La avispa asiática se expande ya por ocho países del continente europeo

Coloniza espacios en España, Francia Italia y Portugal y ha sido vista ya en el Reino Unido, Suiza Bélgica y Alemania


redacción / la voz

Su área de distribución natural es Asia, concretamente entre Afganistán y el este de China, Indochina e Indonesia. Sin embargo, la avispa asiática o velutina ha sido ya detectada en ocho países europeos: España, Francia, Italia, Portugal, Reino Unido, Alemania, Bélgica y Suiza. En varios de ellos ha colonizado ya amplias zonas del territorio y su expansión es, con las herramientas de las que se dispone actualmente, incontrolable. En otros se han localizado los primeros ejemplares y su expansión es todavía incipiente.

Trece años después, todavía no se sabe a ciencia cierta cómo llegó la avispa asiática a Europa. El primer registro de esta especie en el continente europeo se obtuvo en el año 2004 en el departamento de Lot-et-Garone, en Francia, y aunque se desconoce cómo llegó allí se cree que pudo ser mediante avispas reinas en hibernación importadas desde China a través del comercio de productos de la huerta y desembarcadas en Burdeos. Su adaptación al medio fue sorprendente, y hoy ocupa más de la mitad de los departamentos franceses, donde a pesar del impulso a la investigación sobre este insecto depredador de abejas no se han conseguido métodos eficaces para su control.

En el caso de España, la velutina se localizó por primera vez en Amaiur (Navarra) en el verano del año 2010. Ese mismo año se detectó también en Guipúzcoa (País Vasco), en el 2012 aparece por primera vez en Cataluña y después lo hizo en Galicia. Durante los últimos años se ha detectado la presencia de esta especie en Cantabria, Asturias, La Rioja, en el norte de Burgos e incluso Valencia y Mallorca.

Burela fue el primer lugar de Galicia en el que se localizó la velutina. Enseguida aparecieron nuevos ejemplares en otros puntos de la comarca lucense de A Mariña, y después en Culleredo (A Coruña). Junto a la costa de Lugo, el primer gran foco de expansión de la velutina en la comunidad gallega se localizó en el área de Vigo y Baiona y en los municipios próximos a la desembocadura del Miño. Ambas -A Mariña y Baixo Miño- siguen siendo, casi cinco años después de la aparición de las primeras avispas asiáticas en Galicia, las zonas más castigadas por la presencia de esta especie, con permiso de los municipios del cinturón coruñés.

Pero aunque su presencia sea más intensa en esas áreas, el insecto llegado de Asia ha colonizado ya en estos años buena parte de Galicia. Al cierre del pasado año, el mapa de presencia de velutina ocupaba ya la totalidad de la provincia de A Coruña, casi toda la de Pontevedra, salvo el extremo nororiental, la mitad norte de la de Lugo, con alguna presencia episódica más al sur, y en torno a una veintena de concellos en la de Ourense. Su expansión avanza cada año -a un ritmo de entre 50 y 100 kilómetros anuales- y se cree que en Galicia solo quedarán libres de su presencia las áreas más altas de las provincias de Lugo y Ourense.

Volviendo a Europa, la velutina se extendió rápidamente desde el área de Burdeos en Francia a prácticamente todo el país. Actualmente, la velutina ha ocupado más del 80 % del territorio francés e incluso, pese a que tolera mal la altura, ha sido ya detectada en la región de los Alpes. También en Galicia, aunque se cree que no llegará a las montañas del este de Lugo y Ourense, ejemplares de velutina han sido vistos en A Fonsagrada, de manera que ya empiezan a surgir dudas sobre si esta especie será capaz de adaptarse a la altitud y colonizar las zonas más elevadas.

Aunque muy lejos de alcanzar la difusión que tiene en Francia, la velutina está ya presente desde hace varios años en Alemania. Su presencia se concentra mayoritariamente en el estado de Baden-Wurtemberg. La primera referencia de la avispa asiática en esta zona data del 2010, en Friburgo. Cuatro años después se localizó en Karlsruhe, también en Baden-Wurtemberg. En Portugal, este insecto invasor se ha extendido ya prácticamente por toda la mitad norte.

En Italia, la avispa llegada de Asia tiene ya una importante presencia en la zona norte, en las regiones de Piamonte y Liguria, que han puesto en marcha un proyecto con la Unión Europea para investigar y tratar de frenar esta especie.

En abril de este año se produjo el primer avistamiento en Suiza, en el cantón de Jura, cerca de la frontera con Francia. Un mes después, en mayo, se localizaron ejemplares de esta especie en Flandes (Bélgica).

La velutina también dio el salto a las islas británicas. En septiembre del 2016 fue detectada en Gloucestershire, y en octubre en Somerset, al suroeste de Inglaterra. En marzo de este año se documentó por primera vez en el centro de Escocia.

Así son los nidos de velutinas Las avispas asiáticas se reactivan y alcanza su mayor pico de actividad este año

Casi 5.000 nidos retirados este año

La estrategia gallega contra la velutina se basa de momento, a expensas de que la investigación revele métodos más eficaces, en dos pilares: la captura de reinas en primavera y en otoño para evitar la formación de nuevas colonias, y la retirada de los nidos que se detectan. En este último capítulo, la Consellería do Medio Rural hizo hace algunos días balance del primer semestre, que se cerró con casi cinco mil nidos retirados (4.812). En el mismo período del año pasado se habían eliminado 768, seis veces menos. De esos casi 5.000 nidos, 3.056 se localizaron en la provincia de A Coruña, a la que sigue Pontevedra, con 1.398; Lugo, con 300; y Ourense, con 58. Los apicultores, mediante la colocación de trampas en primavera, evitaron la formación de unos 30.000 enjambres.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

La avispa asiática se expande ya por ocho países del continente europeo