hay una situación que sí cambia. Estos traslados forzosos se refieren a traslados completos, pero hay especialistas que un día a la semana van a otro hospital. Ahora mismo, si son de otra área, lo hacen voluntariamente, «y si a alguien se le ocurriera presentar un recurso porque un jefe de servicio está en otra área, no tendríamos soporte legal», apunta el gerente. En cambio, bajo el paraguas de la misma área esta voluntariedad ya no es tal.

¿Perderán los pequeños hospitales cartera de servicios?

De nuevo no hay acuerdo. Para Nuria González, de CESM Galicia, quien admite que en teoría tal y como está redactado el anteproyecto los comarcales verían mejorada su situación, hay no obstante un riesgo potencial de perder servicios. Como de lo que se trata es de que los hospitales se integren, si el especialista va un día a la semana a operar a un hospital pequeño y necesita hacer seguimiento de sus pacientes, puede decidir finalmente que para hacer este control quien se desplace sea el enfermo, y que lo haga ya para la propia cirugía. De esta forma, algunos servicios en los centros pequeños podrían acabar funcionando como una simple consulta ambulatoria a la que acude el especialista.

El Sergas lo ve del modo contrario. Desde que se crearon las EOXI no solo no se redujo la cartera de prestaciones de los comarcales, sino que se incrementó, y solo con la integración se mantendrá la calidad del servicio. Es decir, si el especialista del centro pequeño puede desplazarse al grande para tener mayor masa crítica y poder trabajar en común con sus compañeros, ofrecerá un mejor servicio en el comarcal.

¿Es este el único cambio de la Lei de Saúde?

El nuevo anteproyecto modifica solo unos puntos de la ley, del año 2008. Y está en un momento muy incipiente, por lo que hay plazo suficiente de debate y tramitación. El que ha generado más polémica es sin duda este que reduce áreas sanitarias, no en vano se han presentado en el portal de transparencia unas 1.500 sugerencias. Pero hay otras novedades, como crear consellos de saúde en cada área para dar más participación a los ciudadanos; dar a más profesionales la condición de autoridad sanitaria; o crear una comisión interdepartamental entre sanidad y educación para incidir en la promoción de la salud en el ámbito educativo. También se establecen cambios sobre la provisión de plazas y se da más importancia a la investigación y la transferencia de conocimiento.

Votación
14 votos
Comentarios

¿Es positivo reducir las áreas sanitarias?