Los narcos de la heroína siguen apostando por la ruta de los Balcanes

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

GALICIA

Xoán Carlos Gil

La droga intervenida en Caldas podría reportar hasta 3,5 millones de euros a sus dueños

19 ago 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

La última operación policial contra el tráfico de heroína, la desarrollada en la población pontevedresa de Caldas, ha puesto de manifiesto la vigencia de la denominada ruta de los Balcanes a la hora de introducir esta droga en Galicia y otros puntos del territorio nacional. No en vano, entre los once detenidos en el marco de esta operación, hay, al menos, dos ciudadanos búlgaros.

Los investigadores policiales consideran que, junto con los vuelos calientes y los narcobuques, esta es la principal vía que utilizan los narcos gallegos para surtirse de heroína que, posteriormente, distribuyen por buena parte de la comunidad y, previsiblemente, el norte de Portugal. El itinerario que siguen los camiones de la droga, tras cruzar las fronteras de Afganistán, Pakistán o Irán, les lleva a atravesar Turquía hasta recalar en Bulgaria, pero también en Rumanía o Grecia. Las mafias locales se hacen, a partir de ese momento, con el control de la distribución de una droga que suele llegar a Galicia tras pasar por los Países Bajos.

Aunque todos los indicadores apuntan en la dirección de que la vía marítima ha cobrado un mayor protagonismo en los últimos años, la presión policial en los puertos gallegos parece que estaría determinando que las redes sigan apostando por transportar sus alijos por carretera.