Los vecinos sospecharon de la muerte de la mujer de Culleredo cuando dejó de pagar el alquiler

Elena Silveira
Elena Silveira A CORUÑA / LA VOZ

GALICIA

Su coche estaba lleno de polvo y en el edificio nadie la veía desde hace siete años

04 jul 2017 . Actualizado a las 18:03 h.

«Era una persona discreta. Vivía con su madre y, cuando esta murió, se quedó sola y deprimida». Poco, o muy poco, saben los vecinos de Culleredo de María del Rosario V. O., la mujer de 56 años cuyo cadáver apareció ayer momificado en su casa, situada en el número 75 de la avenida Miguel González Garcés de O Portádego.

«Su desaparición fue algo muy raro, porque dejamos de verla de la noche a la mañana. De hecho, aún hace poco que comentamos que qué habría sido de ella. Y mira tú...», comenta Mauri, el responsable de un local de hostelería donde solía parar esta mujer.

El descubrimiento se realizó ayer sobre la una de la tarde, después de que un vecino del inmueble se decidiera a denunciar ante la Guardia Civil de Culleredo la posible desaparición o muerte de esta mujer, de la que no se tenían noticias desde hacía siete años.