Así son las reservas demográficas gallegas

Solo en 29 de los 313 concellos nace más gente de la que muere. O Porriño, Ames y Arteixo son tres de ellos

;
En este lugar de Galicia nace un niño cada día... Por increíble que parezca, en la Galicia menguante hay oasis poblacionales que presumen de tener más nacimientos que muertes. Visitamos Arteixo, O Porriño y Ames
m. s.
redacción / la voz

La pirámide poblacional gallega lleva años en regresión, un hecho que se acentúa notablemente a medida que pasa el tiempo. La crisis de natalidad es uno de los principales problemas demográficos, junto con el envejecimiento. Según los últimos datos del Instituto Galego de Estatística (IGE), los menores de 14 años, solo representan el 12% de la población. En el 2016, Galicia llegó a ser la comunidad con peor saldo vegetativo de España, con 12.683 muertes más que nacimientos.

La situación se repite en la mayoría de concellos gallegos: tres de cada cuatro ayuntamientos llevan veinte años siendo testigos de más entierros que alumbramientos. Pero, ¿viven todos los municipios la misma realidad? Lo cierto es que existen varios oasis de natalidad que contradicen las estadísticas: Ames (30.544 habitantes), O Porriño (19.567) y Arteixo (31.239), muy próximos a Santiago, Vigo y A Coruña, respectivamente, son tres de los 29 concellos de Galicia con saldo natural positivo. Las tres localidades tienen varios denominadores comunes que las convierten en lugares muy atractivos para las parejas jóvenes con hijos o que desean formar una familia. Vecinos y responsables políticos explican las claves que, más allá de su cercanía a grandes núcleos de población, los llevan a figurar en el cada vez más exclusivo club de los concellos gallegos en los que el llanto de los bebés es todavía una realidad cotidiana.

Áreas industrializadas

Uno de los principales incentivos que potencian las mudanzas a alguno de estos núcleos urbanos es la proximidad a importantes polígonos empresariales.

«El parque industrial ha influido en el aumento de la natalidad. En los polígonos de A Granxa y As Gándaras hay unas 200 empresas que dan empleo a más de 10.000 trabajadores», cuenta Soledad Girón (PSdG), concejala de Servicios Sociales de O Porriño. «Antes, muchos de esos trabajadores residían en Vigo. Tener tu trabajo cerca influye, gastas menos», explica. Es el caso de Jose, padre de un niño. No le sorprende el aumento del índice de natalidad. «Los precios son más bajos que en Vigo», comenta, «ha venido mucha gente joven a vivir aquí».

La realidad de Arteixo es muy similar a la de O Porriño, con el polígono de Sabón como uno de sus principales motores económicos. «Últimamente se empadrona mucha gente de fuera, sobre todo trabajadores de la zona de la Costa da Morte y Carballo», dice Carlos Calvelo (PP), alcalde del Concello de Arteixo, en declaraciones a V Televisión. «Es un sitio muy cómodo para vivir, es tranquilo, tienes todo cerca», cuenta una vecina.

Ames, el municipio con mejor saldo vegetativo de Galicia, es «un concello en desenvolvemento, crece o tecido industrial e empresarial. Ademais, o concello está moi preto de grandes núcleos como Santiago», explica Genma Otero (Podemos), primera teniente de alcalde de Ames. El parque empresarial Novo Milladoiro, donde trabajan muchos de los vecinos que deciden irse a vivir allí, tiene buena parte de la culpa de esa primera posición en el ránking de los concellos con mejor saldo vegetativo. 

Facilidad de conciliación

El principal problema con el que se encuentran las parejas con hijos es la dificultad para conciliar la vida laboral con la vida familiar. «En Ames, os pais ven posible esta conciliación», cuenta Otero. Uno de los servicios más demandado de los que ofrece este concello es el comedor escolar, que recibe a unos 1.200 niños a diario. Además, el Ayuntamiento organiza durante el año diversos programas lúdicos para toda la familia y tiene varias escuelas deportivas.

O Porriño, por su parte, ofrece campamentos urbanos de verano gratuitos. «Trabajar con hijos, sobre todo en verano, se hace muy difícil. Este año el campamento está lleno. El que viene estamos pensando en aumentar las plazas», dice Soledad Girón.

A lo largo del año, en Arteixo, se organizan un gran número de actividades para toda la familia. «Tenemos programa de extraescolares, actividades deportivas es uno de los más demandados, campamentos de verano, de Semana Santa...», cuenta el regidor. 

Fomento de la natalidad

Ames ofrece una ayuda de 120.000 euros anuales para las familias numerosas. «Nacen uns 34 nenos ao mes. Esgótase case sempre o crédito», cuenta la primera teniente de alcalde. O Porriño ofrece un paquete de alfabetización temprana para cada neonato. «Les damos el carné de la biblioteca al recién nacido y un lote de libros de crianza en el primer año y de apoyo para los padres», explica Girón. Por su parte, la iniciativa de Arteixo para los neonatos se traduce en el Día del Árbol, que se lleva haciendo desde hace años. «Plantamos un árbol por cada mes, en el cual están grabados los nombres de todos los recién nacidos empadronados aquí», comenta Carlos Calvelo

Mejora de las infraestructuras

Este incremento de la natalidad ha provocado que muchos servicios se vean saturados, como es el caso del centro de salud de O Porriño. Según reconoce Girón, tienen «un servicio de pediatría muy bueno, pero hay que aumentarlo, porque tenemos muchos niños». Aunque los vecinos admiten este problema, remarcan otras infraestructuras que ofrece el concello para los pequeños, como los parques. «Tes un en cada esquina, e aínda os melloraron hai pouco», dice una vecina. Los tres concellos cuentan con una red de guarderías y escuelas infantiles con un 100 % de las plazas cubiertas y una amplia oferta de zonas infantiles y parques.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Así son las reservas demográficas gallegas