Fomento revisará la red viaria para comprobar el efecto de la crisis en la conservación del firme

Complementa la inspección con un plan de rehabilitación de carreteras en el que se elevó el techo de gasto


redacción / la voz

La crisis y sus estrecheces presupuestarias descuidaron el mantenimiento y conservación no solo de las carreteras estatales, sino también de las vías autonómicas, provinciales y locales. Mientras la Xunta ya ha aumentado su dotación para conservación en los presupuestos en vigor, Fomento ha redoblado sus esfuerzos, aupado por la disponibilidad de recursos económicos, en la conservación y mejora de su red de carreteras, incluida la que gestiona en Galicia. Automovilistas Europeos Asociados pidió recientemente que se destine a la reparación de carreteras una inversión anual de 1.800 millones, al considerar que el estado de algunos viales tras cinco años con inversiones muy limitadas representa un riesgo para la seguridad vial.

Para tener una idea clara del estado de la red estatal tras este período en el que se gastó lo justo en mantenimiento, la Dirección General de Carreteras acaba de licitar un contrato para la auscultación de las características superficiales de los pavimentos de la red estatal durante los próximos tres años. Se trata de obtener el coeficiente de rozamiento transversal -el principal factor para medir el desgaste y deterioro del firme- en 78.000 kilómetros de carril de la red estatal, unos 25.000 cada año. En las carreteras con calzada única -las convencionales- se medirá solo uno de los carriles. En el caso de las autovías, se calibrará el desgaste del exterior, que es donde hay más tráfico de vehículos y en especial de camiones, los que más desgastan las carreteras. De hecho, en el caso de que exista un carril para tráfico pesado, este es el que se inspeccionará de forma prioritaria.

Estos trabajos servirán, según se especifica en el pliego de condiciones, para «actualizar el sistema de gestión de firmes de la Subdirección de Conservación y Explotación» y, por otro lado, «para la redacción de proyectos de rehabilitación superficial».

El trabajo que no se hizo durante esos años se acumula ahora para el equipo que dirige Íñigo de la Serna, de ahí que el ministro lograra hace unos meses elevar el techo de gasto en rehabilitación de carreteras, contando con 900 millones adicionales hasta el 2021.

Por otro lado, el nuevo plan de carreteras que recientemente presentó el presidente del Gobierno, con una dotación 5.000 millones de euros, hace especial hincapié en la conservación del firme y en la reforma de cuellos de botella o autovías de primera generación que, en algunos casos, tienen trazados que ya están obsoletos.

Renovación de contratos de mantenimiento

Fomento también está renovando los contratos de conservación de carreteras por tramos, especialmente en las dos autovías de acceso a Galicia, la A-6 y la A-52. Ayer licitó el de 90 kilómetros de esta última autovía, un contrato de 10 millones que no solo incluye la reposición del firme, sino las revisiones del vial, la señalización y el alumbrado, entre otros aspectos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Fomento revisará la red viaria para comprobar el efecto de la crisis en la conservación del firme