Bomberos cortan con una radial un anillo erótico en el pene de un ferrolano

Al hombre se le quedó atascado el juguete en el miembro, por lo que tuvo que solicitar la asistencia médica

.

ferrol / la voz

Un tremendo susto se llevó un hombre el pasado fin de semana cuando acabó en el hospital ferrolano Arquitecto Marcide al tener problemas usando un juguete sexual. El suceso se produjo la madrugada del sábado al domingo y obligó a que dos bomberos de la urbe naval se tuvieran que desplazar hasta el quirófano para ayudar al equipo médico con sus herramientas para cortar el anillo metálico que oprimía el pene del intervenido.

Desde la unidad de bomberos explicaron que esta es la primera vez que colaboran en un suceso de estas características cortando un aparato de una zona del cuerpo tan sensible, aunque ya en otras ocasiones han tenido que colaborar con los médicos para retirar elementos. Y es que al hombre se le había quedado atascado el aparato erótico que prolonga el placer oprimiendo el órgano reproductor masculino. De persistir demasiado en el tiempo podría causarle graves problemas en la extremidad al obstruirle el riego sanguíneo ya que la parte más distal del miembro termina por inflamarse al no retornar la sangre. Alis Bouso de la tienda erótica Punto G, ubicada en Narón, explicó que este tipo de instrumentos, al cortar la circulación de la extremidad, no se pueden usar más de media hora al día como máximo, por lo que los usuarios deben ser capaces de controlar su erección para evitar contratiempos como el de este fin de semana.

Al no disponer de herramientas para retirar o cortar el aro metálico, el hospital solicitó la intervención del equipo de bomberos. Desde el operativo explican que seccionaron el anillo con un dremel, es decir, una radial de pequeñas dimensiones y muy precisa lo que facilita este tipo de actuaciones, destacan. 

Joyas y hasta una bota

Aunque la labor de los bomberos se relaciona habitualmente con extinción de incendios este tipo de sucesos son más frecuentes de lo esperado. Desde el cuerpo de bomberos recordaban ayer que ya se les requirió su colaboración para cortar una bota de seguridad de armazón metálico. Al caer una plancha de hierro encima del pie de un trabajador la bota acabó aprisionándole la extremidad e, igualmente de persistir la obstrucción del riego sanguíneo las consecuencias pueden ser muy graves. Son más habituales sus colaboraciones en sucesos como la retirada de anillos atascados en dedos.

«No vale para principiantes», señala la responsable de una tienda erótica

Los anillos para el placer del órgano reproductor masculino, denominados anillos de estrangulación o para la erección, están entre los juguetes sexuales más vendidos. Desde la tienda naronesa Punto G Alis Bouso explicó que los hay de diferentes materiales. Además del metálico, pueden ser de silicona, gelatina o caucho, tienen distintos tipos de intensidad por su tamaño y, en consecuencia, de dificultad de uso. «Estos son más blanditos y con tijeras o tirando rompen. Los metálicos tienen el problema de que si el anillo es muy pequeño y no tienes control de la erección puede estrangular demasiado», señala. Por ello la experta recomienda que los metálicos los adquieran solo personas experimentadas en esta práctica. «Lleva un trabajo y una dedicación saber usarlo, no sirve para principiantes», recalca. Este aparato erótico ayuda a mantener más tiempo la erección y retrasa la eyaculación masculina.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
36 votos
Comentarios

Bomberos cortan con una radial un anillo erótico en el pene de un ferrolano