Alarma por nuevos focos de fuego en zonas próximas a la A-52 en Ourense

Nuevamente existen sospechas de que los incendios hayan sido intencionados


ourense / la voz

Los servicios de extinción de incendios no ganan para disgustos en Ourense. En la tarde de ayer se recibió una nueva alerta, esta vez doble, pues se trataba de tres focos, nuevamente en las proximidades de la A-52, en la parroquia de Vilarderrei, en el municipio de Trasmiras. La rápida actuación y su accesibilidad para las labores de extinción hizo que quedasen sofocados apenas dos horas después, a las 18.10 horas, y que no fuese necesario cortar el tráfico. La superficie total afectada fue de 0,31 hectáreas y para apagarlo trabajaron tres agentes, seis brigadas, dos motobombas, cuatro helicópteros y dos aviones. Nuevamente, como ya sucedió en el caso de Verín, existen fundadas sospechas de que los fuegos fueran intencionados.

Además, en la parroquia de Cortegada da Limia, en el municipio de Sarreaus, dentro de la misma comarca limense, resultó quemada la parte delantera de una autobomba que participaba en la extinción de un incendio que se originó en una carballeira. Afortunadamente ni el operario ni otros brigadistas sufrieron lesión alguna. Las últimas estimaciones de la Xunta estipulan que el área total afectada ha sido de una hectárea.

La vecina comarca de Verín ha sido víctima también de las llamas desde que el jueves se declarase un incendio en la parroquia de Vilamaior, en el municipio de Verín, que se extendió y calcinó algo más de 1.360 hectáreas. Las llamas fueron controladas ayer por la mañana. Desde el viernes por la tarde hay otro fuego -que permanece estabilizado desde ayer a las 19.00 horas- en la parroquia de Camba, municipio de Laza, y que afectaba al cierre de esta edición a un total de 70 hectáreas. La zona de monte quemado está ubicada en el macizo central ourensano y está enmarcada dentro de la Red Natura 2000. Forman parte del dispositivo de extinción un técnico, cinco agentes, 18 brigadas, seis motobombas, ocho helicópteros y cuatro aviones. Y ha sido necesaria la colaboración de las brigadas de refuerzo en incendios de Tabuyo del Monte, de la provincia de León. Según informaba la brigada de Laza, aproximadamente a las 18.00 horas, la situación ya no era peligrosa.

La Consellería de Medio Rural baraja que se haya tratado de fuegos intencionados por la ubicación de los focos iniciales que originaron las llamas. En el caso de Verín, los cambios de viento fuertes y continuos dificultaron la extinción y la previsión para establecer un plan de actuación. Tanto es así que, durante unas horas se decretó una situación 2 por el peligro que suponía el fuego para núcleos de viviendas a los que las llamas se estaban acercando. Desde que se originó, a las 16.30 horas del jueves, hasta esa misma noche, el fuego calcinó alrededor de 400 hectáreas. La situación se descontroló de madrugada e hizo falta la intervención de un total de cinco técnicos, 107 brigadas, 61 agentes, 69 motobombas, siete pas, 18 helicópteros y nueve aviones.

Además del difícil acceso que tienen los lugares en los que se iniciaron las llamas, la Xunta ha señalado como llamativas las horas a las que se produjeron los incendios. En el caso de Laza el aviso se dio el viernes a las 20.50 horas, cuando empieza a anochecer y los medios aéreos no pueden movilizarse para trabajar. Tan solo dio tiempo a que descargaran, una única vez, dos aviones y un helicóptero.

En el caso del fuego de Verín sí fue necesario cortar la N-525 y la A-52. Especialmente dramáticas fueron las imágenes que se hicieron virales grabadas con un teléfono móvil por el grupo musical Amparanoia que se dirigía por la autovía al municipio de Bueu para tocar en el festival SonRías Baixas. De repente se vieron atrapados por el humo y las llamas que invadían el asfalto. Finalmente, consiguieron escapar marcha atrás, pese a la escasa visibilidad. Ayer continuaba la búsqueda de los autores de este incendio.

Pero no solo la provincia de Ourense se ha visto afectada por las llamas. En Lugo, en la parroquia de Toldaos del municipio de Pantón, se decretaba otro incendio a las 15.20 horas del viernes. Las hectáreas calcinadas, según las estimaciones de la Consellería, ascienden a 249. La situación es de control desde el sábado por la tarde pero para su extinción ha sido necesario movilizar a 41 brigadas, 25 motobombas, 15 agentes, 11 helicópteros y dos aviones.

Medio Rural destaca que su actuación fue «rápida e exemplar»

El incendio de Verín, el más trágico del año en Galicia en cuanto a superficie calcinada, y el hecho de que algunos vehículos circularan por la autovía A-52 en llamas, provocó las críticas de sindicatos, brigadistas y partidos políticos de la oposición y una petición de investigación por si se hubiese producido alguna negligencia. La Consellería de Medio Rural ha respondido, a través de un comunicado, que la actuación fue «rápida e exemplar». «Ás 16.42 horas -añadieron- entraba o primeiro helicóptero e ás 16.50 o facían outros dous helicópteros e dous avións. Polo tanto, falamos de que ás 16.50 había cinco medios aéreos actuando no lume», puntualiza la nota que, destaca el ejemplar trabajo de las 600 personas que participaron en la extinción.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Alarma por nuevos focos de fuego en zonas próximas a la A-52 en Ourense