Los clanes gallegos de la coca apuestan por contenedores frente a los barcos

Solo algo más del 8 % de las aprehensiones de esta droga han sido en embarcaciones

.

Pontevedra / La voz

En el 2015, la mayor parte de las aprehensiones de cocaína se produjeron en embarcaciones que se hallaban en el mar. Apenas doce meses después, estos decomisos apenas han superado el 8 % del total. Y como contrapartida, en el 2016, «los puertos se han convertido en el lugar predominante de entrada de cocaína en España», de tal modo que «más de la mitad fue transportada utilizando contenedores marítimos, oculta entre la mercancía o utilizando el método del gancho ciego o rip-off (ni el remitente ni el destinatario son conscientes del transporte ilícito)».

En el seno de la Guardia Civil y la Policía Nacional tienen claro que se habría producido una cierta variación en la estrategia de los clanes gallegos de la droga a la hora de tratar de burlar el control del litoral. «Se puede concluir que las organizaciones criminales están utilizando el contenedor como medio de introducción principal, tanto en España como en Europa», confirma un informe del Ministerio del Interior, al tiempo que precisa que en los decomisos de esta droga se está observando una tendencia a la baja -el pasado año el descenso fue del 28 %-.

De igual modo, parece confirmarse el hecho de que la presión sobre las principales dársenas pontevedresas -Marín y Vigo- está espoleando a los narcos gallegos a buscar otras vías de entrada para los alijos. De este modo, fuentes policiales precisan que esto explica que sean Cádiz y Valencia donde se han intervenido las mayores cantidades de cocaína, algo más de cuatro toneladas en la primera de estas provincias y más de tres y media en la segunda. «En algunas de estas operaciones han sido arrestados gallegos, lo que explica la diversificación de algunas de estas organizaciones», añaden.

Curiosamente, la Fiscalía Antidroga de Pontevedra y el Ministerio del Interior difieren a la hora de analizar el papel de esta provincia en el marco del narcotráfico internacional. Así, mientras el ministerio público entiende que la provincia «se revelaría como una de las vías de entrada de cocaína en nuestro país», Interior considera que, dado que «España es el país que más cantidad aprehende y en cantidades superiores al resto de países europeos», sería «el muro de contención de la Unión Europea».

Lo cierto es que en el pasado año fueron decomisados un total de 15.629 kilos de esta sustancia estupefaciente -esta cifra difiere ya no solo de los 21.621 kilos del 2015, sino de los 26.701 interceptados en el 2013-. Aunque la mayor parte sigue procediendo de América del Sur, «cada vez toma mayor importancia Centroamérica como punto de tránsito».

Otras drogas

En todo caso, la cocaína no es, ni mucho menos, la droga con una mayor penetración en territorio nacional. Las más de 324 toneladas incautadas en el 2016 sitúan, un año más, al hachís al frente de este ránking, y se estima que anualmente se intervienen en España más del 75 % de los alijos intervenidos en la Unión Europea y la mitad en el mundo.

Mientras la Fiscalía sitúa a Pontevedra como puerta de entrada de la coca, que «después [es] distribuida a otras regiones», considera que la provincia, y por extensión la comunidad gallega, «se presenta como un receptor más de las partidas introducidas en España a través de otros lugares». En este punto, Andalucía «es la comunidad donde más cantidad se aprehende debido a la cercanía con Marruecos», precisan desde Interior.

En el informe ministerial, Pontevedra es reseñada como la provincia donde más heroína se intervino el pasado año, «donde se han llegado a incautar 91 kilos». En todo caso, es Cataluña la región española que presenta una mayor problemática con respecto a una droga de la que la Guardia Civil y la Policía Nacional interceptaron una serie de partidas que sumaban 253 kilos, tres menos que en el 2015.

Y si el hachís que se consume en Europa procede mayormente de Marruecos, el origen de la heroína se encuentra en el opio cultivado en Afganistán. «Países Bajos es el país de procedencia de la mayor parte de la heroína que se introduce en España -en el 2016 se incautaron algo más de ochenta kilos con este origen-. La actuación de mayor cuantía se produjo en la provincia de Pontevedra, donde se intervinieron 56 kilos». Fue en el transcurso de una investigación de la Udyco que permitió desarticular un red hispano-albanesa que importaban los estupefacientes desde Holanda ocultos en un Porsche Cayenne.

En cuanto a otras drogas, los decomisos de éxtasis o MDMA «han experimentado un aumento superior al 150% con respecto al año anterior» -el 2016 se cerró con el comiso de 346.848 pastillas frente a las 134.063 del 2015-, mientras que también han crecido los de anfetamina en polvo o speed. Si el pasado año se pusieron a buen recaudo 355 kilos de esta droga, doce meses antes habían sido 209 kilos.

La producción nacional busca cubrir la demanda local e internacional

El pasado año se intervinieron veintiuna toneladas en toda España, la cifra más elevada del último lustro y cinco toneladas más que las aprehendidas en el 2015. Un reciente informe del Observatorio Europeo de las Drogas y Toxicomanías alerta de que ya no solo se trata de una droga que también se cultiva en España, sino que «la producción ha aumentado desde [el] 2009 para satisfacer la demanda local, además de para su distribución ilegal en otros países de la Unión Europea». A este respecto, el Ministerio del Interior reseña que «este tipo de droga, generalmente, no es introducida de forma ilícita en España, sino que es cultivada ilegalmente en nuestro territorio». De este modo, la producción y el consumo de marihuana está extendido por todo el territorio nacional.

Votación
2 votos
Comentarios

Los clanes gallegos de la coca apuestan por contenedores frente a los barcos