El director de Tráfico arremete contra los examinadores por la huelga «desproporcionada»

Gregorio Serrano minimizó los efectos de la huelga diciendo que en junio hubo 80.000 exámenes prácticos


redacción / la voz

«A ver si en la DGT los únicos funcionarios dignos y profesionales son los examinadores». Fue una de las frases que soltó ayer el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, a los grupos de la oposición en el Congreso sobre el conflicto con los examinadores. Serrano minimizó los efectos de la huelga diciendo que en junio hubo 80.000 exámenes prácticos de conducir, los mismos que en abril, cuando no había huelga. Rebatió incluso los datos de las autoescuelas de que 150.000 personas no pudieron examinarse. Serrano los redujo a 65.000 y dio el dato de que en los exámenes solo aprueban el 23 % de los aspirantes, por lo que no ve presión para hacer las pruebas.

Por otro lado, dijo que las autoescuelas sufren las consecuencias del paro. «Claro, es que para eso se hacen las huelgas», afirmó antes de afirmar que el paro fue convocado por «un cuarto de sindicato, UGT de Cataluña», y por la asociación Asextra. Reconoció que la reivindicación de los examinadores es justa, pero la forma de plantearla «es desproporcionada».

Todos los grupos del Congreso, excepto el PP, criticaron que el director no llevase ninguna medida para arreglar el conflicto y le pidieron que hable con los examinadores para no llegar al paro indefinido de septiembre.

Serrano aseguró que él mismo ha luchado por conseguir mejorar la posición de los examinadores y que a 435 se les ofrece un aumento anual de 1.536 euros. Pero dijo que la subida directa que reclaman «no es posible» porque el Gobierno prefiere aumentar el número de funcionarios antes que subir el sueldo a un solo colectivo. Anunció que en septiembre del 2018 habrá 998 examinadores frente a los 774 actuales y que en ese grupo entrarán militares de más de 45 años que serán reconvertidos en examinadores.

La oposición lamentó la postura del director general, que respondió a esas críticas así: «Veo que ha sido inútil lo que les he contado y podía haberme ahorrado la documentación que les he dado. Espero que reflexionen».

Las autoescuelas salen a la calle para que no las usen «como medida de presión» 

m. v.

Los propietarios de autoescuelas de la provincia de Ourense no quieren quedarse de brazos cruzados mientras ven peligrar sus puestos de trabajo. Ayer mismo cerca de un centenar de empresarios, alumnos y muchos familiares protagonizaron una manifestación bajo el lema «Exames xa», que colapsó el centro de la capital a mediodía. Ese era el objetivo. Visibilizar ante la sociedad el problema que está provocando en el sector la huelga de los examinadores de Tráfico, que les está dejando sin estudiantes. «Nos encontramos en una situación límite las doscientas familias que vivimos de esta profesión, por la absoluta dejadez del director general de Tráfico», criticó Laureano Bermejo, secretario de la asociación, quien advirtió que «las autoescuelas no pueden ser moneda de cambio ni medida de presión en el conflicto». Las empresas del sector, todas de pequeño tamaño, aseguran que si se mantiene la situación pronto habrá despidos, ya que los estudiantes no quieren hacer prácticas porque no se pueden examinar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

El director de Tráfico arremete contra los examinadores por la huelga «desproporcionada»