Las críticas de Beiras y la división protagonizan la fiesta de las mareas

Villares y Sánchez trataron de limar asperezas y algunos fueron de Vista Alegre a Galeras para estar en las dos romerías


santiago / la voz

Las palabras pronunciadas la víspera del Día de Galicia por el fundador de Anova, Xosé Manuel Beiras, protagonizaron los corrillos que se formaron tanto en la romería «permeable» organizada por En Marea como en la fiesta «rebelde» que celebró Anova. Allí, los dos sectores que conforman el partido instrumental se refirieron a la intervención que Beiras compartió en la Facultade de Filosofía con diputadas de la CUP y de Bildu, en la que puso el proceso independentista catalán como ejemplo de lucha contra el sistema frente a una En Marea que, a su entender, había fracasado. Tanto Luís Villares como Antón Sánchez coincidieron en afirmar que el histórico líder se refería al fracaso electoral, y no a un fracaso del proyecto común. «Porque o obxectivo era botar do Goberno ao PP tanto na Xunta como no Estado -puntualizó el portavoz de Anova- e iso non se conseguiu, por iso foi un fracaso electoral; e o que agora temos que facer é activar un novo ciclo de rebeldía».

Arriba y abajo

Más que romerías populares, los actos convocados por En Marea y por Anova en Santiago para celebrar el Día de Galicia fueron actos de partido. Estuvieron los que tenían que estar y, mientras todavía retumbaban las consignas de la manifestación del BNG en la Alameda, tanto en Galeras como en Vista Alegre algunos se afanaban por subir y bajar para que se les viese en los dos sitios a la vez. El propio Villares reconoció, partiendo de la libertad para celebrar la jornada como cada uno quiera: «Xa veredes que son bastante similares, [y por eso] botaremos un pé no campo de abaixo e os de abaixo botarano no de arriba».

El primero que echó un pie en el campo de arriba fue Antón Sánchez, que antes de que empezaran los actos «dos de abaixo» se acercó a saludar a Villares y a los demás representantes de En Marea presentes en Vista Alegre. El líder de Anova quiso restar importancia a la doble convocatoria y dijo que «a unidade popular non é facer unha festa xuntos, constrúese día a día». Dijo entender que el lugar de Villares, como líder del partido instrumental, estaba en Vista Alegre y que el suyo propio «está nos dous lados». Otros se habrán sentido en esa misma obligación, porque, por ejemplo, el diputado en el Congreso Fernán Vello estuvo primero en la romería de En Marea y luego en la de Anova. A la primera asistieron otros representantes políticos de la izquierda rupturista, como el exalcalde de Manzaneda y diputado gallego David Rodríguez o el concejal compostelano Jorge Duarte. En la de abajo, en Galeras, estuvieron Beiras y también el alcalde compostelano, Martiño Noriega, que se acercó tras finalizar los actos oficiales en el Obradoiro.

En Marea festejó «A Galicia que queremos» y Anova, «República e ruptura», dos maneras de ver un proyecto común.

Podemos reivindica las historias de las figuras femeninas que lucharon por construir Galicia

Carmen Santos y las personas más cercanas a la secretaria xeral de Podemos Galicia celebraron la jornada de ayer con una comida en A Estrada en la que festejaron el «Día da Matria Galega». En un manifiesto llamaron la atención sobre la «dobre agresión» que en Galicia padecían quienes peleaban por su «lexítimo recoñecemento como pobo» y además lo hacían siendo mujeres «na súa defensa de suxeitos de plenos dereitos».

Podemos apela a las Irmandades da Fala y recuerda que en esa época hubo también irmandades feministas y publicaciones como O recanto da muller, con mujeres como Elvira Bao y otras muchas cuyas historias Podemos quiere recuperar.

EU justifica en la «pluralidade» su celebración en el municipio de Mugardos

c. lópez

Esquerda Unida celebró ayer el Día de Galicia con un acto en Mugardos en el que se rindió un homenaje al primer alcalde comunista de la dos veces real villa, el republicano Juan Prieto Balsa, que solo estuvo al frente del Concello cuatro meses, porque murió fusilado el 24 de julio de 1936. La celebración, que fue seguida por cerca de un centenar de personas, contó con la presencia de la coordinadora nacional de EU, Eva Solla, la alcaldesa de Mugardos, Pilar Díaz, y el regidor de Ferrol, Jorge Suárez. No estuvo, en cambio, la anterior coordinadora y diputada en Madrid Yolanda Díaz.

Eva Solla negó una disgregación en las mareas, «porque sempre se fixeron actos separados, que responden á pluralidade do espazo. Nós temos unha concepción do que significa para nós o Día de Galicia e entendo que o resto de forzas tamén». Sobre el fracaso de las mareas apuntado por Beiras, dijo no considerarlo así, señalando: «Se ben non non gusta o camiño que se percorreu, porque consideramos que habería que recuperar a proposta fundamentalmente rupturista de esquerdas, iso non significa a constitución dun partido clásico en vertical». A su modo de ver, eso no supone un fracaso, y apuntó que «os tropezos no camiño hai que resolvelos co diálogo». El alcalde de Ferrol también apeló a la pluralidad y negó el fracaso de las mareas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las críticas de Beiras y la división protagonizan la fiesta de las mareas