Institutos públicos de toda Galicia destacan en los ránkings de las notas de selectividad

En el «top ten» de centros los hay de las cuatro provincias y de todos los tamaños

.

redacción / la voz

Un colegio privado, siete institutos públicos y dos colegios concertados (el bachillerato es privado, pero el resto de la enseñanza no). Estos son los colegios con las mejores notas de Galicia. No son los únicos buenos, obviamente, pero sí los que este año han quedado en lo más alto en la prueba que iguala a todos los alumnos: la selectividad, que ahora se llama ABAU (avaliación do bacharelato para o acceso á universidade). Aquí se analizan los datos de la fase obligatoria, que incluye los exámenes de Lengua, Lingua, Inglés (o Primera Lengua Extranjera), Historia de España y la troncal de opción (Matemáticas Aplicadas a las Ciencias Sociales, Matemáticas II, Latín o Fundamentos del Arte). La nota máxima es un diez. Ni la Xunta ni la CIUG, el ente interuniversitario que se encarga de la selectividad y la matriculación universitaria, quieren dar un ránking, pero los colegios sí disponen de las cifras.

Una de las primeras cosas que se descubren es que en el listado se intercalan colegios públicos y privados. Privado es el mejor situado de Galicia, y el último de la lista. Como explicaba un director, «una cosa es la financiación y otra la enseñanza». Parece que para triunfar en la ABAU pesan la implicación familiar, la formación de los profesores, la estabilidad de la plantilla y el liderazgo directivo mucho más que la titularidad del centro.

Algunos de los que están en este top ten presentan pocos alumnos al examen (incluso aparecía uno, el centro Marcote de Vigo, con un único estudiante) y eso hace que la lista tenga variaciones cada año. De ahí que sea necesario destacar otro top ten, el de los centros que matriculan a más de 50 alumnos en la prueba: sus medias son más estables.

Lo siguiente es comparar la nota media de bachillerato con la media de la ABAU: ningún colegio mejora en el examen externo, pero los institutos quedan mucho mejor que los demás.

números absolutos

El Peleteiro, indiscutible. Año tras año el compostelano es el colegio mejor situado. Y el único con más de 50 alumnos que supera la media de 7 (su diferencia entre bachillerato y ABAU está en -1,16). Curiosamente, es el único privado cien por cien que está en este ránking. El Peleteiro es también el que más alumnos «envía» a la fiesta de la USC para jóvenes con más de un 9 en la fase obligatoria, aunque este año se ha quedado en segundo lugar, con 22 estudiantes, por detrás de los 25 de otro centro muy importante, el instituto Rosalía de Castro de Santiago. El dato lo destacó el director del colegio privado, Luis Peleteiro, que felicitó al Rosalía por este hito de excelencia.

Villas medianas. Siempre aparecen institutos de villas medianas, un recordatorio de que la educación pública gallega no estrictamente urbana también es de gran calidad. A veces presentan pocos alumnos, como ha ocurrido este año con Santa Comba, Mondoñedo o Lalín; O Carballiño, en cambio, presenta un número destacado de estudiantes (47), y es casi un clásico porque llevan varios años apareciendo en los primeros puestos.

Otros, muy cerca. Como siempre ocurre con las listas, hay muchos centros que quedan fuera pero deberían estar dentro. Son institutos como el Francisco Aguiar de Betanzos (69 alumnos presentados, 100 % de aprobados, 6,7 de media y un -1,16 de diferencia bachillerato-ABAU); el de Celanova, que con frecuencia asoma al top ten (este año, 23 alumnos, todos aprobados, un 6,5 de media y -1,14 de diferencia); o el David Buján de Cambre (41, todos aprobados con 6,470 de media y una diferencia de -1,09).

centros grandes

El número importa. No es lo mismo presentar diez alumnos que cien: el CPR Juniors y el Rosalía de Castro, ambos de Santiago, tuvieron un 100 % de aptos, pero del primero se presentaron siete alumnos y del segundo, 130; en Betanzos, tanto el CPR Nuestra Señora (Atocha) como el IES Francisco Aguiar tuvieron un 100 % de aptos, pero fueron ocho alumnos del primero y 69 del segundo.

