Incendio en Portugal: los partidos gallegos piden «extraer leccións» de la catástrofe y actuar más desde la prevención

El PP pone en valor la «experiencia» del servicio contraincendios, En Marea llama a preparar planes de evacuación de zonas pobladas, mientras PSdeG y BNG piden mejorar la ordenación del monte

.

Santiago

Profundo pesar y conmoción por lo ocurrido en el que, para muchos es, el «país irmán». Todas las fuerzas políticas del Parlamento gallego mostraron este lunes su solidaridad con las familias de quienes perdieron la vida en el pavoroso incendio de Pedrógão Grande, y la oposición coincide en pedirle a la Administración gallega que «tome nota» para «extraer leccións» porque la situación forestal gallega es muy similar a la portuguesa y no estaríamos exentos de que pueda ocurrir algo parecido.

Desde el PP, el grupo que sustenta al Gobierno, su portavoz parlamentario, Pedro Puy, considera que una diferencia fundamental entre Galicia y Portugal es el operativo de extinción. «Temos a confianza», dijo este lunes, de que aunque se produzca un incendio de esas características y en las mismas condiciones, la «longa experiencia» que tiene acumulado el dispositivo gallego de extinción «pudese atallar unha desgraza desa dimensión».

También el portavoz del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga, admitió que el aparato de extinción, «que consume unha parte importante de recursos públicos», juegue el papel importante que debe jugar, pero no obvia las similitudes entre el marco de fondo de Galicia y Portugal. «E a principal lección que temos que aprender é a da prevención», valoró, para ahondar en la mejora de la ordenación del monte y crear un «mix de especies» que dificulta la «aparición e propagación» del fuego.

Luís Villares, portavoz de En Marea, también puso en acento en la necesidad de avanzar más en la prevención en Galicia. Habla de promover planes de «continxencia e evacuación» de zonas que pueden verse cercadas por las llamas y de ampliar las inspecciones para evitar la reforestación de tierras agrarias. También criticó la última reforma normativa de la Xunta, la Lei de Montes del 2012, «que reduxo as faixas de seguridade», dijo, en torno a las zonas pobladas de los 100 a los 50 metros, a la vez que traslada un mensaje equívoco a los incendiarios al permitir la urbanización de terrenos quemados.

Para Olalla Rodil, viceportavoz parlamentaria del BNG, la tragedia de Portugal «ten que facernos reflexionar» y propiciar que el presidente Feijoo tome nota de las «causas profundas» de este siniestro, que en su opinión están en el rural abandonado, monte desordenado e improdutivo y el monocultivo del eucalipto. Por esa razón hizo un llamamiento a avanzar en la ordenación forestal y tendió la mano al Gobierno para alcanzar un gran pacto de lucha contra los incendios.

Votación
4 votos
Comentarios

Incendio en Portugal: los partidos gallegos piden «extraer leccións» de la catástrofe y actuar más desde la prevención