Galicia eleva a 73 las parroquias con más riesgo de incendio, el 64 % en Ourense

La Xunta pone la lupa sobre estas localidades con muchos fuegos o muy virulentos


santiago / la voz

En torno al 15 % de los incendios forestales se concentran en un puñado de localidades en las que o bien se producen muchos fuegos o son especialmente virulentos. Cuando un territorio entra en una de estas dos categorías la Consellería de Medio Rural lo declara como Parroquia de Alta Actividad Incendiaria (PAAI), lo que supone que a partir de ese momento estarán vigilados con lupa, tanto concentrando en ellos las operaciones de vigilancia y disuasión como controlando de manera exhaustiva todas las ayudas públicas concedidas y prohibiendo autorizaciones extraordinarias para la práctica del pastoreo en los terrenos quemados.

La creación de las PAAI fue la gran novedad del Plan de Prevención e Defensa contra os Incendios Forestais (Pladiga) en el 2014. La Xunta quiso así concentrar sus esfuerzos en aquellas parroquias que acumulan una media anual de siete o más fuegos en los últimos cinco años o que sufrieron dos o más episodios devastadores en los últimos diez años con más de 200 hectáreas arrasadas en cada uno de ellos. Ese primer año de aplicación de la nueva normativa para las localidades con más riesgo se confeccionó un listado con 81 parroquias, las mismas que el ejercicio siguiente. En el 2016 fueron 67, catorce menos, pero este año esa cifra ha vuelto a elevarse y se ha situado en las 73, un 9 % más.

Con la creación de las PAAI, la Xunta quiso focalizar el problema del fuego, que en modo alguno afecta a toda Galicia por igual. Hay que tener en cuenta que la comunidad autónoma cuenta con 3.792 parroquias, por lo que las 73 señaladas como de alta actividad incendiaria son solo el 1,9 %. Un porcentaje realmente bajo de territorio en el que, sin embargo, se concentran una gran cantidad de incendios forestales.

Ourense es, inequívocamente, la provincia con peores datos en lo que a fuegos se refiere. Cuenta con 47 parroquias incendiarias, el 64,4 % del total. En Pontevedra este año hay 14 localidades que han sido declaradas PAAI, el 19,2 % del total, mientras que en A Coruña son diez, el 13,7 %. Lugo es, con mucho, la menos azotada por la actividad incendiaria y solo cuenta este verano con dos localidades con riesgo elevado, lo que supone tan solo un 2,7 % del total.

En el 2017 tan solo dos parroquias que en el 2016 fueron declaradas PAAI han logrado salir de esta lista negra. Se trata de As Neves y de Castro de Escuadro (Maceda). Por el contrario, ocho que no estaban se han sumado al grupo. Se trata de Ourense, Ribasieira (Porto do Son), Xurenzás (Boborás), Sobradelo (Carballeda de Valdeorras), Vences (Monterrei), Bousés (Oímbra), A Fraga (Lobeira) y Saiar (Caldas de Reis). Nuevamente, Ourense concentra el problema, con seis nuevas PAAI, por solo una en Pontevedra y otra en la provincia coruñesa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Galicia eleva a 73 las parroquias con más riesgo de incendio, el 64 % en Ourense