Una masa de aire atlántico trae el miércoles un descenso de las temperaturas

El intenso calor irá cediendo, aunque para lunes y martes todavía hay avisos amarillos por calor en Ourense, sur de Lugo y noroeste y centro de A Coruña


Redacción / La Voz

En algunos puntos de la costa ha permitido sobrellevar unas temperaturas que volvieron a ser muy elevadas durante el domingo. Tras una noche muy calurosa, la máxima de Galicia se registró en Ribas do Sil (Lugo), al superar los 40 grados (40,8) a las cinco de la tarde. Ourense también sudó la gota gorda. En general, el sur de Lugo, la comarca de Valdeorras, y la ribera del Miño en Ourense y Pontevedra se convirtieron en la sartén de Galicia.

Pero las temperaturas en la costa también fueron muy elevadas. Desde primera hora de la mañana, muchos gallegos acudieron en masa a la playa para poder soportar mejor las altas temperaturas. También en Samil, en Vigo. Después de que el vertido del sábado obligase a desalojar el arenal, el domingo se reabrió la playa y la bandera amarilla permitió dar un chapuzón a los vigueses pero con precaución. El arenal ya está completamente limpio y no habrá restricciones en el baño, informa María Jesús Fuente.

El intenso calor irá cediendo, aunque para lunes y martes Aemet tiene activado avisos amarillos por altas temperaturas en Ourense, sur de Lugo y noroeste y centro de A Coruña, donde también puede haber chubascos tormentosos. La entrada de aire más fresco y húmedo desde el Atlántico hará que se vayan suavizando las temperaturas. El martes habrá nieblas en el interior y nubes altas por la tarde, según MeteoGalicia. La masa de aire atlántico desaloja el miércoles a la de aire africano que lleva en Galicia desde el viernes. Habrá nubes bajas y nieblas en el litoral atlántico, chubascos tormentosos en el interior y descenso significativo de las temperaturas.

Votación
13 votos
Comentarios

Una masa de aire atlántico trae el miércoles un descenso de las temperaturas