Mantener cifras cercanas al 7 como nota media cuando se presentan más de 50 alumnos (solo un centro supera esa nota) dice mucho de la calidad del centro. En este grupo destaca por volumen el IES Rosalía de Castro, con un espectacular 6,984 de nota media, y nada menos que 25 de sus estudiantes por encima de 9.

Hay que señalar que este top ten tiene cuatro centros coruñeses (frente a dos de Santiago y uno de Vigo). De A Coruña llama la atención el IES Monelos, un instituto de amplísima tradición y fama, situado en la periferia de la ciudad, que está de segundo de Galicia (rozando el 7); le acompañan tres colegios concertados como son Santa María del Mar (Jesuitas), Compañía de María y Maristas Cristo Rey.

Bachillerato-ABAU

Mejor los públicos. Hay la creencia popular de que un alumno de instituto público mantiene su nota en selectividad, o la baja muy poquito, mientras que el alumno de colegio privado ve cómo cae la media un punto. La diferencia media en Galicia está en -1,5 puntos, y en ese entorno hay colegios privados, concertados y públicos, pero, con un simple vistazo a los centros con menos diferencias entre una y otra nota, hay que dar la razón a la leyenda: de los diez centros que menos bajan su nota en selectividad, los siete primeros son institutos y hay uno más en el grupo (IES Laxeiro de Lalín).

Hay que tener en cuenta que la fase obligatoria de la ABAU incluye cinco asignaturas comunes, mientras que la media de bachillerato tiene en cuenta la nota de 11 asignaturas de primero y 9 de segundo, incluidas algunas marías o las materias elegidas por el alumno y por tanto con más posibilidades de buenas calificaciones. En cualquier caso, no hay otra forma de comparar las notas del bachillerato y las de selectividad.

En el ránking de diferencias entre bachillerato y ABAU para centros grandes se incluyen algunos que no aparecen los primeros listados, pero que están muy cerca. Por ejemplo, el IES San Tomé Freixeiro vigués tiene una media de 6,758; el Miraflores, una de 6,727; y el Alexandre Bóveda de Vigo presentó a 79 alumnos y tuvo una media de 6,658.

Nadie mejora. Lo que resulta curioso, y habitual cada año, es que las medias siempre empeoran en la relación bachillerato-selectividad. No se da el caso de que un centro (ni público ni privado) tenga mejores notas medias en la selectividad que en los dos años del bachillerato. Por lo tanto, es de suponer que todos los centros, en mayor o menor medida, valoran otras competencias más allá del puro conocimiento en sus calificaciones de bachillerato.

Hasta tres puntos. Si la menor diferencia entre bachillerato y ABAU es de -0,25, la mayor supera los tres puntos. Sin embargo, no se trata de un colegio en concreto con muy malos resultados o notas demasiado hinchadas; suelen ocupar los últimos puestos centros con muy pocos, poquísimos alumnos en selectividad. Este año está a la cola gallega una escuela que presentó tres estudiantes y los tres suspendieron. Y centros con enseñanza de adultos, que se preparan sobre todo para acudir a ciclos de FP y acuden a la selectividad por si acaso la aprueban, pero realmente sin prepararla como sus compañeros en la edad idónea.

 Los mejores de la selectividad

CPR M. Peleteiro (santiago)

«La colaboración y formación de los profesores son claves»

¿Qué razones explican la presencia de un colegio en el top ten de Galicia? Luis Peleteiro, director del primero de la lista, cree que hay muchas, pero si tiene que destacar una sobre el resto no lo duda: los profesores. La calidad docente se basa en «el trabajo en equipo», «la reflexión sobre lo que enseñamos y cómo lo enseñamos», la formación («cada euro invertido se multiplica por el número de alumnos») y la asunción del «proyecto educativo del centro». En el Peleteiro siempre hay dos profesores por lo menos de cada asignatura, para que puedan ayudarse a mejorar mutuamente. Esta filosofía de trabajo en equipo, esfuerzo y reflexión se traslada al alumnado, que, eso sí, es de clase acomodada. Pero el dinero solo no garantiza que 22 de 86 alumnos saquen más de 9 en la ABAU.

ies san rosendo (mondoñedo)

«A estabilidade do cadro de persoal inflúe no centro»

