Medio Rural deja a los ganaderos captar agua de los tanques contra incendios

La Xunta tiene que llenar los depósitos con camiones cisterna ante la ausencia de lluvia


Redacción / La Voz

La conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, explicó el jueves en Sarria que se está permitiendo a los ganaderos que sufran escasez de agua en sus granjas captarla de los depósitos que la Xunta destina a la lucha contra los incendios. Se trata de una medida extraordinaria que el Gobierno gallego ha tomado debido a la intensa sequía que aqueja a la comunidad y a los problemas que muchos ganaderos de zonas del interior están teniendo para dar de beber a las reses: «Estáselles permitindo a pesar da problemática que temos cos incendios», indicó la conselleira al respecto y refiriéndose a que la semana pasada ya había explicado que muchos depósitos están vacíos por la falta de lluvia y tienen que llenarse con camiones cisterna.

Sobre este aspecto, Vázquez indicó que estos tanques se siguen rellenando con camiones ante el déficit de precipitaciones: «Habilitamos cisternas para volver encher estes espazos e, polo tanto, que eles teñan un lugar onde poder acudir», dijo la conselleira, que reconoció que la provincia de Ourense es de las más afectadas por esta sequía: «É certo que en Ourense xa levan semanas sufrindo a seca. Non semanas, levamos un ano malo no que á choiva se refire e hai que engadir o ano pasado, no que tamén houbo moita seca», explicó la titular de Medio Rural.

En cuanto a la petición de ayudas para paliar los daños de la sequía en las explotaciones, Vázquez aclaró que hay que esperar a ver si la Comisión Técnica da Seca activa este viernes la alerta por sequía y determinar las zonas afectadas: «Esto inflúe na economía, e a partir de aí haberá que ver que medidas haberá que determinar, en función do que faga o ministerio e das zonas que están en alerta por seca», explicó.

Los problemas de abastecimiento en los sistemas de traídas vecinales están afectando a numerosos núcleos rurales y, por extensión, a las explotaciones ganaderas de la zona. Pero también hay redes públicas con problemas, como Portas o Barro. En el caso de Verín, tuvieron que cortar el suministro esta semana al llegar la ceniza de los incendios al río Támega. Y en Barbanza han tenido que llevar agua en cisternas al ganado mostrenco.

El forraje destinado al invierno se está utilizando ya para alimentar a las reses

Para el sindicato gallego Unións Agrarias las consecuencias de la sequía son «devastadoras» en algunas explotaciones ganaderas, hasta el punto de que advierten que ya se está utilizando el forraje que se guardaba para el invierno ante la ausencia de pastos en las zonas montañosas de la comunidad.

«Sobre todo no sur de Galicia e máis nas zonas montañosas. Non houbo rebrote e o gando estase a alimentar dende o mes de xullo coa pouca herba que se gardaba para o inverno», explica Xosé Ramón González, responsable de agricultura del sindicato agrario, que indica también que muchos ganaderos se quedan sin opciones para afrontar el invierno: «Isto supón unhas perdas de dous euros por vaca, así que dende mediados de xullo tiveron un gasto de 90 euros por cada vaca. É un problema moi grande», añade este representante que lideró concentraciones de los ganaderos y agricultores en Viana do Bolo y A Gudiña por los daños que están sufriendo por la sequía, que también afecta a los productores de castaña y manzana y a la apicultura.

«Queremos que se decreten explotacións sensibles porque non van a ser capaces de aguantar o inverno. A isto tamén hai que sumarlle que o prezo da carne está moi baixo. Os danos son excepcionais para estas explotacións, xa que as condicións climáticas tamén son excepcionais. Por iso pedimos que se lles axude a estas explotacións e que se reduzan as cotas da Seguridade Social e os módulos de IRPF», aclara González sobre las reclamaciones que plantean a la Consellería do Medio Rural: «Non pode ser só unha consellería de apagar lumes, senón que tamén ten que ser dos agricultores e gandeiros», concluye el representante sindicalista.

Las demarcaciones Miño-Sil y Galicia Costa deciden este viernes si activan la alerta por sequía

Las comisiones técnicas de las demarcaciones de Galicia Costa y Miño-Sil se reúnen este viernes para analizar la situación ante la falta de lluvia. Si finalmente se activa la alerta por sequía, implicaría restricciones de agua en usos no prioritarios y tampoco se descartarían cortes puntuales. Estas comisiones activaron la prealerta por sequía el pasado mes de enero ante el bajo caudal de los ríos y el nivel de los embalses. La escasa agua de los afluentes es lo que más preocupa, ya que el nivel sigue circulando muy bajo para esta época del año. En cuanto a los embalses gallegos, se encuentran en la actualidad al 58 %, cuando el año pasado en la misma época estaban al 73 %. Ambas cuencas se encuentran en una situación muy parecida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Medio Rural deja a los ganaderos captar agua de los tanques contra incendios