Si no se puede huir, es mejor quedarse en casa o en el coche

Qué hacer si te ves rodeado por un incendio forestal

¿Qué hacer si te ves rodeado por un incendio forestal? ¿Tenemos posibilidad de sobrevivir rodeados de humo, inhalando tóxicos y con las llamas cercándonos? ¿Cómo debemos actuar en situaciones de incendio tan extremas como las registradas en Pedrógão Grande, Portugal? Preguntamos a una experta.

santiago / la voz

Ante un incendio forestal, la máxima es siempre huir, pero salvar la vida puede depender de cruciales decisiones que resultan más fáciles de tomar si se sabe qué hacer ante situaciones como la vivida el fin de semana en Portugal.

Alejarse a pie

Si el incendio forestal nos sorprende en el monte, lo ideal es huir en dirección contraria al fuego y al humo, intentando rodearlo o pasar directamente por terreno que ya haya ardido. Es importante hacerlo con la nariz y la boca tapados con un trapo o un pañuelo húmedo. Por otro lado, jamás se debe caminar ladera arriba con las llamas detrás, ya que esa será la dirección que sigan y lo harán a gran velocidad. Conviene evitar también vaguadas, pendientes, barrancos u hondonadas y fijarse en la dirección del viento, teniendo en cuenta que puede cambiar súbitamente, poniéndonos en peligro. En zonas en las que haya mar o río, una excelente zona de escape son las playas y riberas e incluso no hay que dudar en introducirse en el agua en caso de que resultase necesario.

En casa

Lo primero es avisar al 112 y desconectar el suministro de gas o gasoil, así como retirar objetos alrededor de la vivienda que puedan arder, como los muebles del jardín. Otro dato a tener en cuenta es que hay que acordarse de cerrar totalmente puertas y ventanas, incluso las buhardillas y los respiraderos para evitar la entrada de chispas o humo. Por precaución, hay que llenar de agua la bañera y las pilas, así como humedecer todo el perímetro de la edificación. Una vez confinado en la vivienda, hay que mantenerse vigilante, en especial en la zona por la que llega el fuego, que conviene mojar con frecuencia. Si prenden llamas en el interior hay que apagarlas con toallas, alfombras o trapos húmedos utilizando las reservas de agua que se han acumulado. 

En el coche

Nuevamente, lo principal es comunicar al 112 la carretera y el punto kilométrico exacto en el que nos encontramos. No se debe conducir a través del humo denso, ya que es muy peligroso. En caso de que el fuego nos cerque, hay que tratar de aparcar en una zona sin vegetación y lo más lejos posible del frente del incendio. Después, es importante cerrar puertas y ventanas y detener el sistema de ventilación del vehículo para evitar la entrada de gases tóxicos. Eso sí, hay que dejar prendidas las luces largas y los intermitentes para facilitar nuestra localización. Nunca hay que abandonar el coche. Por muy agobiante que parezca, las posibilidades de supervivencia son mayores que en el exterior, donde es fácil perecer quemado o por asfixia.

Votación
28 votos
Comentarios

Si no se puede huir, es mejor quedarse en casa o en el coche