Los concellos podrán delegar desde enero las oposiciones a policía local

La Xunta centralizará las pruebas y gestionará una bolsa de plazas en toda Galicia

.

Santiago / La Voz

El mismo temario. Las mismas pruebas. El mismo tribunal. Los aspirantes a policía local en Galicia no tendrán que romperse la cabeza buscando concello a concello plazas vacantes, porque los ayuntamientos que así lo decidan podrán delegar a la Xunta a partir de enero la realización de las oposiciones y la posterior selección. La Administración gallega tiene previsto aprobar en noviembre un decreto que ya tiene el aval de la Federación Galega de Municipios e Provincias, de los sindicatos y de los colectivos de opositores, que ven bastantes ventajas en el proyecto al que se están sumando ahora propuestas recogidas en las alegaciones.

De manera efectiva, el proceso voluntario de centralización de oposiciones arrancará en enero, cuando los concellos vayan cerrando sus presupuestos y hagan sus propuestas de plazas para el ejercicio. La Academia Galega de Seguridade Pública, con sede en A Estrada, recibirá esa información y creará una bolsa de puestos a la que podrán acudir los aspirantes previsiblemente antes de que termine el primer trimestre del 2018. Por orden de resultados, tendrán prioridad para escoger su destino, según sea la oferta de los concellos, imitando el modelo de otras oposiciones pero con la garantía de que todas las plazas se cubren, algo que en ocasiones no ocurre. «Hasta ahora es habitual que los aspirantes hagan las pruebas en distintos concellos y si las superan en más de un destino acababan escogiendo el que mejor les conviene, lo que a veces provoca desajustes», explica Luis Menor, director xeral de Emerxencias y responsable político de la iniciativa autonómica.

Una vez superen las pruebas y la oposición y escojan concello, los futuros policías deben pasar un curso académico formándose en la academia estradense, con seis meses en régimen de internado y otros tres de prácticas en el puesto, un paso que ya es obligatorio desde hace once años, cuando la Xunta asumió las competencias de formación.

Sin embargo, la afluencia de agentes a la academia ha sido discontinua en los últimos ejercicios, hasta el punto de que en el 2016 no se celebró el curso al no haber plazas convocadas, mayormente por las dificultades de los concellos para reponer plantillas. «Este año tenemos 17 alumnos que van a trabajar en nueve municipios de tamaño pequeño, pero la cifra aumenta hasta 35 o 40 alumnos cuando las ciudades cubren sus vacantes en la policía», relata Menor.

Más aspirantes inducidos

Este nuevo formato «más homogéneo» para acceder a los cuerpos locales y las necesidades propias de un país que se ha abonado al nivel 4 de la alerta terrorista generará una oleada de aspirantes «para la que estamos preparados», garantiza el director xeral de Emerxencias. La perspectiva de los opositores, dice, cambiará «por completo, porque no es lo mismo ir a por una o dos plazas en un concello, que saber que te vas a encontrar una bolsa con los 70 o 100 puestos que confían en ofrecer cuando las administraciones locales recuperen el fuelle en sus plantillas. «La posibilidad de que te toque un destino más cerca de tus intereses es mayor que cuando hay convocatorias aisladas», concluye Menor, quien confía en graduar a la primera promoción escogida bajo este modelo centralizado a finales del 2018.

«Los agentes salen preparados para colaborar ante el desafío terrorista»

La Xunta carece de competencias en materia de seguridad, pero sí es responsable de la formación y selección de agentes a través de la academia de A Estrada. Luis Menor, director xeral de Emerxencias, está convencido de que homogeneizar las pruebas y la valoración de las capacidades de los futuros agentes locales redundará en la profesionalización de estos cuerpos, que ve preparados para los nuevos retos. «La principal característica de las policías municipales es su proximidad y son elementos clave para recabar información relevante, por eso creo que salen preparados para colaborar ante el desafío terrorista».

Menor admite que para que esa cooperación sea plenamente efectiva es conveniente que las plantillas con vacantes se vayan cubriendo, tal como demandó la Federación Española de Municipios y Provincias en sus últimos contactos con Interior. «Se dan dos circunstancias notables para que así sea: con la mejora de la situación económica deberían desaparecer las restricciones presupuestarias en las administraciones, y por otra parte la alerta en materia de seguridad está ahí», razona el dirigente de la Xunta, que también alienta la implicación de las fuerzas de seguridad locales ante la amenaza yihadista.

Tres mil efectivos «sobre el terreno» en 130 municipios

Además de dinamizar la cobertura de puestos en las policías locales, la iniciativa que se convertirá en decreto en las próximas semanas busca aliviar sobre todo a los concellos más pequeños de un proceso administrativo complejo y en ocasiones costoso cuando se trata de localidades muy pequeñas con presupuestos exiguos. En estos momentos hay en Galicia tres mil agentes adscritos a cuerpos locales en 130 municipios, efectivos que son «idóneos», según el director xeral de Emerxencias, por su capacidad para trabajar «sobre el terreno» en cuestiones de orden cotidianas o como primer peldaño de operaciones de mayor envergadura. «Todo lo que sea sumar en estos momentos en cuestiones de seguridad es positivo», sostiene Luis Menor.

Votación
6 votos
Comentarios

Los concellos podrán delegar desde enero las oposiciones a policía local