Las pequeñas empresas de transporte tendrán prioridad en diez contratos

Los gigantes del sector solo podrán aspirar a controlar cada uno un 25 % de las rutas

.

santiago / la voz

Las empresas del sector del autobús en Galicia comenzaron a recibir ayer por la mañana las primeras invitaciones de la Xunta que les permiten aspirar a alguno de los 41 contratos sobre los que ha pivotado la polémica huelga del transporte en las últimas semanas. Las cerca de 80 compañías que mostraron su interés por llevarse alguna concesión tendrán hasta el miércoles 19 para elaborar una oferta que les permita responder a un pliego que se ha llenado de condicionantes para atender una de las reivindicaciones en la que coincidían empresarios y sindicatos: la supervivencia de las empresas pequeñas y familiares.

Esta inquietud, que también han expresado en el Parlamento los grupos de la oposición, ha encontrado una respuesta concreta. En los diez contratos con menor volumen, y por tanto con menos exigencias de recursos, solo estarán invitadas las empresas de menor tamaño. Si la oferta no cuajase, tendrían oportunidad las de un tamaño medio. Y, por último, antes de quedar la ruta desierta, se le presentaría a los grandes operadores que han mostrado interés por contratos que cubren sobre todo rutas rurales de las provincias de Lugo y Ourense.

Esta medida se suma a otra cláusula que ya afloró en las primeras reuniones entre la Consellería de Infraestruturas y los trabajadores, que consiste en limitar el número máximo de concesiones a diez, un 25 % del total.

Tras las protestas del sector, la Xunta ha querido también restar presión económica sobre los contratos, y por ello ha propuesto unos pliegos en los que se valoran más cuestiones como la seguridad o la calidad del servicio. La antigüedad media de los vehículos será determinante, así como la incorporación generalizada de los cinturones de seguridad o la existencia de una base fija o garaje que permita acortar los tiempos de respuesta.

Algunos de estos criterios se establecieron tras la decisión de integrar el transporte general y el escolar, cuestión que generó inquietud entre los padres y madres de alumnos, que alertaron de la posible pérdida de calidad del servicio. La Xunta ha garantizado que los horarios y las paradas no varían un ápice, y que todos los autobuses con líneas mixtas tendrán un acompañante. De hecho, la estabilidad laboral de esta figura también será tenida en cuenta ante las adjudicaciones, que previsiblemente se conocerán el 24 de julio. Las compañías tendrán desde entonces quince días para organizar su nueva logística.

Mejor puntuación si hay método de pago con la tarjeta metropolitana

El plan de transporte que se ha puesto en marcha con tanta controversia en los últimos días es solo la punta del iceberg. Son las rutas que sustituyen a las cerca de seiscientas líneas a las que renunciaron los empresarios por considerarlas ruinosas. Pero en el 2019 el mapa variará por completo -también estos 41 contratos, que son por dos años- y en ese punto sí hay auténticos negocios apetitosos. Pero aunque estas rutas sean de menor peso, el pliego va a premiar con mayor puntuación a las empresas que contribuyan a los proyectos que quiere impulsar la Xunta, como la integración de sistemas de cobro para el transporte metropolitano. De hecho, el pliego incluye las exigencias técnicas necesarias para facilitar la puesta en marcha de los planes en Ourense y Pontevedra.

Lo que no se incluye todavía es el transporte bajo demanda, una modalidad que pretende optimizar el servicio de recogida de pasajeros en puntos y horas pactadas con previa comunicación.

Una tarta de 60 millones de euros en la que las arcas públicas ponen 40

Encauzado el conflicto -con negociaciones abiertas- el plan de transporte pasa un plano estrictamente administrativo y de oportunidades económicas. En juego está un negocio de unos sesenta millones de euros, de los que la Xunta aporta cuarenta. El motivo de esta alta cantidad de dinero público es que se trata de la parte proporcional que corresponde a esas zonas por el transporte escolar. Las 41 rutas suponen un 10 % de las líneas de Galicia, pero absorben un tercio de los 120 millones para el bus escolar.

Votación
3 votos
Comentarios

Las pequeñas empresas de transporte tendrán prioridad en diez contratos