No hay secreto, solo mucho trabajo, entrega y estabilidad de la plantilla. Así ve la directora del IES San Rosendo, María José Cuesta, la situación: «É un traballo continuo. Os profesores son moi estables e temos poucos rapaces agora, é máis doado atender a cada un na súa personalidade. Tamén é certo que as familias responden moi ben e os rapaces que queren traballar cedo xa non van ao bacharelato. Vamos, que non hai misterio». Explica Cuesta que tienen «en xeral boa media, xa dende cuarto da ESO», y que esperan que en los próximos años aumente el número de alumnos: «Isto é cíclico, e xa vemos que en primeiro da ESO hai moitos máis rapaces que hai anos». El instituto es único en la localidad y por eso «acolle á xente de Mondoñedo, pero tamén á da comarca», y tienen ciencias y letras, de hecho incluso Griego, aunque con pocos alumnos.

cpr amor de dios (vigo)

«El buen resultado en la ABAU comienza en primaria»

«El buen puesto en la ABAU no es solo resultado del éxito en bachillerato, sino que comienza en infantil y primaria». Eso explica Jesús Penedo, jefe de estudios del CPR Amor de Dios, de Vigo. Es un colegio muy popular en su zona, Bouzas, y a él acuden niños y niñas del área, «familias de clase media, muchos trabajadores de Citroën».

Cree Penedo que «la selectividad pone a cada colegio en su sitio» y en el caso del Amor de Dios, bien situado en el grupo general y en la relación nota media de bachillerato-ABAU. Para el jefe de estudios «no es la mejor prueba posible, pero tampoco es mala. Al menos, es objetiva e igual para todos los alumnos».

Reconoce el directivo que este año ha sido especialmente duro para los estudiantes: «Había incertidumbre y al preguntar a los profesores veían que nosotros tampoco sabíamos qué iba a pasar. Fue complicado».

ies número 1 (o carballiño)

«Boa orientación, traballo e disciplina cos horarios»

Manuel Amil, director del IES, reconoce que ha analizado el éxito de su centro porque «os rapaces e os profesores son os mesmos» que los de cualquier otro lugar. La reflexión le ha llevado a pensar que hay siete factores importantes en su instituto: estabilidad del claustro, reducción de las ratios («recordo cando tiñamos 47 rapaces nunha aula»), que ajustan en grupos más pequeños siempre que pueden; motivación del alumno («trala primeira avaliación, levámolos un día fóra para que mellore a convivencia»); disciplina («non permitimos faltas de puntualidade nin problemas no patio»); liderazgo ejemplarizante («eu son o primeiro en chegar, e por iso non teño que pedir puntualidade»); ambiente de trabajo; buena orientación («cada un ten que atopar o seu camiño»); y buen nivel de los niños ya cuando entran en el IES.

IES Laxeiro (Lalín)

«Únense vontade e esforzo das familias e dos docentes»

El IES Laxeiro de Lalín es una referencia: tanto en premios extraordinarios de ESO como en la ABAU. Para Eugenio Grande, su director, son muchos los factores, aunque como el resto destaca la estabilidad de la plantilla y la buena coordinación del equipo directivo, además de la colaboración de los padres. Hay un control exhaustivo del absentismo («os pais están permanentemente informados») y un esfuerzo por integrar a todos los alumnos. Esto no es fácil con 600 estudiantes de ESO, bachillerato, FP básica y superior y enseñanza de adultos, además de alumnado de Lalín y la comarca.

ies os rosais 2 (vigo)

«Las tutorías funcionan muy bien y el claustro es estable»

 El instituto Os Rosais 2, en el centro de Vigo, está ahora en un período de transición, después de 27 años con el mismo director. Su actual responsable, Isabel Martín, considera que, quitando las jubilaciones de los últimos tiempos, la estabilidad de la plantilla y el nivel del alumnado -de un entorno acomodado- ayudan para tener tan buenos resultados en la ABAU. Once de sus alumnos han tenido más de un 9 en la prueba, y seis de ellos comenzaron en el IES con 12 años. Se esfuerzan en controlar las faltas de puntualidad y comportamiento (con avisos a los teléfonos familiares), «las tutorías funcionan muy bien» y «los profesores se dejan la piel».

Votación
72 votos
Comentarios

Institutos públicos de toda Galicia destacan en los ránkings de las notas de selectividad